¿Se acerca la temida gran corrección de los mercados a nivel mundial?

Las bolsas globales se desplomaron alimentando el temor de los inversionistas. Trump arremetió contra la Fed.


Una nueva arremetida contra la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos protagonizó ayer el presidente de ese país, Donald Trump, al calificar la reciente alza de tasas como un “error”.

“Estoy pagando intereses a una tasa alta debido a nuestra Fed”, dijo Trump a Fox News y agregó que la entidad “se volvió loca”. El día previo, el mandatario de la principal economía del mundo atribuyó la peor venta masiva del mercado de valores estadounidense desde febrero al incremento de las tasas de interés, incluso por sobre la guerra comercial con China.

Pero la Fed no se quedó desvalida. La directora del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, salió en su defensa.

“Las alzas de tasas son una evolución necesaria e inevitable para las economías como Estados Unidos que experimentan un fuerte crecimiento, tienen una creciente inflación y un desempleo bajo” sostuvo Lagarde en una conferencia de prensa.

En ese contexto, ayer las bolsas volvieron a vivir una jornada para el olvido, desmplomándose a nivel mundial. En Wall Street, los principales índices cayeron: 2,13% el Dow Jones, 2,06% el S&P 500 y 1,25% el Nasdaq.

A su vez, el Euro Stoxx 50 retrocedió 1,77%, mientras que los mercados asiáticos también terminaron en rojo: el Nikkei descendió 3,89% y el Hang Seng 3,54%. En el plano local, la Bolsa de Comercio de Santiago terminó la jornada con una baja de 1,22%.

El mercado no ha encontrado una causa particular para este fenómeno. Más bien, se trata de una suma de factores que han empezado a ahuyentar a los inversionistas.

Alza del rendimiento de los bonos del Tesoro de Estados, una guerra comercial que no da tregua, menores expectativas de crecimiento para el mundo, fuerte alza de los precios del petróleo y el inicio progresivo del retiro del estímulo monetario a nivel global asoman como las principales causas.

Es en ese escenario que han surgido voces que apuntan a que podríamos estar en presencia de la temida gran corrección de los mercados, la que se iniciara con las bolsas estadounidenses.

Cabe recordar que Wall Street había roto este año varios máximos históricos de manera sucesiva, de la mano de una economía estadounidense que crece a su mayor ritmo en cuatro años, con fortaleza del mercado laboral, del consumo; todo ello apoyado en el plan tributario de Donald Trump el cual iba acompañado por las aún bajísimas tasas de interés.

Pero eso está empezando a cambiar. La Reserva Federal se encamina hacia su cuarta alza de tasas este año y ya avisó que seguirá retirando el estímulo en 2019.

Seguir leyendo