El rol de las humanidades para explicar y comprender el mundo

La imagen del científico se asocia a bata blanca, laboratorios y experimentos, pero también lo es quien estudia los fenómenos sociales. La investigación en áreas como educación, psicología o derecho entregan herramientas y recursos necesarios para comprender el mundo en que vivimos.




Si bien en esta batalla contra la pandemia la ciencia ha sido fundamental para pensar que en el futuro próximo volveremos a la normalidad, las humanidades también han cumplido un rol gravitante a la hora comprender el mundo en que vivimos. A las ciencias sociales les corresponde cumplir un papel relevante en el contexto actual porque son fuentes de conocimiento no solo académicamente, sino que socialmente significativos asegura el vicerrector de Investigación y Doctorados de la Universidad Autónoma de Chile, Dr. Iván Suazo, quien grafica que contribuyen a poner sobre la mesa los debates de fondo respecto de pilares básicos de nuestra sociedad”.

Luego agrega: “Entre los actuales desafíos de la Universidad está el reconocimiento de múltiples formas de comprender los procesos sociales, económicos y culturales. Es ahí donde esta área debe cumplir un rol prioritario en la construcción de conocimiento que aporte al desarrollo del país”. ¿Cómo se consigue? Una de las formas es a través de la capacidad de entregar insumos para la redacción de políticas públicas basadas en evidencia.

Ese el caso del libro Familia y trabajo: Tensiones y posibilidades, texto que contiene los resultados de un amplio estudio a nivel nacional que cubre la perspectiva de niños y niñas acerca del tiempo compartido con sus padres y madres. Esta investigación fue parte del proyecto de reducción de jornada laboral de 45 a 40 horas semanales que se discutió en el Congreso.

Las ciencias sociales también estudian experiencias exitosas que puedan ser replicadas en contextos nacionales, como Avanzando hacia relaciones más colaborativas entre familias y escuela, publicación que viene a cubrir el vacío existente en la sistematización de experiencias en la literatura científica sobre la vinculación escuela y familia, a través de la compilación de aproximaciones conceptuales y experiencias desarrolladas en diferentes países iberoamericanos.

A problemáticas complejas, respuestas multidisciplinarias e interdisciplinarias

El objeto de estudio de las humanidades es complejo, difícil de ser sometido a reglas o leyes a diferencia de los objetos naturales. Por eso «necesitamos especialistas menos centrados en las disciplinas y más abiertos a la comprensión de los problemas, con competencias disciplinarias, pero también con formación transdisciplinar e intercultural» analiza el vicerrector.

En esta lógica se entienden libros como Interculturalidad(es) y migraciones o Nuevas miradas en psicología del ciclo vital que desde diversas perspectivas, modelos teóricos y campos disciplinares abordan temas fundamentales. ”Tenemos que ser capaces de revisar nuestros enfoques y contenidos. Es tiempo de enriquecer el debate social desde lo que la academia puede aportar” señala Isidora Sesnic, editora de Ediciones Universidad Autónoma de Chile.

Es destacable en ese sentido, la contribución que se hace desde Ediciones Universidad Autónoma de Chile a la reflexión en temas como migraciones, desarrollo territorial y educación. Los dos últimos fenómenos que hemos vivido como país —18-O y la pandemia de COVID-19— han afectado la forma de ver estos y otros temas sociales.

“En este mundo tan práctico, las humanidades ofrecen la posibilidad de hacernos reflexionar, conformando una actitud crítica sobre lo que va ocurriendo” sentencia el Dr. Iván Suazo.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.