Netflix vs. Hollywood: Gobierno de EEUU advierte a Academia de eventual monopolio

Películas de Netflix como Roma (en la foto), no deberían competir por un Oscar de acuerdo a Steven Spielberg.

El Departamento de Justicia envió carta a la Academia de Hollywood manifestando que un cambio de reglas que impida a la compañía de streaming competir por los premios Oscar, podría violar la ley.




Dos días después de que Green Book (2018) ganó sorpresivamente el Oscar a Mejor película el 24 de marzo y desbancó a la gran favorita Roma, se supo que el principal lobista del filme de Peter Farrelly había sido Steven Spielberg. Pasó apenas una semana tras al balde de agua fría para Roma, distribuida por Netflix, y el portal de noticias Indiewire reveló que el director de Indiana Jones volvía al ataque: pediría un cambio de reglas en la próxima reunión de gobernadores de la Academia de Hollywood para que las películas de servicios de streaming como Netflix o Amazon no pudieran competir por el Oscar.

En rigor lo de Spielberg no era nuevo. Ya a principios del 2018 había dicho que los largometrajes realizados para exhibirse en televisión no debían batallar por el Oscar. "Su lugar son los premios Emmy", dijo entonces a la cadena británica ITV News. Al parecer sus palabras y las señales que ha dado la Academia de Hollywood en relación a Netflix han ido demasiado lejos: en esta oportunidad es el propio Departamento de Justicia del gobierno de Estados Unidos el que ha intervenido en abierta oposición a Hollywood.

De acuerdo al diario especializado Variety, el organismo estatal envió una carta a la Academia de Hollywood el día 21 de marzo manifestando su preocupación por los eventuales cambios en las normativas del Oscar. En la misiva escrita por el jefe de la División Antimonopolios del Departamento de Justicia, Makan Delrahim, se expresa: "En la eventualidad de que la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas introduzca nuevos requisitos para que una película sea elegible al Oscar y al mismo tiempo se pase a llevar la competencia entre ellas, se producirá una preocupación antimonopolio".

Un vocero de la Academia de Hollywood confirmó la recepción de la carta por parte de su directora ejecutiva Dawn Hudson. "Hemos recibido la carta y respondimos apropiadamente. Nuestra reunión anual de la junta de gobernadores de la Academia será el 23 de abril. Ahí se discuten las reglas y todas las ramas presentan sugerencias de cambios", fue la información oficial.

La carta del Departamento de Justicia cita la sección 1 de la Ley Sherman antimonopolios que "prohíbe los acuerdos anticompetitivos entre competidores". En la carta, el jefe de la División enfatiza: "Si la Academia adopta una regla que despoje a ciertas películas (como las en streaming) de la posibilidad de ser elegible para los Oscar, redundando en la disminución de sus recaudaciones, tal norma podría violar la Ley antimonopolios".

Las preocupaciones de la División Antimonopolios del gobierno de EE.UU. ya se manifestaron en las fusiones de los conglomerados mediáticos AT&T-Warner en el 2018 y Comcast-NBC Universal en el 2011.

Históricamente el cambio más importante que Hollywood ha sufrido a partir de la legislación pro-competitiva de EE.UU. se produjo tras el llamado caso de Estados Unidos vs Paramount de 1948, que obligó a que los estudios de Hollywood se desprendieran de sus propios teatros. Como consecuencia, disminuyó la cantidad de películas por año, aumentó la diversidad temática y surgieron más cineastas independientes, terminando el viejo "sistema de estudios" de Hollywood.

Comenta