“Otro loco más”: Viñamarino compra edificio del ex Bar Inglés de Valparaíso para restaurarlo

3 DE MAYO DEL 2022. FACHADA DEL EDIFICIO DEL EX EL BAR INGLÉS. FOTO: DEDVI MISSENE

Ignacio González López (37), abogado viñamarino, firmó ayer la escritura de compraventa del emblemático Bar Inglés de Valparaíso, que hace un año sufrió un derrumbe parcial y perdió parte de su fachada. Con su socio y un equipo de arquitectos reforzará su estructura y reconstruirá los elementos tradicionales del edificio -construido 1866-, para luego arrendarlo a un inversionista que busque recuperar su antigua usanza.




El 7 de mayo de 2021 el ex Bar Inglés de Valparaíso sufrió un derrumbe parcial de su fachada. El edificio, que data de 1866, albergó durante un siglo al emblemático restaurante, hasta que en 2017 cerró. Cuatro años después, el accidente reveló la deficiente mantención de uno de los edificios más antiguos del Puerto, ubicado en la zona de amortiguación del Sitio declarado Patrimonio Mundial por la Unesco.

Pero eso no fue impedimento para que el abogado Ignacio Javier González López (37) y su socio (un pariente), ambos viñamarinos, se aventuraran a comprar la propiedad de 2.000 m2 con el objetivo de recuperarla en su antigua usanza.

Ambos tienen un vínculo especial con la ciudad, dice González. Sus abuelos trabajaban en el puerto como empleados fiscales y comerciantes -fueron dueños de la antigua Librería Universo, en calle Serrano, y de la sastrería El Tigre, en la Avenida Argentina-, por lo que de niño frecuentaba mucho el sector, “en la época de apogeo de Valparaíso. Es difícil pensar que pueda vuelva a ser algo así, como hace 60 o 70 años, pero creo que, peor de lo que está, difícil”.

La decisión de compra, asegura, “es por Valparaíso. Por darle una oportunidad a la ciudad, que está en el suelo”.

¿Cómo se siente después de firmar?

Contento, motivado. Se cumplió un anhelo con este edificio en particular. Yo lo miraba, recorría, buscando una oportunidad de poder hacer algo. Y se dio (...). Cuando me han preguntado si existe la posibilidad de instalar de nuevo el Bar Inglés yo estaría de acuerdo, siempre y cuando no fuese un local de comida rápida, sino que volviese a ser lo que era, la tradición que tenía.

2 DE MAYO DEL 2022. RETRATO A IGNACIO GONZÁLEZ. FOTO: DEDVI MISSENE

Usted creció y estudió en Viña del Mar. ¿Por qué comprar un edificio como este en Valparaíso?

Me siento un apasionado por Valparaíso. Otro loco más. (Antes de firmar la compra) mis amigos me decían ‘qué estás haciendo’. Eso, cuando les mostraba el edificio por calle Cochrane, porque cuando lo muestras por Blanco (donde fue el derrumbe), piensan que te dio un accidente cerebrovascular. Pero el edificio está bien ubicado, entre bancos y notarías (...). Nos gustaría que fuera lo que fue -y ya hay tres personas que me han contactado con esos fines-. Que volviera el Bar Inglés, con ese nombre. La idea es que el edificio vuelva a aguantar 200 años más.

¿Cómo encuentra que está Valparaíso hoy?

Muy deteriorado. Descuidado. No sé si será un tema de recursos, o de administración de los recursos.

¿Cuál es la causa de ese deterioro?

La desconozco, pero hay cosas patrimoniales (...), aún quedan señales de lo que fue Valparaíso. Atisbos. Pero lo que queda está muy deteriorado por falta de mantención, de preocupación. No es atractivo, para los dueños de los edificios, invertir (en la ciudad).

¿Qué le parece la gestión del alcalde Jorge Sharp (Ind.)?

Yo no soy político, pero veo más de lo mismo, no veo un cuidado absoluto de una ciudad tan linda como es Valparaíso. Hace un tiempo con mi señora nos quedamos a alojar en un hotel de Cerro Alegre. Y en la noche fue un desastre, tuvimos que salir: peleas y botellas quebradas. Cuando partió el ruido fuimos a la administración, y nos explicaban que no hay nada que hacer. Que llaman a seguridad ciudadana, pero que no llegan por el miedo a lo que les pueda pasar. Quedamos impactados. Una semana después murió una persona en el pasaje Dimalow.

