Un hombre “diverso”: José Rodriguez Elizondo, el Premio Nacional de Humanidades y Ciencias Sociales 2021

José Rodríguez Elizondo.

El abogado, escritor, periodista y académico de la Universidad de Chile ha desarrollado una labor intelectual concentrada en el estudio de las Relaciones Internacionales. Entre otras cosas, ha sido editor internacional de la revista peruana Caretas y estuvo en la Guerra de Vietnam, donde conoció al mismísimo Ho Chi Minh.



Al recibir la llamada de Culto, casi lo primero que hace es definirse como alguien “diverso”, tiene razón, puesto que a la hora de hablar de él, cuesta ubicarlo en un solo ámbito. “Yo he practicado la diversidad, he sido escritor, analista de política internacional, he sido periodista y he sido profesor”. Quien lo dice es José Rodríguez Elizondo, el flamante ganador del Premio Nacional de Humanidades y Ciencias Sociales, que entrega el Ministerio de Educación (Mineduc).

“Yo no podría decirle en cuál de estas actividades me encasillo mejor, alguna vez me lo han preguntado, y yo lo que he ejercido con más pasión fue el periodismo. Cuando estuve viviendo en el Perú, durante 10 años, fui editor internacional de la revista Caretas. Ahí tuve una gran retribución de lectores y de opinión pública interna e internacional”, cuenta Rodríguez al teléfono.

Hijo de la “Casa de Bello”, Rodríguez Elizondo estudió en la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile, entidad donde también se desempeña como profesor titular. Ahí se encuentra en el Departamento de Derecho Internacional con la cátedra de Relaciones Internacionales, y esa ha sido la principal temática de sus publicaciones y trabajos.

Así, entre sus libros podemos destacar: Historia de dos demandas: Perú y Bolivia contra Chile (2014); El mundo también existe: las últimas dos décadas del planeta, Chile incluido (2014); Todo sobre Bolivia (2016); Historia de la relación civil-militar en Chile (2018) y El día que me mataron (2019).

“De alguna manera, en este clima tan raro que estamos viviendo en el mundo y en el país he podido ejercer mi pensamiento crítico con la más amplia libertad, y eso es lo que yo le predico siempre a mis alumnos -dice Rodríguez a este medio-. Porque como académico, he tenido la alegría de haber sembrado la semilla del debate universitario, el respeto a la opinión ajena y de haber tenido alumnos que han hecho lindas carreras en la vida. De alguna manera, he sembrado con mis libros, con mis clases, con mis actividades como periodista”.

Por esta labor enfocada en las relaciones internacionales ha recibido diferentes distinciones. En 1989 se le otorgó el Premio América del Ateneo de Madrid, por el ensayo Crisis de las izquierdas en América Latina; en 1992 obtuvo el premio Internacional por la Paz, del Ayuntamiento de Zaragoza, por sus ensayos referidos a los derechos humanos.

Además, su labor en los medios también ha sido reconocida. Obtuvo el Premio Rey de España a la mejor labor informativa, por sus trabajos en la mencionada Caretas y además como corresponsal del matutino El País; el Premio América del Ateneo de Madrid, por el ensayo Crisis de las izquierdas en América Latina (1989) y el Diploma de Honor de la Municipalidad de Lima por su labor periodística (1985).

Entre los momentos destacados de su vida, podemos decir que estuvo dos veces en la guerra de Vietnam, en 1965 y 1967, cuando en Estados Unidos gobernaba el demócrata Lyndon Johnson. “Con esto de Afganistán he tenido un recuerdo, una emoción retroactiva muy grande, porque se muy bien lo que es estar en una guerra de ese tipo. Yo era un joven abogado recién recibido y participé en dos comisiones de juristas. Como periodista y jurista, estar en una guerra tan histórica me marcó profundamente”.

De hecho, en el país asiático pudo reunirse con el primer ministro de la entonces Vietnam del Norte, Pham Van Dong, y con el mismísimo Ho Chi Minh, el líder indiscutido del movimiento independentista del país al quien Victor Jara homenajeó en la inmortal El derecho de vivir en paz.

Asimismo, Rodríguez Elizondo es miembro de número de la Academia Chilena de Ciencias Sociales, Políticas y Morales. Y es un hombre cosmopolita, ha vivido en países como la ex República Democrática Alemana, Perú, España e Israel.

Por este galardón, obtiene un diploma, un monto cercano a los $ 6.500.00, y una pensión vitalicia mensual equivalente a 20 unidades tributarias mensuales (algo así como $1.044.260).

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.