¿Merece nuestra capital ser llamada "Santiasco"?

Santiago desde Sky Costanera. -  inmobiliario

Foto: Pablo Rojas

Open House Santiago 2019 es una gran oportunidad para reencantarse con la ciudad más grande del país.




Las ciudades las constituyen sus habitantes. Estos moldean sus fisonomías a través de los edificios que crean para habitarlos en sus diversas funciones. Son los habitantes los que van conociendo, con el paso del tiempo, los desafíos propios de cada lugar. Y son ellos mismos los que buscan, una y otra vez, dar creativas soluciones a los varios desafíos que se presentan.

Así es como hoy, nuestra ciudad capital, a través de su arquitectura, cuenta quiénes somos sus habitantes, sus desafíos, sus creaciones, sus soluciones y su vida. Hoy nuestra ciudad es un libro abierto que cuenta la historia dinámica que se sigue escribiendo día a día, con los habitantes de ayer, los de hoy y, obviamente, los de mañana.

Pero este último tiempo -y vale la pena destacarlo- este Santiago del Nuevo Extremo vive un fenómeno interesante. Muchos han pasado de resistirla, a mirarla con cierto deslumbramiento; de menospreciar su valor patrimonial, a ser parte del descubrimiento de sus tesoros; de llamarla "Santiasco", a llamarse adictos y amantes de una ciudad que no deja de sorprendernos.

Cuando pare el temblor

No fueron pocos los que pensaron, aquel 27 de febrero del 2010, que al amanecer íbamos a poder observar la real magnitud que tuvo el último terremoto que azotó nuestra ciudad. Efectivamente pasó, pero lo común fue escuchar -con cierto orgullo- que estábamos preparados para eso, y la ciudad no se vino abajo. Aquel fenómeno natural fue una prueba con nota aprobatoria y la constatación que se había aprendido. No obstante, fue lamentable ver cómo algunos edificios patrimoniales habían sufrido con un nuevo temblor.

Los terremotos son, posiblemente, los que más nos han desprovisto de los edificios de antaño, pero también nuestra indiferencia, dejando que diferentes actores se lleven esa parte nuestra que sólo recordaremos por testimonios o fotografías.

Y para no llegar a un día después del temblor y pensar en lo que dejamos de ver por no querer o poder, este octubre trae una nueva posibilidad para celebrar y descubrir nuestra ciudad: Open House Santiago 2019.

Celebremos nuestra ciudad

OH! Stgo transmite una expresión de sorpresa ante lo que maravilla, y es lo que pretende ser este evento urbano gratuito que celebrará su tercera edición este 19 y 20 de octubre, donde decenas de espacios relacionados con la arquitectura, la ingeniería y espacios verdes, abrirán de manera gratuita para redescubrir este Santiago contemporáneo que habitamos todos los días.

"No se ama lo desconocido y para hacer una mejor ciudad, tenemos que reconocer buenos ejemplos y generar instancias de encuentro con personas que han buscado hacer un mejor lugar", comenta Soledad Díaz de la Fuente, directora ejecutiva de Fundación Aldea, institución organizadora de este evento, junto a Fundación Pro Cultura.

Open House Santiago -OH! Stgo- forma parte de la reconocida red internacional Open House Worldwide, que ha realizado, desde hace 27 años, eventos similares en más de 40 ciudades del mundo.

En la versión del año pasado, miles de personas recorrieron edificios con muy variadas características. Algunos tuvieron la suerte de conocer, guiados por los mismos arquitectos encargados de las obras de reconstrucción, desde la Basílica del Salvador o el Palacio Pereyra, hasta modernos edificios públicos y privados en varias comunas de Santiago.

Para la edición de 2019, se ha puesto el énfasis en propiciar un encuentro de las personas con su entorno natural, de forma particular con los cerros isla y la montaña; además de mostrar que la urbe está en permanente cambio y construcción.

Esta edición tendrá una mirada desde lo alto, una invitación a subir para mirar, o subir la mirada para apreciar.

En ese sentido, acá una breve lista con los imperdibles de este Open House Santiago 2019, que no puedes dejar pasar.

-Torres de la Catedral

Por primera vez las torres de la Catedral de Santiago se abrirán al público para ser visitadas en pequeños grupos de 10 personas y guiadas por el mismo arquitecto diseñador del proyecto de remodelación, Jaime Migone.

Aunque la actual construcción de la Catedral data de 1748, sus torres fueron agregadas hace poco más de cien años y restauradas el 2014 por el MOP, ante los daños sufridos por el terremoto de 2010.

[caption id="attachment_358020" align="alignnone" width="900"]

Foto: Archivo[/caption]

-Cerros Isla – Monasterio Benedictino de las Condes

Los entornos naturales de nuestra ciudad han dejado de estar allí simplemente, para pasar a intervenirlos y hacerlos uno más de nosotros, buscando una armonía en diferentes aspectos y funciones. Prueba de ello es el Monasterio Benedictino de las Condes, con una arquitectura moderna y reconocida a nivel mundial. Está emplazado en el cerro Los Piques, rodeado de una rica flora y fauna nativa de la zona metropolitana. Este recorrido estará a cargo del arquitecto y sacerdote Gabriel Guarda.

-Palacio Hindustán

Puede que este edificio cuente la historia de nuestra capital por sí misma, puesto que esta casona del 1900 ha sobrevivido terremotos, tomas, incendios y varios propietarios.

Ubicada en Avenida España 701, fue concebida por el arquitecto Giuseppe Zara Manfredini con un marcado carácter francés, rescatando la "belle époque" a la que aspiraba la elite santiaguina de inicios del siglo XX. Con el tiempo este palacio fue quedando en el abandono y olvido, hasta que una familia descendiente de los primeros hindúes arribados en Chile, la transformó en un impresionante palacio decorado con las tradiciones y cultura de la India.

Este recorrido estará a cargo del arquitecto Waldo González, encargado de su remodelación.

-Mirador del Templo Votivo y Museo del Carmen de Maipú

Pocos saben que, en un mismo espacio en la zona poniente de la capital, se encuentran los restos de la Capilla de la Victoria mandada a construir por el propio Bernardo O'Higgins; a unos metros el Templo Votivo,  proyecto encargado a mediados del siglo pasado al reconocido arquitecto Juan Martínez; el Mirador del Santuario, que con sus 69 metros de alto permite una vista a 360° de Santiago; los vitrales más grandes de Latinoamérica, obra del artista austriaco peruano Adolf Winternitz y el Museo del Carmen, quizá uno de los museos históricos y artísticos más completos de nuestra ciudad, en el espacio que inicialmente estaba destinado para ser las criptas de los héroes de Maipú.

El 2011 se iniciaron los trabajos para habilitar su mirador, justo debajo de su campanario, para convertirlo en un hito de la comuna y encontrar una "postal" diferente de la capital. El recorrido lo guiará el arquitecto Arturo Benavides, encargado de las obras de remodelación del Mirador del Templo y el arquitecto Dino Bozzi, encargado del futuro proyecto del Ministerio de Obras Públicas.

Además de estos espacios, existen más de cien espacios a los que podremos acceder de forma gratuita, previa inscripción, en el evento de arquitectura más importante de nuestra capital. Una buena oportunidad de ver, observar y conocer Santiago desde una perspectiva diferente.

Una gran ocasión de caminar por Santiago, sin esperar sentir un temblor para aprender a valorarlo.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

El animal habría nadado más de 160 kilómetros alejándose de su hábitat en el mar Ártico. Por el momento, las autoridades estudian si deberían devolverla al mar o mantenerla en un tanque de agua hasta que se recupere.