Los beneficios del té para la salud




Según la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura), el té es la segunda bebida más consumida del mundo después del agua. Se calcula que su origen se remonta a más de cinco mil años y que inicialmente se cultivó en la zona noreste de India, el norte de Myanmar y el suroeste de China.

Con el tiempo se transformó en un brebaje esencial a nivel planetario, con una gran variedad de características diferentes que se suman a la versatilidad de la infusión, ya que no solamente se puede consumir de la manera tradicional, sino también como un ingrediente en la cocina, en repostería y también como una bebida fría, algo que se popularizó a principios del siglo XX en Estados Unidos, cuando en la Feria Mundial de St. Louis el dueño de una plantación, llamado Richard Blechynde, sirvió té con hielo a los visitantes para que probaran su producto a pesar del calor que hacía. Y su experimento fue un éxito rotundo, transformándose en una bebida famosa tanto por su sabor, como por su inigualable capacidad de refrescar.

Chile es uno de los países más consumidores de té a nivel mundial, un dato positivo considerando que la misma FAO ha destacado los muchos beneficios que la infusión puede entregar a la salud.

La nutrióloga Cristina Olivos, especialista del Departamento de Nutrición y Vida Saludable de Clínica Las Condes, se refiere a los beneficios del té: “Se ha observado un efecto antioxidante sobre la piel y su protección al daño por radicales libres al consumir más de tres tazas al día por al menos dos semanas”. La nutricionista de Clínica Santa María, Bernardita Vignola, también resalta esa característica: “El té verde, oolong y té negro contienen una alta concentración de catequinas y de polifenoles, poderosos antioxidantes que actúan previniendo algunos tipos de cáncer. Además producen un efecto antiteratogénico, es decir, que disminuyen la acumulación de grasas en las arterias”. La profesional agrega: “También tienen efectos disminuyendo los niveles de colesterol malo LDL, y como vasodilatador”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.