María Kodama y juicio por El Aleph engordado: pierde los derechos de Borges y debe pagar cuantiosa suma

Se trata del pleito que la viuda del escritor entabló contra el autor Pablo Katchadjian por el experimento que realizó con uno de los clásicos de trasandino. Kodama debe pagar 888 mil pesos (cerca de 6 millones 700 mil pesos chilenos) en gastos del juicio.



Siempre dijo que era un experimento, pero eso no aplacó las iras de la viuda y entonces albacea de los derechos editoriales de Jorge Luis Borges, María Kodama, quien le puso una demanda por plagio.

En 2009, el escritor Pablo Katchadjian publicó su cuento El aleph engordado. Básicamente, tomó el célebre relato del autor trasandino y le agregó 5.600 palabras más que el original. Desde ahí, se inició un calvario judicial que vio su final durante esta jornada.

El Juzgado Civil Número 1 de Buenos Aires, en base a la resolución del 2015 que sobreseyó de cargos a Katchadjian, decretó que Kodama debe pagar 888 mil pesos (algo así como 6 millones 700 mil pesos chilenos) en gastos del juicio.

Pero eso no es todo, además el tribunal decretó que los derechos de autor de Borges quedan embargados. “Trábese embargo ejecutivo sobre los derechos de autor de la obra de Jorge Luis Borges y que pudiera corresponder a la ejecutada María Kodama”, señala la resolución.

En declaraciones recogidas por el diario Clarín, Ricardo Strafacce, el abogado de Katchadjian, señaló: “Estamos contentos. Fue un proceso muy largo, que insumió diez años. Kodama imputó en su momento a mi representado por defraudación de los derechos de autor sobre el cuento El Aleph de Borges, a raíz de la publicación del libro El Aleph engordado. Katchadjian fue procesado pero la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal revocó el procesamiento y dictó el sobreseimiento. El abogado de María Kodama fue a la Cámara de Casación, donde el recurso fue declarado desierto: el sobreseimiento de Katchadjian, entonces, quedó firme, y a ahora se dictó la ejecución de las costas del proceso. A saber, las costas de los abogados y la tasa de Justicia”.

Mientras se desarrollaba el pleito, nombres colosos de las letras trasandinas como Ricardo Piglia y César Aira manifestaron su apoyo a Katchadjian, quien es además profesor universitario.

Por ahora, con el embargo de los derechos editoriales de Borges, las casas editoriales Penguin Random House y Planeta, que han editado la obra del autor de Ficciones, son notificadas de la decisión judicial.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.