La lista actualizada de los modelos de autos que pasaron a la historia por sus desafortunados nombres

El nombre entrega una determinada impronta que, como en estos casos -ya sea por lamentables coincidencias en las traducciones o por la unión de dos vocablos- no siempre logró el efecto deseado por las marcas.




Audi e-tron

Es el flamante SUV eléctrico de la firma de Ingolstadt y, además, el último protagonista de Audi en el Super Bowl. Sin embargo, en su afán por resaltar su condición de auto eléctrico, los alemanes no pensaron en las traducciones que el nombre e-tron pudiera tener. Así, la palabra étron en francés se traduce a un montón de excremento.

Renault Duster

El SUV del Grupo Renault para los mercados emergentes, vendido en países del este de Europa como Dacia Duster, tiene dos particularidades. En inglés se traduce como ‘plumero’ o ‘trapo’ y en alemán, su fonética es muy igual a la de la palabra que denota oscuridad. Por suerte ni Alemania ni el Reino Unido son los mercados a los que está dirigido.

Ford Probe

Fue un auto de look sport que tuvo dos generaciones en el mercado norteamericano. La primera en 1988 y la segunda en 1997. Probe en alemán puede significar ‘pene’ en determinados contextos.

Hyundai Kona

El ecológico surcoreano debe su nombre a una región de Hawái, no obstante en Portugal se denomina Kauai. ¿El motivo? En dicha lengua la palabra ‘cona’ se refiere a la vagina, pero de manera vulgar.

Lamborghini Reventón

No tiene mucho que explicar. Un reventón es una de las cosas que más teme quien gusta de la alta velocidad. Como todo Lamborghini, este nombre tiene explicación en un selecto toro.

Mazda Laputa

Tampoco hace mucha falta explicar el problema con este antecesor del Ignis. Se vendió entre 1999 y 2006.

Mitsubishi Pajero

Es uno de los más recurrentes en estos listados, puesto que su denominación es evidentemente risible en los países de habla hispana. En Mitsubishi no pensaron en ellos cuando lo bautizaron. Luego, para evitar las burlas, la marca de los tres diamantes lo denominó en ciertos países como Mitsubishi Montero. De todos modos, como te contamos, el Pajero ya es parte de la historia.

Nissan Pivo

Es un auto conceptual de Nissan presentado en 2005. Si bien nunca llegó a producirse, en caso de que sí hubiera tenido el visto bueno, probablemente hubiera cambiado su denominación en países del este de Europa. Tanto en República Checa como Polonia, su fonética quiere decir ‘cerveza’.

Seat Tarraco

El nombre del SUV español de Seat debe su nombre a la antigua ciudad de Tarraco, actual Tarragona. Nadie en Cataluña reparó en que en turco suena muy parecido a ‘yarrako’, que es una jerga en dicho idioma para denominar nuevamente al pene.

Toyota Corona

Vendido por la casa japonesa entre 1957 y 1996, este sedán lleva un nombre que hoy en día todos buscan evitar.

Toyota MR2

Este pequeño roadster nipón debe su denominación al hecho de ser un auto de motor central, de tracción trasera y biplaza. En Francia se vendió únicamente como Toyota MR. La abreviación ‘MR2’ en ese país se asemejaba a decir ‘una mierda’.

Kia Picanto

Si este nombre no te suena, no es raro, puesto que en Chile el Picanto se comercializa bajo la denominación Kia Morning. Claramente se parece a la palabra ‘picante’, que más allá de referir a una comida de fuerte picor, también se asocia con una cuestión de mal gusto.

Comenta