Boric, 30 años y la centroizquierda

06 de septiembre de 2022/SANTIAGO El Gabinete de Ministros, durante el primer cambio de gabinete del gobierno del Presidente Gabriel Boric. FOTO: SEBASTIÁN BELTRÁN GAETE/AGENCIAUNO



Por Claudio Pérez, Director Ejecutivo del Centro de Estudios del Desarrollo

No hay nada más complejo para un nuevo ciclo que independizarse del hogar, no tener plata para pagar el arriendo y tener que pedirle ayuda a la familia que ha sido denostada. Parte de esto ha ocurrido con el reciente cambio de gabinete, el Frente Amplio ha debido renunciar al espíritu refundacional de la política y acudir a los partidos que formaron parte de los “30 años” para conformar un nuevo gabinete y en especial un nuevo comité político.

La derrota del gobierno en el plebiscito constitucional forzó algo que ya se veía venir, un cambio de gabinete que permitiera sumar experiencia política en el gobierno. Esta ausencia en el Frente Amplio para gobernar y en especial para administrar los tiempos políticos era completamente necesario enmendar para los desafíos que se deberán enfrentar en el segundo tiempo.

El fortalecimiento del Socialismo Democrático en el comité político disminuye la influencia del Partido Comunista en el gobierno y construye un espacio político de mayor diálogo con la centroizquierda y la centroderecha. Sin duda este es un equipo ministerial de mayor experiencia y “peso político” que mira más a la centroizquierda que a la izquierda.

Los cambios realizados pueden permitir al gobierno ser parte de un gran acuerdo nacional para impulsar un nuevo proceso constitucional. La tarea no será fácil, se requerirá de mucho diálogo y voluntad política de todos los actores. Señales importantes se han dado en las últimas horas, con distintas reuniones con partidos políticos y parlamentarios.

Tal vez, si se logra aislar los extremos de izquierda y derecha se puede construir un espacio político fértil para la deliberación pública, la construcción de un pacto social y un estado social y democrático de derecho, que nos permitan disminuir las profundas desigualdades de nuestro país y lograr una mayor cohesión social.

Además, el gobierno debe gobernar. El Ejecutivo apostó su agenda legislativa al plebiscito constitucional, la derrota del domingo los obliga a abordar su programa de gobierno con el marco constitucional vigente y a desplegar un gran trabajo legislativo no solo concentrado en la reforma tributaria, pensiones y 40 horas. Será el momento del arduo trabajo pre legislativo y en el Congreso Nacional.

A lo anterior se debe sumar un complejo escenario económico y en materia de seguridad pública, no solo en la Macrozona Sur. Son dos materias sensibles para la ciudadanía que requieren de la mayor atención y trabajo de los equipos liderados por el ministro Marcel y la ministra Tohá, dos representantes del Socialismo Democrático y la Concertación.

Al final del día, es evidente que la Concertación no lo hizo mal, los “30 años” fueron más buenos que malos y en momentos de crisis siempre es bueno recurrir a la experiencia, aunque signifique reconocer errores, cambiar el tono y buscar ayuda. Lo relevante es pensar en la ciudadanía, el bien común y en nuestra patria.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

El análisis se basa en 489 estudios de poblaciones de hormigas que abarcan todos los continentes donde habitan estos insectos.