Review | Forza Horizon 5, perfección que abre las compuertas de la nueva generación

El nuevo título exclusivo de Microsoft es sin lugar a dudas el videojuego más espectacular, completo y extenso disponible en las nuevas consolas.


Forza Horizon 5 es el videojuego que realmente abre las puertas a la nueva generación.

Sí, durante el primer año de las nuevas consolas han surgido propuestas que lucen de forma espectacular, y que inclusive tienen gráficos y efectos visuales de primer nivel, pero lo que hay que dejar en claro es que ciertamente ninguno está a la altura del trabajo realizado por Playground Games, exclusivo de las plataformas de Microsoft.

Lo anterior es relevante de destacar porque ese tipo de aspectos de presentación visual son siempre una de las principales cartas de un juego como este. Y en lo que compete al nuevo Forza, uno solo puede destacar que los escenarios representan una actualización visual impactante y el despliegue de todo lo que rodea a los vehículos, incluyendo los efectos para reforzar la idea de su velocidad (con luces, sombras, polvo y gotas de agua), son simplemente apabullantes.

Desde el comienzo este es un videojuego que busca embobarnos con sus secuencias, que comienzan tanteándonos que hasta nos encontraremos con tormentas de arena.

Pero a medida que expandamos nuestra exploración, nos vamos dando cuenta de que este es un título que nos entregará escenarios selváticos, montañosos, playeros y todo lo que se les pueda ocurrir para poner en bandeja de plata a las bellezas de un país como México. Obviamente aquello no es una réplica exacta, pero es claro el objetivo de los responsables de este videojuego para entregar una versión estilizada que rinda verdadero tributo a los múltiples rincones de esa nación.

Y lo más impactante de todo eso es que a pesar de que la Xbox Series X es puesta a prueba como con ningún otro título, la consola ni siquiera suda.

La potencia visual queda clara desde el primer minuto, en donde nos insertan de lleno en una sucesión de secuencias de introducción que dan cuenta de los majestuosos escenarios presentes en esta aventura que nos lleva a lo largo y ancho de México.

Pero la apuesta de Forza Horizon 5 también queda reforzada por su sólido, rápido, furioso y perfecto sistema de conducción, sin el cual no importarían ni sus cientos de vehículos ni su mapa gigantesco plagado de desafíos.

Si bien ese apartado en la saga de Forza Horizon nunca ha estado en duda, en esta nueva entrega impulsan la experiencia previa para nuevamente remarcar que este esta es una franquicia de videojuegos que no solo son atractivos para los jugadores más experimentados con los simuladores. Inclusive alguien como yo, que nunca tiene como prioridad el experimentar con juegos de carrera, puede quedar cautivado con su propuesta.

Más allá de que el trabajo de todo lo que compete a la dirección, frenos y suspensión potencian a esta experiencia, Forza Horizon 5 recoge también toda la experiencia previa de la saga para entregar el videojuego más completo en este ámbito.

Tomando el volante como la nueva estrella del mundo de las carreras, aquí nos introducen rápidamente en su propuesta de mundo abierto en el que podemos recorrer cada camino para llevar a cabo una sucesión de desafíos sin fin de su verdadera fiesta de la velocidad.

Algunas de esas alternativas en su modo de carrera involucran a carreras tradicionales en circuitos definidos, pruebas de velocidad en sectores específicos del mapa o desafíos de corte más turístico en donde debemos sacar fotografías o encontrar nuevas rutas. Lo habitual está.

Además de esa base, en Forza Horizon 5 también hay un gigantesco número de alternativas en las que debemos recorrer cada sendero mexicano, incluyendo a aquellos que no tienen asfalto, para superar las pruebas que no solo demuestran nuestra calidad, sino que también ponen a prueba nuestro nivel contra amigos y otros jugadores a través de un profundo nivel de interacción multijugador. Algo que va desde intentar superar marcas a generar desafíos en pleno avance por la carretera.

Es en todo ese aspecto en donde está la principal fortaleza de este videojuego, ya que si bien otros títulos ya han sido muy versátiles a la hora de entregar una gran variedad de pruebas a sortear, en Forza Horizon 5 todo está conectado para beneficio de cada jugador.

Las locaciones, el propio mapa y la calidad técnica de su presentación están pensadas para generar una propuesta de mundo abierto automovilístico como ninguna otra. Y la experiencia en el volante deja en claro que ese objetivo es conseguido ampliamente.

Sumado al profundo espacio de personalización, no solo de los vehículos sino que también de las propias competencias, Forza Horizon 5 desde ya está instalada como la experiencia de nueva generación más profunda, enganchadora y atractiva.

Vital en ese éxito es todo lo aprendido por Playground Games respecto al título anterior, por lo que aquí nuevamente existe un amplio sistema de actividades basado en temporadas que da aún más impulso a este título del que de seguro seguiremos hablando por los próximos años. Y es que así de bueno es.

Forza Horizon 5 ya está disponible en las consolas Xbox y computadores con Windows.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.