Los mejores discos de almacenamiento externo

Foto: Immo Wegman.

A pesar de la nube, aún no pasan de moda. Es entendible: nos gusta tener nuestra información literalmente a la mano y visible. Por eso, el mercado del almacenamiento externo está lejos de desparecer. Acá mostramos los dispositivos más atractivos del mercado.



La capacidad de almacenamiento ha sido una constante transversal a la hora de elegir un dispositivo electrónico, ya sea un computador, un celular e incluso una consola de videojuegos. Siempre la pregunta de “ya, pero ¿cuánto puede guardar?” será un elemento clave, más allá de que toda la industria tecnológica esté conduciendo el tema hacia la nube.

La nube, por supuesto, cuenta con múltiples ventajas. Pero, ¿qué pasa si se cae Internet? ¿Cómo puedo acceder a mis archivos si no hay conexión? Dos contrapreguntas que aún no tienen respuesta o solución.

Desde la pandemia, la demanda por computadores —sobre todo portátiles— tuvo un explosivo crecimiento. Según datos de la consultora Canalys, el mercado global de computadores aumentó en un 13% en relación al año anterior. Pero a pesar de que las nuevas máquinas hacen gala de pantallas maravillosas, muy poco peso, versatilidad y chips de procesamiento prodigioso, la transición a discos de estado sólido (solid state disc o SSD) como nuevo y más veloz espacio de almacenamiento, ha restringido la amplitud de estas memorias. En especial si lo comparamos con algunos años atrás, cuando los discos duros (hard disk drive o HDD) eran los reyes absolutos.

Hasta hace no mucho, un “viejo” disco duro tradicional utilizaba básicamente piezas mecánicas para funcionar, además de contar con un cabezal que leía y escribía la data. Si bien aún persisten y gozan de buena salud, la tecnología ha hecho lo suyo y hoy es cada vez más común encontrar en los notebooks nuevos discos SSD cuyas capacidades no superan los 500 GB, cifra que era estándar en los HDD hace 10 años. Sin duda que con discos sólidos el acceso a los datos es mucho más rápido, aunque conllevan un pequeño sacrificio: el espacio se ha contraído.

Lo bueno es que esa misma tecnología “vieja” permite por estos días grandes cantidades de almacenamiento complementario y a precios más que accesibles. Y por cierto, con mucha mayor versatilidad y espacio que un pendrive.

Duros y sólidos

Un disco duro externo no es sólo una bodega para datos e información que no sabemos dónde guardar. Es —o puede llegar a ser— un complemento perfecto para extender las posibilidades del computador o dispositivo que ocupamos, ya sea por mayor espacio, velocidad o respaldo. En ese sentido, existen múltiples opciones de discos duros y también de estado sólido, según las necesidades del usuario. La gran mayoría de estos aparatos son universales, capaces de funcionar en casi cualquier plataforma, ya sea Windows, macOS, Linux o incluso alguna consola de videojuegos.

Lo interesante es que han ido apareciendo discos especialmente diseñados para algún sistema en particular. El mercado del almacenamiento se ha vuelto más de nicho y eso es bueno, porque así hay de todo y para todos. Esta es una selección con lo más destacable que se puede encontrar hoy.

Western Digital My Passport 4TB

En términos generales, pero enfocados estrictamente en lo que es espacio de almacenamiento, esta unidad de Western Digital es insuperable por sus prestaciones, su espacio y también su precio. Con cifrado incluido, conectividad USB-C 3.2 y apenas 210 gramos de peso, posee un más que vasto espacio de almacenamiento: caben, por ejemplo, un millón de fotos en alta resolución, aproximadamente mil películas en HD o una infinita biblioteca musical. Es un disco duro externo tradicional –es decir, no es tan rápido–, pero insistimos: con 4TB a un precio razonable y sin necesidad de un enchufe. Viene listo para ser usado en Windows, por lo que debe ser formateado para utilizarlo en otros sistemas operativos.


