Quintero recupera parque municipal donado hace 75 años por filántropa de origen francés

Con 200 nuevos árboles nativos y una remodelada infraestructura, la iniciativa es inaugurada este viernes y busca situarse como un pulmón verde que reduzca el impacto de la contaminación ambiental


Es parte de la memoria histórica local, se sitúa aledaño a la tradicional playa Los Enamorados y es el único parque municipal de áreas verdes en Quintero. Hace 75 años fue donado por la filántropa de origen francés Luisa Sebire, de la que lleva su nombre y quien tras enviudar de Luis Cousiño Goyenechea destinó gran parte de su fortuna a mantener vivo el proyecto familiar de ferrocarril, puerto y balneario de Quintero. Este viernes, tras varias décadas de abandono, el terreno de 3,8 hectáreas reabrirá sus puertas como el principal pulmón verde para la comuna con paseos, juegos, miradores, un anfiteatro a cielo abierto para 400 personas y más de 200 nuevos árboles nativos que buscarán mejorar la calidad del aire afectado por continuas emisiones industriales en la bahía declarada zona saturada desde 1992.

El proyecto municipal fue impulsado por el alcalde Mauricio Carrasco desde el 2014 cuando en alianza público privada gestionó con la termoeléctrica Aes Gener el financiamiento del diseño que se elaboró mediante consulta ciudadana. Posteriormente, el Gobierno Regional destinó los recursos para totalizar los $ 1.650 millones que demandó esta restauración.

La ONU recomienda 16 m2 de áreas verdes por persona en las ciudades y 9m2, la Organización Mundial de la Salud. Según estos índices, el centro urbano de la comuna presentaría un déficit próximo a 80% por lo que la recuperación y reforestación del parque ayudará también a revertir dicho indicador.

Reforestación

Originalmente, este parque reunía cientos de cipreses y eucaliptus que se vieron deteriorados por el excremento de cormoranes yeco lo que obligó el retiro de varios. La  reforestación actual contempla 200 nuevos árboles nativos que incluyen ciprés, palma chilena, molle, peumo, quillay, boldo e incluso  8 ejemplares de toromiros, árbol tradicional Rapa Nui. Además fueron plantados 100 tipos de arbustos como laureles en flor, lavandas y puyas, entre otras, y 30 tipos de enredaderas y cubre suelos como docas y orquídeas chilenas.

Los ejemplares arbóreos son parte del programa de arborización de la Conaf que en convenios con municipios, organizaciones sociales y colegios ha entregado 48 mil árboles en la región este año. Para el director regional del organismo, Pablo Mira, esta reapertura “es fundamental para la comuna dado los problemas ambientales y sobre todo si estos árboles forman un pulmón verde que será aprovechado por toda la comunidad, con el beneficio que los árboles traen para mejorar el aire y su oxigenación mediante la captura de Co2”.

Para Eugenia Gaete, encargada municipal de Patrimonio, el proyecto “contribuye a la memoria histórica de la comuna y pone en valor el aporte de Luisa Sebire al desarrollo urbano y social de Quintero, junto con rescatar un bosque icónico en una de las playas más lindas”.

Seguir leyendo