Niños rescatados en Tailandia son dados de alta y ofrecen conferencia de prensa

Tailandia
Reuters

Tras salir del hospital de Chiangrai Prachanukroh en Chiang Rai, los "Jabalíes Salvajes" detallaron que intentaron cavar una salida del lugar.


Este miércoles los doce niños que permanecieron atrapados por 17 días en una cueva junto a su entrenador en el norte de Tailandia, fueron dados de alta.

Tras salir del hospital de Chiangrai Prachanukroh en Chiang Rai, los “Jabalíes Salvajes” ofrecieron una conferencia de prensa, en la que respondieron a preguntas aprobadas previamente por los médicos y psicólogos que les atienden.

Su comparecencia ante los medios, como explicaron las autoridades, obedece a la “curiosidad pública” que alcanzó el caso a nivel mundial, por lo que está se llevó a cabo bajo estrictos protocolos.

Hay que recordar que el grupo permaneció internado en el mencionado recinto hospitalario desde que fue rescatado entre el 8 y el 10 de julio. En medio de su recuperación, los deportistas, de entre 11 y 16 años, y el entrenador, de 26, recuperaron entre 2 y 3 kilos de peso.

Se espera que tras la conferencia de prensa, los 13 protagonistas de esta historia puedan regresar a sus hogares y así comenzar a retomar sus respectivas rutinas.

En la instancia los menores agradecieron la labor del equipos de rescate e hicieron un pequeño tributo al buzo que falleció, Saman Guman, cuando trasladaba tanques son oxígeno al lugar donde estaban los niños. “Estamos muy agradecidos por su heroísmo. Cuando supimos de esto quedamos impresionados y nos preguntamos si eso era verdad. Nos pusimos muy tristes y un poco culpables”.

Los deportistas además explicaron que la mayoría quiere terminar su educación y convertirse en un futbolista profesional y incluso formar parte de la armada de Tailandia. Además comenzaron algunos de los platos que quieren comer cuando vuelvan con sus familias.

En la relación, al tiempo que estuvieron atrapados los menores confirmaron que intentaron cavar una salida antes de que fueran encontrados por las autoridades y detallaron que no tenían alimentos y solamente podían tomar  el agua que caía de las rocas, ya que esta estaba limpia.

De acuerdo a los especialistas, todos los niños están en buenas condiciones de salud, y tiene la fuerza mental y física necesaria para que puedan volver a hacer su vida normal. En esa línea, la siquiatra que los atendió a los menores, hizo un llamado a dejar miembros de los “Jabalíes Salvajes” pueden reunirse con sus familiares sin la cobertura de la prensa.

Seguir leyendo