Seagate Expansion Desktop Drive 8TB

El trabajo en computadores de escritorio generalmente va de la mano con una gran productividad. Y por ende, con una alta generación de contenidos y toneladas de data. Este modelo de Seagate es, de los buenos discos duros (HDD) portátiles, el que mayor capacidad entrega en el mercado y a un precio razonable. De hecho, es relativamente rápido considerando su espacio, lo que le otorga un muy buen balance entre precio, capacidad gigante de almacenamiento y eficiencia. Sin embargo, viene con una contraparte: es necesario cargarlo a la corriente. También disponible hasta 18TB. Para Windows y macOS.


Western Digital Black D10 Game Drive 2TB

Quienes jugamos videojuegos en consola sabemos que el almacenamiento es más que insuficiente, por lo que tener cerca un disco duro externo es algo prácticamente mandatorio. Aquí el objetivo es encontrar suficiente espacio (8TB) y rapidez (hasta 250Mb/s), características que no siempre van de la mano en estos productos.

Pero en este modelo de WD tenemos un diseño robusto y compacto, una buena capacidad de almacenamiento y una muy buena velocidad de acceso: nada menos que 7200 RPM. Su sistema cuenta con tecnología activa de enfriamiento, especialmente diseñado para el gaming y sus altas demandas. Todo eso lo convierte en una buena opción para PCs y consolas de última generación. Ojo: necesita ser conectado a la corriente eléctrica.


Kingston XS2000 SSD 2TB

Este modelo de Kingston, además de su estado sólido, ser ultra compacto —casi parece un pendrive— y alcanzar almacenamientos de hasta 2TB, posee una de las mejores y más rápidas tasas de transferencia de datos: gracias a su conexión USB-C 3.2 Gen 2x2 llega hasta los 2.000 MB/s. De paso, también viene con un protector resistente al agua y al polvo, características y virtudes que se reflejan en su precio.


Seagate One Touch SDD 1TB

Si bien los discos pueden funcionar indistintamente para Windows o macOS —solo deben ser formateados antes de usarlos, dependiendo el sistema operativo—, existe un consenso de popularidad en que el Seagate One Touch es uno de los discos sólidos (SDD) más cómodos, resistentes, veloces y pequeños que hay a la hora de complementarlo con un Mac. Quizás es porque funciona realizando respaldos automáticos en Time Machine y de las carpetas que uno solicite. O también por su velocidad de transferencia, que alcanza los 1030 MB/s. Disponible en distintos tamaños, hasta 2TB.


LaCie Rugged Mini 1TB

Diseñado para todos aquellos que generan mucha data al aire libre —como fotógrafos, camarógrafos o viajeros empedernidos—, este disco puede ser la solución a la hora de contar con un buen complemento de resguardo que aguante caídas y resista el polvo, el agua, los cambios de temperatura y de presión, y casi cualquier accidente. Viene en versiones de uno y dos TB, puede que sea algo caro (y el cable algo corto) pero viene con una garantía de ¡cinco años! Es un elemento indispensable, además de liviano y pequeño, para quienes buscan un disco realmente resistente al entorno.


Samsung T5 SSD 1TB

También en términos generales, este modelo de Samsung es probablemente el más conveniente de esta lista, considerando todos los factores anteriormente mencionados. De tamaño compacto, resistente, liviano y hasta elegante (cabe en el bolsillo), el T5 tiene capacidades de hasta 2TB de almacenamiento, con posibilidades de encriptar información y un acceso USB-C 3.1. Pero lo mejor de todo es su rapidez de acceso a la data almacenada (540 MB/s), casi cinco veces más rápido que un disco duro HDD tradicional. Ideal también para consolas y grandes bibliotecas de contenido, el precio puede asustar, pero es un muy buen combo para público general.


*Los precios de los productos en este artículo están actualizados al 2 de noviembre de 2021. Los precios y valores pueden cambiar.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.