Reseña de libros: de Roberto Arlt a Francisco Ortega

El escritor Francisco Ortega.

Una antología de textos del escritor y cronista argentino, el nuevo ensayo político de Anne Applebaum, un thriller fantástico del escritor y guionista chileno, y una edición para niños sobre héroes del medio ambiente, en las lecturas de esta semana.



La Voluntad Tarada, de Roberto Arlt (Sonora)

“Si usted conociera los entretelones de la literatura, se daría cuenta de que el escritor es un señor que tiene el oficio de escribir, como otro de fabricar casas. Nada más. Lo que lo diferencia del fabricante de casas, es que los libros no son tan útiles como las casas, y después… después que el fabricante de casas no es tan vanidoso como el escritor”, escribe  Roberto Arlt. Narrador y cronista, más cerca de la calle que de la imaginación, Arlt encarna de algún modo el reverso de Borges, el escritor bibliófilo. Y acaso, como decía Piglia, la gran utopía de la literatura argentina sea la mezcla de ambos. Este volumen recoge textos, crónicas y “aguafuertes” cuidadosamente seleccionados por Antonio Díaz Oliva. Una estupenda forma de acercarse, con diferentes entradas, a una autor que disfrutaba vagabundear por Buenos Aires y que la retrató con humor y crudeza desde sus bordes.

El Ocaso de la Democracia, de Anne Applebaum (Debate)

Desde hace unos años, Occidente vive una profunda transformación política. La democracia comenzó a ser amenazada, antes de la pandemia, por otro virus, con la forma de autoritarismo. “Dadas las condiciones adecuadas, cualquier sociedad puede dar la espalda a la democracia. De hecho, si nos hemos de guiar por la historia, a la larga todas nuestras sociedades lo harán”, afirma Anne Applebaum, periodista ganadora del Premio Pulitzer, en su nuevo ensayo. Desde Polonia al Reino Unido, y de España a Estados Unidos, la autora observa el surgimiento de una nueva derecha seducida por el autoritarismo. Describe cómo entre la nostalgia restauradora y las teorías de la conspiración, en las democracias liberales toma forma un nacionalismo autoritario, apoyado por grupos de intelectuales, periodistas y blogueros que usan las redes sociales para provocar confusión y atacar los valores cívicos.

Próximos Días, de Francisco Ortega (Zig-Zag)

De pronto, todo se fue a oscuras. Dos años después del fin de la pandemia de Covid-19, Santiago queda sin energía eléctrica. Es verano. Y sin embargo, comienza a nevar. La familia de Alberto y Leticia, y sus dos hijos pequeños, busca la forma de resistir al colapso en su casa en Providencia. El corte de energía se extiende, el alimento escasea, el agua se agota. Aparecen incendios en la calle. Repentinamente, los animales mueren y la gente comienza a desaparecer. ¿Es el apocalipsis? Alberto y su familia tratarán de escapar de la ciudad por los túneles subterráneos del metro. Narrador ágil y con oficio, Francisco Ortega entrega un entretenido relato que contrasta con acierto la vida familiar, la incertidumbre y el caos exterior. Novela de corte fantástico, en la que resuenan el cine y la literatura de ciencia ficción, juega con los temores del lector, se apoya en diálogos bien elaborados y atrapa con su manejo de los códigos del thriller.

Eco Héroes, de Federica Magrin e Isabella Grott (Vicens Vives)

De niño le encantaban los fósiles y los vestigios de los seres vivos que habitaron en el pasado remoto. Luego se interesó en las especies vivas y se dio cuenta de que el ser humano y los procesos tecnológicos son una amenaza permanente para el planeta. Así, cuando David Attenborough comenzó a trabajar para la BBC se propuso concientizar a los espectadores sobre la importancia de conservar la naturaleza. El documentalista inglés es uno de los 20 eco héroes recogidos en este libro: hombres y mujeres que han aportado decisivamente al cuidado del planeta. En una bella y cuidada edición de tapas duras, con expresivas y amables ilustraciones de Isabella Grott, el libro resalta las  contribuciones de biólogas como Rachel L. Carson, el investigador Jacques Cousteau, la etóloga Jane Goodall y la joven activista Greta Thunberg.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.