Científicos de EE.UU. piden cambiar nombres “inapropiados” de insectos: “araña reclusa chilena”, como se conoce a la araña de rincón en ese país, integra la lista

Araña de rincón o araña reclusa chilena, como se le conoce en EE.UU. Foto: Agencia Uno

Sociedad Entomológica de América (ESA) está pidiendo ayuda para cambiar el nombre de los insectos que puedan ser racistas o discriminadores, ya que buscan eliminar los términos que son “inapropiados u ofensivos”.


Los científicos en Estados Unidos están pidiendo ayuda para cambiar el nombre de los insectos que puedan ser racistas o discriminadores, ya que buscan eliminar los términos que son “inapropiados u ofensivos”.

La Sociedad Entomológica de América (ESA) anunció que los nombres comunes de la polilla Lymantria dispar y la hormiga Aphaenogaster araneoides, o “polilla gitana” y “hormiga gitana” habían sido eliminados de su lista de nombres comunes de insectos y organismos relacionados.

La ESA confirmó que los nombres habían sido eliminados porque contenían un “insulto étnico” y fueron “identificados por contener un término despectivo para el pueblo romaní”.

Aphaenogaster araneoides, o “hormiga gitana” han sido eliminados de su lista de nombres comunes de insectos y organismos relacionados.

La polilla es originaria de Eurasia, pero se ha convertido en una plaga en América del Norte en los últimos años, y las orugas se alimentan de cientos de especies de vegetación. Actualmente, vastas extensiones del este de Canadá y el noreste están experimentando uno de los brotes más grandes de Lymantria dispar en décadas.

La medida se produce cuando la ESA desarrolla Better Common Names Project (Proyecto Mejores Nombres Comunes), que revisará y reemplazará los nombres comunes de insectos que no cumplen con sus estándares, confirmando que solo cambiará los “nombres más problemáticos”.

Comunidades marginadas

En marzo, ESA estableció nuevas políticas con respecto a los nombres aceptables, para excluir cualquier término nuevo que “haga referencia a grupos étnicos o raciales y nombres que puedan avivar el miedo; las políticas también desalientan las referencias geográficas, particularmente para las especies invasoras”. También guía las propuestas para cambiar los nombres comunes existentes.

La presidenta de la ESA, Michelle S. Smith, señaló en ese momento que propósito de los nombres comunes es facilitar la comunicación entre los científicos y el público al que sirven. En general, dijo “la lista de la ESA de nombres comunes de insectos reconocidos tiene éxito en este sentido, pero los nombres que no son acogedores para las comunidades marginadas van directamente en contra de ese objetivo”.

“Por eso estamos trabajando para garantizar que todos los nombres comunes de insectos aprobados por la ESA cumplan con nuestros estándares de diversidad, equidad e inclusión”, destacó.

El programa de cambio de nombre ha comenzado con esas dos criaturas, y la ESA solicitó información del público, así como de otros científicos, para ayudar a cambiar el nombre de una selección de más insectos. El sitio web tiene un formulario que enumera los insectos que enfrentan esa renovación, incluido el “barrenador mexicano”, el “ácaro de los cítricos de Texas”, el “grillo topo africano” y la “araña reclusa chilena” (araña de rincón).

Recomendacion sobre la Araña de Rincon
El formulario que enumera los insectos que enfrentan una renovación, incluye a el “barrenador mexicano”, el “ácaro de los cítricos de Texas”, el “grillo topo africano” y la “araña reclusa chilena” (araña de rincón).

El formulario en línea le permite sugerir un nuevo término, y los grupos de trabajo confirmados por la ESA se establecerán para recomendar nuevos nombres comunes, que “participarán en la identificación y proposición de alternativas para los nombres comunes de insectos que perpetúan estereotipos étnicos o raciales negativos”. Los nombres propuestos estarán sujetos a la aprobación del Comité de Nombres Comunes de Insectos de la ESA y de la Junta de Gobierno de la ESA.

El Comité de Nombres Comunes de la ESA no elige nombres para insectos. Más bien, explican en su página mediante la adopción en una lista formal, reconoce los nombres que están actualmente en uso o que a las comunidades les gustaría usar. Estos nombres se envían y luego se aprueban o no se aprueban según los criterios establecidos. “Así como los nuevos nombres provienen de la comunidad, los cambios de nombre también deben provenir de la comunidad. También estamos ansiosos por recibir aportes de las comunidades nativas y personas del área de origen de un insecto con respecto a los nombres de los insectos”, indican.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

“Es lamentable esta falta de civilidad, que incluso tiene pena de cárcel”, dijo la jefa comunal Daniela Peñaloza.