Iglesia emplaza a autoridades a buscar una “pronta solución” en el norte: “Ni Iquique ni Arica pueden absorber las demandas de vivienda, trabajo, salud y educación generadas por los migrantes que siguen llegando”

Imagen referencial. Autor: Cristián Vivero Boornes/Agencia Uno.

El obispo de Arica y presidente del Instituto Chileno Católico de Migración (INCAMI), Moisés Atisha, envió una carta al ministro del Interior, Rodrigo Delgado, expresando su “profunda preocupación por la crisis migratoria que enfrentamos y que afecta tanto a las personas que llegan a nuestro país, como a las comunidades de acogida, que sufren con la migración irregular ante la falta de políticas públicas adecuadas”.




La Iglesia Católica se pronunció este martes respecto de la “la nueva crisis social” que afecta al norte del país, realizando un “llamado urgente” a las autoridades para que “busquen pronta solución”.

A través de un comunicado publicado en el sitio web del Arzobispado de Santiago, el obispo de Arica y presidente del Instituto Chileno Católico de Migración (INCAMI), Moisés Atisha, enfatizó que “tenemos a Iquique paralizado y Arica bloqueada en sus dos entradas. Ninguna de las dos ciudades puede absorber las demandas de vivienda, trabajo, salud y educación generadas por los grupos de emigrantes que siguen llegando a esta zona del país”.

Por otra parte, el obispo local advirtió que “las autoridades tienen que buscar un camino realista de solución y regularización. Debe haber un trabajo en red con las autoridades de los otros países involucrados, de acuerdo a los principios de la ayuda humanitaria”.

El también presidente de la Pastoral Social Caritas Chile envió una carta al ministro del Interior, Rodrigo Delgado, expresando su “profunda preocupación por la crisis migratoria que enfrentamos y que afecta tanto a las personas que llegan a nuestro país, como a las comunidades de acogida, que sufren con la migración irregular ante la falta de políticas públicas adecuadas”.

Respeto a la ayuda humanitaria proporcionada, señalaron: “Seguiremos apoyando como siempre a nuestros hermanos migrantes con lo que podemos hacer, pero la solución a este conflicto no está en la Iglesia”, dijo Atisha.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.