Fórmula 1: las razones de los pilotos para elegir el número con el que corren

¿Por qué Hamilton lleva el 44? ¿Por qué Alonso tiene el 14? Te invitamos a conocer algunos de los secretos de los pilotos de la principal prueba automovilística del mundo.




El mundo del deporte tiene una serie de particularidades que parecen ilógicas en muchas ocasiones. Entre ellas, las cábalas asoman como historias anecdóticas que no tienen sustento empírico, pero que para los protagonistas resultan esenciales.

La lista de acciones que realizan es larguísima. Y van desde ocupar las mismas calcetas los días de competencia a no poder tocar la copa antes de que empiece el juego de definición. Otros deben escuchar algún tipo de música y los más creyentes no pueden salir a competir sin antes hacer una plegaria.

En el mundo del automovilismo una situación que se repite es la lucha de los pilotos por poder competir con un número particular. Bien saben que no llevarán el auto más rápido, pero genera una sensación de más tranquilidad saber que en el dorsal van con el número que representa algo relevante en sus vidas.

La Fórmula 1 no escapa a esa tradición de los pilotos. Independiente de que la competencia se analice y prepare cada vez más en los simuladores y computadores, los más destacados de la grilla han sabido mantener aquel número que, de paso, les permite generar una difusión con su propio nombre, algo que en estos tiempos predominantes de las redes sociales es un hándicap.

Otro hecho que ha permitido diversos números es que a nivel reglamentario desde hace ocho años se les permite escoger voluntariamente el número para lucir en sus monoplazas, quedando solo dos reservados: el nº 1 para el campeón del mundo de la temporada anterior si es que desea ocuparlo y el nº 17, número retirado en homenaje al fallecido Jules Bianchi.

Otros números que momentáneamente no se pueden ocupar, puesto que quedan bloqueados hasta dos años después de que un piloto deja la F1, son el 8 (por Romain Grosjean), 23 (por Alex Albon), 20 (por Kevin Magnussen), 26 (por Daniil Kvyat) y el 88 (por Robert Kubica).

Entonces, para saber por qué Lewis Hamilton ocupa el 44, Fernando Alonso el 14 o Kimi Raikkonen el 7, los invitamos a ver las razones de los principales pilotos de la F1.

Daniel Ricciardo - 3

El número más bajo en la actual grilla también lo replica desde sus primeros años en el karting, pero no es la única razón, puesto que además era el número con el que corría uno de sus ídolos, tal como lo recordó el propio Ricciardo. “Fue el primer número con el que he corrido, lo recibí cuando yo corría en Go-Karting, y se me quedó más o menos para el resto largo de mi carrera de karting. Una vez que me dieron el número 3, me di cuenta de que uno de mis héroes, el último, Dale Earnhardt, llevaba también el número tres en la Nascar”, dijo.

Lando Norris – 4

Una de las mayores promesas de la F1 reconoció que tenía una idea en mente, pero que al final decidió tomar un camino personal y que, además, le encajaba perfecto con el logo que lleva su nombre. “La historia es que no hay ninguna explicación al número 4. No hay un número que haya usado de forma consecutivo en todos los campeonatos. Llevé el 31, el 11 y en karting tuve el 33 y el 46, pero ninguno de ellos significa mucho para mí. Al final me quedé con el que me gustó más. Esa es la principal razón. Me habría quedado con el 46 (el número de Valentino Rossi), pero no quise ser un copión, así que elegí por mí mismo. Ahora tengo algo nuevo que encaja perfectamente con mi logo (L4ando)”.

Sebastian Vettel – 5

El alemán eligió el número 5 porque fue el que llevaba en el dorsal cuando fue campeón en el karting en el año 2001 y cuando ganó su primer título del mundo de la F1 con Red Bull en 2010. De los actuales campeones en competencia, es el único que tomó el 1 al año siguiente de ser campeón.

“Lo escogí porque tuve bastante éxito en los karts en 2001 con el número 5. Y lo tenía en 2010 cuando me convertí en campeón del mundo por primera vez. Además, varios pilotos han llevado el número 5 al título al igual que Michael Schumacher y Nigel Mansell”, reconocería hace un tiempo el actual piloto del equipo Aston Martin.

Nicholas Latifi – 6

El joven canadiense es uno de los que tiene la razón más extraña de toda la grilla. El piloto de Williams solicitó el nº6 al aterrizar en la Fórmula 1 el año pasado. La explicación en este caso es geográfica, puesto que su ciudad de origen es Toronto y a esa localidad se le conoce como The Six, por el rapero Drake. Eso sí, no es una creación del artista, Toronto antes estuvo dividida en seis distritos y los dos códigos de teléfono para llamar a la ciudad empiezan o terminan en seis. “Sé que es una decisión algo rara, pero correré con este número”, dijo al momento de su elección.

Kimi Raikkonen – 7

El finalndés es dueño de uno de los números más codiciados de la F1, sin embargo, su historia no tiene un trasfondo llamativo. Y fiel a su estilo, el propio piloto se encargó de aclarar el origen de su elección. “No hay ninguna historia en particular que me vincule a él. Es el número que ya tuve el año pasado y no veo razón alguna para cambiarlo. Me gusta y eso es suficiente, ¿no?”.

