"Nos hemos ido haciendo bien amigas": La intensa agenda en Francia que acercó a Cecilia y Brigitte

32edb013-7451-43b0-8a91-e731fa785608

Desde La Moneda hacen ver que la Primera Dama tiene una cercana y cordial relación con la mujer de Emmanuel Macron. Morel presentó su proyecto "Adulto Mejor" frente -entre otras- a sus pares de Australia, Japón y Estados Unidos.


Mucho se ha contado del encuentro que el Presidente Sebastián Piñera y su mujer Cecilia Morel tuvieron con Brigitte Macron el sábado pasado en un restaurant de Biarritz, Francia. Mientras comían -ambos estaban en ese país por las reuniones en el marco del G7 en el cual Chile fue país invitado- la mujer del Emmanuel Macron se instaló en la mesa de los chilenos, conversando por más de media hora sobre sus familias, Francia, Chile, y el G7.

Desde La Moneda han dejado entrever que ambas mujeres gozan de gran complicidad. "¿Ven? Yo les dije lo cálida y relajada que es", comentó Morel al término de la comida a sus cercanos. Hacía alusión a que ya se habían conocido con la esposa de Macron para la visita oficial que los tuvo en Francia en octubre de 2018, cuando Brigitte los recibió e hizo un extenso recorrido por el palacio del Eliseo en París.

La cercanía entre ambas recuerda a la que tuvieron, en su momento, Marta Larraechea -esposa de Eduardo Frei- y Hillary Clinton, quien incluso fue a su casa en Las Condes y la habría citado en dos de sus libros.

Lo cierto es que la pasada de Morel por Biarritz tuvo una intensa agenda que -afirman desde Palacio- hizo "crecer la amistad" entre ambas.

Al día siguiente de la comida en que Brigitte se instaló en la mesa con los Piñera, las primeras damas presentes en el lugar acudieron temprano a un hotel donde las esperaba la francesa. Luego emprendieron viaje hasta Espelete y Cambo de Bains, a 30 kilómetros de Biarritz.

Solo la esposa de Donald Trump, Melania, fue aparte en su auto personal. Las restantes primeras damas partieron todas juntas en una van. El día terminó en Cambo Les Baines, donde asistieron al refugio del autor de Cyrano de Bergerac. En el almuerzo, Morel -quien habla un francés bastante fluido- explicó a sus pares el programa "Adulto Mejor" que está implementando en nuestro país y que busca integrar a los adultos mayores a través de una serie de medidas intersectoriales.

El día terminó con la cena oficial del G 7 donde también acudió Morel: nuevamente la pareja presidencial chilena posó en forma distendida y relajada al lado de los Macron, con el oceáno Atlántico a sus espaldas.

Ayer lunes, en tanto, Brigitte llevó a las primeras damas a la playa de Cote des Basques en Biarritz, donde presenciaron una muestra de talleres relacionados a la protección de los océanos y la biodiversidad del mar. Cada primera dama en compañía de jóvenes firmó un compromiso para cuidar el mar, el que ha sido uno de los temas más importantes de la cumbre.

"Nos hemos sentido muy acogidos e incluidos en todas las actividades de esta cumbre del G7. Estoy muy agradecida de Brigitte. Es una gran anfitriona. Nos hemos ido haciendo bien amigas. Desde mi primer encuentro me impresionó su calidez y cercanía", dijo Morel tras su apretada agenda.

Ayer las primeras damas compartieron por última vez un almuerzo buffet donde la anfitriona tomó la palabra y agradeció la presencia de sus visitas. En ese momento y a solas Morel le agradeció su cariño y le señaló que le encantaría tenerla en Chile para la COP 25.

Comenta