Hogar de ancianos donde murieron 10 mujeres funcionaba sin cumplir normativa

Vista aérea del hogar de ancianos Santa Marta, de Chiguayante, que quedó destruido tras un incendio donde fallecieron 10 mujeres. Foto. Agenciauno

La Seremi de Salud dio un plazo de 30 días hábiles para que los Establecimientos de Larga Estadía para Adultos Mayores (ELEAM) puedan regularizar su situación y obtener el certificado de Bomberos o de prevencionistas de riesgos y así funcionar de manera correcta.


El seremi de Salud del Bio-Bío, Erick Jiménez, ordenó al Subdepartamento de Farmacia y Profesiones Médicas la regularización inmediata del Reglamento de Establecimientos de Larga Estadía para Adultos Mayores (ELEAM), luego que desde el año 2010 los fiscalizadores no exigieran a 41 recintos el cumplimiento del certificado que acredite cumplir con los requisitos de prevención y control contra incendios.

La autoridad sanitaria se percató del incumplimiento luego que acreditara la falta de dichos certificados en la carpeta de expediente del ELEAM Santa Marta de Chiguayante, donde murieron 10 mujeres producto de un incendio el 14 de agosto.

“Nos dimos cuenta que efectivamente este certificado no estaba en la carpeta de este ELEAM y posterior a ello realizamos un levantamiento a nivel regional sobre la situación actual de estos ELEAM y actualmente de los 44 ELEAM que tenemos 41 no presentan este certificado”, dijo

El año 2010 el reglamento de Establecimientos de Larga Estadía para Adultos Mayores (ELEAM) comenzó a solicitar que para la autorización de los recintos construidos, es necesario un certificado que acredite que cumple con los requisitos de prevención y control contra incendios.

Tras ser publicado en el diario, a los más antiguos se les otorgó un plazo de tres años para la regularización, sin embargo nunca lo hicieron.

Para los representantes legales de los familiares de 4 víctimas, la inexistencia de los certificados confirman que no solo el recinto no cumplía con la normativa, sino también del incumplimiento de fiscalización por parte de la autoridad.

“De acuerdo a los antecedentes recabados hasta la fecha, nos asiste la convicción que la autoridad administrativa no cumplió con su obligación legal de fiscalización por lo que no se descarta una eventual responsabilidad fiscal en la causa del incendio”, señaló el estudio jurídico Fuentealba y Fernández por medio de un comunicado.

En total fueron 12 fiscalizaciones que se le realizaron al hogar Santa Marta desde el 2010 y que dio origen a un sumario sanitario el año 2014 y a su prohibición de funcionamiento tras el incendio que destruyó el pabellón dos.

La Seremi de Salud dio un plazo de 30 días hábiles para que los ELEAM puedan regularizar su situación y obtener el certificado de Bomberos o de prevencionistas de riesgos y así funcionar de manera correcta. Además, se inició una investigación interna para conocer las causas de esta irregularidad.

#Tags


Seguir leyendo