Sergio Pérez - 11

El mexicano compite con el número 11 en su Red Bull y su decisión se conoció hace un par de años, cuando dejó en claro que el automovilismo no es su única pasión. El mexicano también es un hincha furibundo del fútbol, especialmente del América y decidió el 11 como homenajes a Iván Zamorano, el delantero nacional que vistió la camiseta de Las Águilas.

“Soy seguidor del américa y cuando bam-bam llegó al equipo me gustaba mucho como jugaba, los goles que hacía. Entonces le tomé mucho cariño y como él jugaba con la 11 a partir de ahí comencé a correr con ese número. No había balón que se le fuera, iba por todas. Eso es lo que admiraba, su determinación y buena disposición en la cancha. Es de los primeros jugadores que recuerdo”, precisó Checo.

Fernando Alonso – 14

El español regresó este año a la Fórmula 1 y lo hizo de la mano del equipo Alpine. Y entre sus exigencias y deseos estaba el correr con el número 14, el mismo con el que corrió sus últimas temporadas en Ferrari y McLaren. El propio asturiano se encargó de comentar la razón en una entrevista.

“Cuando tenía 14 años, el 14 de julio y con el coche número 14 fui campeón del mundo (en karting). Desde ese momento no tuve dudas de que mi número era el 14”, recordó el piloto sobre aquel día de 1996 en que la numerología le dio una razón para escoger su número de la suerte.

Charles Leclerc – 16

El piloto de Ferrari debió ir descartando sus primeras opciones, hasta que se quedó con el 16. “Quería el número 7, pero fue elegido por Kimi Raikkonen. Luego elegí el 10, pero Pierre Gasly, que llegó antes a la F1, ya lo había escogido. Entonces tomé el 16, porque el 16 de octubre es mi cumpleaños, además de que, si sumas 1 y 6 son 7, es mi número favorito”, dijo el monegasco, recordando lo realizado por Iván Zamorano en el Inter, quien al ceder su número 9 a Ronaldo, se decantó por el 18, pero le agregó el signo + entre el 1 y el 8.

Max Verstappen - 33

El holandés del equipo Red Bull corre con el número 33, ya que el era el que ocupaba cuando más pequeño en las categorías infantiles. Eso sí, reconoció en algún momento que hubiese preferido el 3, pero su compañero de equipo en esos años en Red Bull, Daniel Ricciardo, lo había escogido antes.

Lewis Hamilton – 44

El campeón del mundo de la Fórmula 1 y actual líder de la temporada tras su segundo lugar en el GP Emilio Romagna (victoria de Max Vestappen) podría haber reclamado para su Mercedes el número 1, sin embargo, el británico prefirió una vía nueva y escogió el 44.

“Es el número que usé en mis inicios en el karting. Lo tomé de la patente del auto de mi papá, que era F44, antes de mi primera carrera”, contó el piloto a la BBC Sports tras recibir el premio a la Personalidad (británica) del Deporte en 2019.

En la F1, Hamilton lleva el 44 desde 2014. Ese año sumó su segundo título, y entonces podía pedir el 1, pero su reacción fue distinta. “A mí el ‘1’ no me genera nada. Lo puede tener cualquiera que sale campeón, como Vettel o en su momento Schumacher. En cambio, el 44 no lo usó nadie. Es el número de mi familia, mí número”, reconoció en su minuto el corredor, amparándose en aquellos años en que se dejó de obligar al campeón a utilizar el número más bajo. Y en ese instante además se convirtió en el primer y por ahora único campeón de la F1 en defender la corona con otro número que no sea el 1.

Mick Schumacher – 47

El hijo del gran campeón del mundo debutó este año en la Fórmula 1. Y como número para llevar en su monoplaza fusionó el 4 por sus triunfos en la F3 y el 7 por los títulos mundiales de su padre.

“Fue una elección divertida, ya que además si sumas todas las fechas de cumpleaños de nuestra familia, también sale 47. Es algo bonito para mí”, señaló el piloto del equipo Haas.

Carlos Sainz – 55

El español que llegó este año a Ferrari tuvo que buscar alternativas a sus opciones originales, pero se mostró feliz por la elección, ya que le permite jugar con su nombre.

“Mi número favorito es el 19 (pero estaba ocupado por Felipe Massa), por eso me decidí por el 55. Me gusta mucho el número 5; de hecho, después del 19 cogería el 5, pero éste lo tiene Vettel, y he visto que el 55 no estaba cogido... Además, cuadra mucho con mi nombre, con las dos S de CarloS Sainz, y queda un buen ‘mix’ ahí, entre letras y números”, reconoció el hispano.

Valtteri Bottas - 77

Pensando más como un recurso gráfico, el compañero de Lewis Hamilton quería el 7, pero estaba en poder de Kimi Raikkonen, por lo que optó por el 77. La razón es que podía cambiar la doble TT de nombre y de su apellido por el número elegido, convirtiéndolo en Val77eri Bo77as.

Antonio Giovinazzi - 99

El compañero de Raikkonen pone la cuota de emoción que no posee el finlandés y lo asocia a un comentario maternal. Según explicó el joven piloto del equipo Alfa Romeo, “pude ganar mi primer título en Italia en 1999 después de superar grandes dificultades y mi madre descubrió que el último será el primero”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Recientemente, un conjunto de normas abrió la puerta a las mujeres que deseen dedicarse al boxeo, ya que desde la revolución de Fidel Castro, estaba prohibido que participaran en torneos.