Los temas que marcarán la cumbre del G7 en Francia

Macron Putin

El Presidente francés, Emmanuel Macron, y su homólogo ruso, Vladimir Putin, caminan durante una reunión en Fort Bregancon, Francia, ayer. Foto: AFP

La guerra comercial entre EE.UU. y China será una de las temáticas para el encuentro de este fin de semana. Pese a que Rusia fue expulsado del G8 en 2014, Macron decidió reunirse con Putin en la antesala a la cumbre.


Faltan solo cuatro días para que las mayores potencias del planeta se encuentren en su cita anual del G7, esta vez en la ciudad de Biarritz en Francia. La cumbre, que reúne a los líderes de Estados Unidos, Canadá, Francia, Reino Unido, Alemania, Italia y Japón, estará presidida por Emmanuel Macron. Sin embargo, en la antesala a este encuentro, el mandatario francés jugó una carta que tiene al resto de los países de la cumbre en alerta. Así, ayer se reunió con el Presidente ruso, Vladimir Putin, para intentar demostrar que puede tener un diálogo honesto con Moscú sobre las principales temáticas globales, pese a las divisiones.

La cita entre Macron y Putin juega un papel sustancial, considerando el contexto político del G7. Después de la anexión de Crimea por parte de Rusia en 2014, los miembros del G8 decidieron excluir a Rusia de la instancia global, a petición de Barack Obama. Por eso, los medios franceses sostienen que esta reunión es una manera de incluir a Moscú en este evento clave.

Entre los temas que ambos líderes discutieron figura la situación ucraniana en las regiones separatistas pro-rusas, las crisis internacionales donde Rusia juega un papel crucial, como en la guerra en Siria, y las tensiones entre Irán y EE.UU. por el acuerdo nuclear. Estos temas seguramente también serán tratados por los siete líderes el fin de semana, pese a que la temática oficial es la "lucha contra las desigualdades".

"Al recibir (a Putin) Macron muestra su deseo de multilateralismo, a pocos días de la cumbre de Biarritz. Enredado en una complicada situación doméstica, el jefe de Estado ruso pone en escena su habilidad para dialogar en el ámbito internacional. En resumen, se trata una política de pequeños pasos diplomáticos para avanzar, incluso modestamente, en las problemáticas principales", dijo a La Tercera el analista político francés Olivier Ihl.

Estos siete países, que representan el 58% de la riqueza neta global, debatirán acerca de temas como la guerra comercial entre EE.UU. y China, el Brexit, los impuestos a los gigantes digitales, las tensiones entre Washington e Irán, la reciente crisis italiana, entre otras problemáticas mundiales. La última reunión del grupo en Canadá estuvo marcada por el proteccionismo estadounidense liderado por Donald Trump.

Guerra comercial

Una de las principales temáticas será la guerra comercial entre EE.UU. y China, ya que es probable que los miembros del G7 busquen alcanzar a algún tipo de tregua entre ambas potencias. Uno de los últimos conflictos fue el anuncio de Trump, el 1 de agosto, sobre un arancel del 10% sobre las importaciones de productos chinos por un valor de US$ 300.000 millones, mientras que China detuvo las compras de productos agrícolas estadounidenses.

Pero también hay tensiones comerciales entre Francia y Estados Unidos. Trump ha apuntado a las exportaciones de vino francés, en represalia por la decisión de Francia de imponer un impuesto digital del 3% que afecta a los gigantes tecnológicos estadounidenses.

Los economistas también esperan que se discuta sobre la nueva criptomoneda "Libra" de Facebook, que es vista como una amenaza para la soberanía nacional y el funcionamiento del sistema monetario internacional.

Cambio climático y Brexit

Entre otros temas, se prevé que Macron presionará al G7 para que exista un compromiso con el cambio climático, la reducción de emisiones y la conservación de los océanos, como contrapunto al retiro de Washington del acuerdo climático de París.

La defensa a la democracia también será otro de los puntos seguramente en tabla, con la crisis en Hong Kong como ejemplo.

Pero los ojos también estarán puestos en la participación del premier británico, Boris Johnson. Trump ha expresado que está "impaciente" por reunirse con Johnson, a quien considera un potencial aliado en la escena internacional.

Además, según sostienen algunos medios, Boris Johnson buscará informarle a Francia y Alemania que la salida de Reino Unido de la Unión Europea se producirá el 31 de octubre con o sin acuerdo.

Comenta