3 DE MAYO DEL 2022. FACHADA SUR DEL EDIFICIO DEL EX BAR INGLÉS DE VALPARAÍSO. FOTO: DEDVI MISSENE

Restauración

¿En qué condiciones está hoy el edificio?

Hay un estudio de ingeniería que dice que el edificio no tiene riesgo de caerse. Lo encargaron los antiguos propietarios.

Hubo un informe de la Municipalidad de Valparaíso que advertía un alto riesgo de derrumbe...

Era bien particular, sobre los sectores que están con problemas, pero la estructura en sí no tiene riesgo de derrumbe. Porque es uno de los pocos edificios de la ciudad que no está construido 100% de adobe. Es una construcción mixta. Su base es de albañilería; el segundo piso, de fierro y albañilería; el tercer piso, de adobillo y madera. Y se empieza a alivianar para arriba. Eso explica por qué ha aguantado tanto. De hecho, solo se cayó un pedazo de la fachada. Luego fue demolida por la municipalidad con una retroexcavadora, de una manera bastante llamativa. Creo que no existió el cuidado adecuado (...). Se perdieron hartas cosas que eran valiosas y se podrían haber recuperado. Ahora hay que rehacer cosas que estaban.

¿En qué consistirá la restauración?

Hay que resguardar ciertos cánones, en la rehabilitación del edificio, respetando lo antiguo. Respetando al máximo la tradición y antigüedad del edificio.

¿Qué harán, específicamente?

El refuerzo pasa por darle solidez. Cambiar las vigas que correspondan. Recuperar el techo. Las cañerías y el sistema eléctrico, que tiene riesgo de incendio. Y reconstruir toda la fachada por calle Blanco.

¿Qué plazos manejan?

Hay que hacer un estudio bien hecho, revisar qué maderas tienen termitas. Lo ideal es terminar el proyecto en el menor tiempo posible. Partir haciendo los estudios e inmediatamente partir con los trabajos. Empezar a construir este año, dándole prioridad a lo más importante: que el edificio no sean un riesgo.

Piso de la entrada norte del antiguo bar (2021).

¿El fin es arrendarlo?

Arrendarlo con pinzas, con toda la calma. Estamos preparados para aguantar, la restauración y los gastos, pero para buscar a las personas idóneas que habiten el edificio.

¿Qué tanto hay de quedar en la historia, detrás de todo esto?

Como un Robin Hood, ¿dices tú?

Claro, porque usted dice “esto es por Valparaíso”. Suena altruista, muy desinteresado.

No hay nada de eso. De quedar en la historia. Hay un tema de hacer un aporte. Con esto pretendemos despertar interés en otras personas. Yo soy una persona natural y la verdad es que con harto esfuerzo se está haciendo esto. No somos una inmobiliaria, ni inversionistas. Ver un edificio lindo en Valparaíso llama la atención. Y el de al lado también puede estar lindo, y así sucesivamente. Y ya hay otros edificios que se están recuperando: el edificio conocido como La Nave, el Palacio Subercaseaux, el Bar Cinzano, el edificio de la ex Bolsa de Valores y ahora el Bar Inglés. Son iniciativas reales.

¿Por qué es una buena noticia para Valparaíso?

Yo veo a Valparaíso en decadencia, o la veía en decadencia, pero al ver estas otras iniciativas (...) creo que dará un incentivo a otras personas.

¿Qué expectativa tiene del gobierno de Gabriel Boric, en relación a Valparaíso? El alcalde ha señalado que falta inversión del Estado en la ciudad.

Espero que, sabiendo que el alcalde tiene una buena relación con el Presidente, sea un incentivo para la ciudad. No había visto una amistad cercana entre alcalde y Presidente. Espero que eso se materialice.

07 MAYO DEL 2021. DERRUMBE PARCIAL DE LA FACHADA DEL EDIFICIO DEL EX BAR INGLÉS DE VALPARAÍSO, UBICADO EN CALLE BLANCO. FOTO: DEDVI MISSENE

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.