Casi 400 mil personas dejaron el registro de deudores morosos en el año de la pandemia

En la capital los casos han crecido un 10% en los últimos días. Foto: Mario Téllez

Después de al menos tres años consecutivos de alzas, el número de personas morosas bajó un 8,1% en 2020, según el último reporte de la Universidad San Sebastián y Equifax. La baja se atribuye a las ayudas estatales y al retiro del 10% de las AFP.




Las cifras de la banca ya lo advertían: la mora ha venido a la baja en un año marcado por la pandemia, pero en el que también el gobierno ha inyectado recursos a las familias y se han realizado dos retiros del 10% de las AFP.

El XXXI Informe de deuda morosa que hoy publicó la Universidad San Sebastián y Equifax muestra que en 2020, el número total de deudores descendió un 8,1%, después de tres años consecutivos de alzas. Mientras 2019 cerró con 4.733.305 deudores en mora, el año pasado terminó con 4.352.102. En total, 381 mil personas se pusieron al día en sus pagos.

Al cierre del año pasado se observa una baja trimestral de 0,7% en la cantidad de deudores morosos, lo que se traduce en 32.400 personas que dejaron de ser morosas. Ignacio Bunster, director legal y de asuntos corporativos de Equifax, explica que estas cifras reflejan un incipiente pero positivo escenario.

“Por primera vez desde que comenzó a realizarse este informe, en 2012, el número de morosos disminuyó en dos trimestres consecutivos (períodos julio-septiembre y octubre-diciembre de 2020). Habrá que esperar los efectos de la segunda ola y el impacto en la situación económica del país para constatar si se trata de una tendencia duradera”, afirma.

Francisco Aravena, académico de ingeniería comercial y director del Centro de Economía Aplicada de la Universidad San Sebastián indica que “la variación trimestral de -0,7% responde a una tendencia que se venía observando desde septiembre, producto de las ayudas gubernamentales, el retiro de 10% de los fondos de pensiones y la eliminación del registro de morosos de los deudores del segmento educación, entre otros. Era esperable que la caída del último trimestre fuera más leve, lo que hace pensar en una estabilización de la cifra; la caída de la actividad económica en el mes de diciembre, a su vez, es otro factor que incide”.

El detalle

En el último trimestre de 2020 el valor de la mora promedio llegó a $1.978.989, es decir, 3,4% más alta que el valor de diciembre del año anterior; pero representa en términos reales una caída 2,25% respecto al trimestre anterior.

Según el informe, la banca y el retail acumulan en conjunto casi el 60% de las personas morosas (por separado representan un 42% y un 27%, respectivamente). En cuanto a la participación en el monto, ambas suman el 80% (individualmente, la banca concentra el 59% y el retail el 21%).

En el universo total de personas morosas en Chile, el 4,9% corresponde a extranjeros, cifra superior en dos puntos porcentuales (2,8%) a la registrada el año anterior. En tanto, la mora promedio de ellos llegó a los $1.722.820.

Respecto a la participación de morosos por segmento de mora, se mantiene el mismo comportamiento observado en los trimestres anteriores, donde la mayor concentración se produce en las personas que deben $300 mil o menos.

Por tramo de edad

El informe revela que el único segmento que aumentó respecto del número de morosos durante el año 2020 fue el de los adultos mayores de 60 años.

En el comparativo de deuda morosa por tramo de edad, el segmento entre 30 y 44 años sigue siendo el principal protagonista con un 36,8% de la participación, mientras que en segundo lugar aparece el grupo de entre 45 y 59 años con 29,6%.

Sin embargo, el comportamiento más llamativo del año se fijó en el tramo de adultos entre 60 y 69 años, cuya morosidad creció en 4,9%; mientras que los mayores de 70 años subieron su morosidad en un 9%, siendo los únicos tramos con variación anual al alza.

La morosidad de las personas que tienen entre 18 y 24 años disminuyó 20,6% en los últimos doce meses; mientras que para los de 25 y 29 años, la caída fue de 17,6%; las personas de entre 30 y 44 años sufrieron una contracción en su deuda morosa de 10,3%; y quienes tienen entre 45 y 59 años bajaron en 4,9%.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.