Gerente general de Asociación de AFP, Fernando Larraín y cambio a las pensiones: "Hay que tener cuidado de no erosionar los atributos del sistema"

fernando-larrain-LT

-El ejecutivo comenta que existe consenso y apertura en la industria sobre las temáticas que deben discutirse para mejorar el sistema. -Agrega que es relevante analizar cómo podrían influir las propuestas en el alza de las pensiones.


EL estallido de la crisis social ubicó al sistema de pensiones en el centro de las críticas. A dos meses del inicio de las manifestaciones, el gobierno aún no logra acuerdos con la oposición. Mientras eso se discute, los fondos de pensiones alcanzan este año las mayores rentabilidades de los multifondos desde 2009. En este contexto, el gerente general de la Asociación de AFP, Fernando Larraín, afirma que las problemáticas del sistema están claras, pero critica la falta de un "sentido de urgencia".

El diagnóstico es que las expectativas de vida han aumentado, las rentabilidades de las inversiones han bajado y se prevé que sigan ocurriendo hacia delante, al tiempo que el porcentaje de ahorro es insuficiente. "En el sistema antiguo se tenía que cotizar el 20%, después pasó a 10%, y debido a la realidad del mercado laboral, lo que se logra con el 10% es que las pensiones estén por debajo de las expectativas", precisa el representante de las AFP.

¿Cuál podría ser un porcentaje de ahorro óptimo?

-Si se lleva a matemática, esto es base por altura, la altura tiene que ver con esta tasa de ahorro, pero no se saca nada con aumentar la tasa de ahorro si las personas no cotizan. Se puede tener una tasa de ahorro de 15% o 20%, pero si no se cotiza de manera regular, la verdad es que igual no se tendrán buenas pensiones, y ese es un punto crucial en el diagnóstico. Al analizar la historia laboral de las personas, se trabaja harto, pero se dan dos situaciones relevantes: los salarios en Chile son bajos y el segundo punto son las lagunas previsionales. En Chile las personas transitan del mercado formal al mercado informal. Por ejemplo en el caso de las mujeres, el promedio de años de cotización es de 15 años (...) Si quiere jubilarse a los 60 años y su expectativa de vida es de 90 años, con eso deberá financiar 30 años.

¿Qué cambios se pueden hacer para dar mayor legitimidad al sistema?

-Es urgente que el sistema pueda entregar mejores pensiones y para eso se tienen que hacer cambios. No podemos seguir esperando. Hace años que los gobiernos y el mundo político no le ha dado la real importancia a este tema porque tiene costos. Si uno mira lo que está pasando en Francia, Holanda, Colombia, Brasil y otros países, todos están en un proceso de revisión de los sistemas.

La baja legitimidad es un problema del sistema completo y no solo de las AFP. Las AFP pueden hacer esfuerzos como sector, pero es relevante que esto no sea sectorial. Es el sistema completo el que no se ha adecuado a la realidad del mercado laboral, a la esperanza de vida y a la real capacidad de ahorro de las personas. ¡El desafío es colectivo! Chile es un país en donde ahorrar no es fácil, porque no basta con proponérselo. ¡Hay que dar vuelta la ecuación! Tenemos que trabajar en poner a nuestros afiliados en el centro, este debe ser un trabajo conjunto y debe ser visto como un proceso de co-creación, no uno en donde alguien instruye al otro.

¿Cuál es su análisis respecto a la discusión que se ha generado?

-Hay personas que han entregado mucho aporte técnico, político y en construcción de acuerdos. Pero es cierto que varios parlamentarios, incluso personas que han ido a matinales que dicen ser expertos en temas previsionales y la verdad es que han entregado datos que no son reales. En el mundo político, con tal de aferrarse a una idea, terminan mencionando cosas que no son correctas. Por ejemplo, respecto a la idea de poner fin a las AFP ¿cuánto van a subir las pensiones con esto? Hay que poner la discusión donde debe estar. Si se quiere discutir sobre la organización de las AFP o si queremos hacer una discusión para subir las pensiones.

El gobierno propone subir la cotización en 5 puntos y que parte de ello vaya a reparto ¿cuáles podrían ser los efectos?

-Esto busca que los trabajadores activos financien a los pasivos. Esto permite subir pensiones hoy en día, pero si una persona entrega tres puntos de su cotización, la construcción de su propia pensión va a tener menos ahorros. Otro punto importante en esa discusión es que está calculado de esa forma para el stock actual, pero cuando se mira la evolución de los próximos 15 años de la cantidad de pensionados, habrá que analizar bien el monto que se destinará. Incluso esto se discutió en el gobierno de la Presidenta Bachelet, donde se mostraban los incentivos que hay al trabajo, porque si un porcentaje de la cotización de un trabajador se destina a otra persona, la persona podría sentir que no le conviene. Lo que no puede pasar es que el aumento de cotización termine con más trabajadores por cuenta propia.

¿Hay consenso en la industria respecto a las ideas para modificar el sistema?

-Hay varias ideas. Hubo AFP que propusieron cambiar la forma de cobro hasta otras que han sugerido devolver comisiones en caso de pérdidas. Creo que en la discusión actual, obviamente se espera que hayan cambios en el funcionamiento de los actores del sistema, pero hay que estudiar la mejor forma de lograrlo, sin erosionar uno de los atributos que tiene este sistema, que es la rentabilidad que han tenido los fondos de pensiones. Eso no nos va a llevar a tener mejores pensiones. Hay consenso y hay apertura respecto de las temáticas que se pueden discutir y que hay que buscar la mejor manera de hacerlo, pero hay siete actores y cada uno tiene una opinión respecto a cómo resolver el problema.

El gobierno pretende que haya más competencia en la administración. ¿Cómo podría afectar a la industria?

-Lo más importante es cómo influye esto en mejorar las pensiones. Esa es la primera pregunta que se debería aclarar, si los nuevos actores van a tener mejores equipos de inversión, si van a lograr mayores niveles de rentabilidad, si van a tener mejor calidad de servicio. Lo importante de esto es que las administradoras de fondos de pensión que deben rentabilizar y resguardar el ahorro de los trabajadores, tengan giro único.

Comenta