Reseña de libros: de Sofía Tolstaia a Mariano Sigman

Sofía y León Tolstoi.

La novela de la esposa de Tolstoi que se mantuvo inédita más de un siglo, su respuesta literaria a una obra del novelista; el nuevo libro del neurocientífico argentino sobre el poder de las palabras y la conversación para mejorar la esfera del razonamiento y las emociones, y un entretenido alfabeto visual que recorre hitos de la historia y el mundo del arte, en las lecturas de la semana.



¿De Quién Es la Culpa?, de Sofía Tolstaia (Banda Propia)

Cuando Tolstoi publicó Sonata Kreutzer, en 1891, todos, desde los lectores comunes hasta el zar, leyeron en ella una versión de su vida con su esposa Sofía. “Sé en mi corazón que esta historia está dirigida contra mí”, escribió ella en sus diarios. La novela es la historia de un femicidio: Pozdnyshev confiesa y relata el asesinato de su esposa por una infidelidad. Prohibida originalmente por los censores rusos, Sofía defendió públicamente la novela; de hecho se reunió con el zar para pedirle su publicación. Pero la sufría privadamente: “Me ha hecho un gran mal, me humilló a los ojos del mundo y destruyó los últimos vestigios de amor entre nosotros”, anotó.

Escrita en 1893, ¿De quién es la culpa? es la respuesta de Sofía. Deciséis años menor que Tolstoi, ella era una joven educada con aspiraciones literarias que dedicó su vida al genio. Transcribía, corregía y hacía sugerencias a sus textos; se ocupó de la crianza de 13 hijos y de la administración de sus propiedades. Y Tolstoi a menudo le hacía ver su insatisfacción.

Desde sus primeras páginas, ¿De quién es la culpa? instala otra mirada: Anna, una hermosa joven de 18 años, sensible y culta, se encuentra con Prózorski, un hombre de 35, amigo de la familia, un príncipe y escritor menor, que se siente inmediatamente atraído hacia ella. “De pronto he visto que es una mujer, que no hay nadie más que ella, y que debo, sí, no puede ser de otro modo, poseer a esa niña”.

Historia de un matrimonio, infeliz a su manera: Anna y Prozórski se casan y su vida está atravesada de abusos, indiferencia, celos y desilusión. Anna lo ama, pero no se siente amada. “¿Dónde está mi vida? ¿Dónde está mi yo?”, se pregunta. Siente miedo y culpa de no hacer feliz a su marido, que se mueve entre la violencia y el deseo y que desatará el final trágico.

Triste y valiente, delicada y perspicaz, la novela estuvo inédita durante un siglo por decisión de la familia. Su publicación no solo le otorga otra dimensión a la figura de Sofía, ilumina su personalidad opacada por su esposo; también proporciona una perspectiva nueva, una perspectiva de género, a una historia a menudo solo conocida por la voz de Tolstoi.

El Poder de las Palabras, de Mariano Sigman (Debate)

La buena noticia, cuenta el neurocientífico Mariano Sigman, es que conservamos durante toda la vida la misma capacidad de aprender que teníamos cuando niños. Es decir, podemos cambiar nuestra vida mental y emocional. La mala noticia es que no basta el propósito: tenemos que esforzarnos. Pero no es una noticia tan mala, ya que contamos con una herramienta simple y poderosa, dice el autor de La vida secreta de la mente: las buenas conversaciones. Aunque hoy el mundo parece haber perdido la confianza en ellas, “la buena conversación es la fábrica de las ideas más extraordinarias que tenemos a nuestro alcance, la herramienta más poderosa que tenemos para transformarnos, llevar una vida emocional más plena y ser mejores personas”, afirma.

Ensayo con base científica, ánimo reflexivo y buen humor, el libro recoge los hallazgos y las conclusiones más recientes de la ciencia en torno a la conversación. Los estudios y la evidencia resaltan el profundo poder del lenguaje para crear relatos emocionales y la forma en que el diálogo incide positivamente en la toma de decisiones y el razonamiento, efecto que se irradia a los procesos cognitivos.

De la sicología a la física, Sigman reúne numerosos ejemplos y los combina con referencias a la mitología, la filosofía y el cine, así como con historias personales para abordar el arte de conversar y el modo en que las palabras pueden moldear nuestra forma de pensar, la memoria y las emociones. Incorpora también consejos de autoayuda: “Toma perspectiva, mírate desde más lejos”; “Acostúmbrate a no saberlo todo”; “Recuerda que algunos límites son mentales”; “Cambia de palabras para cambiar de ánimo”.

La figura tutelar del libro es el ensayista francés Michel de Montaigne, quien hace 500 años esbozó algunos principios de la buena conversación, que hoy parece urgente retomar, entre ellos, “no ofenderse con quien piensa distinto y abrazar a quien nos contradice”, “no hablar para convencer sino para disfrutar”, “dudar de uno mismo”, “evitar prejuicios” y “reflexionar sobre lo que aprendimos del otro en la conversación”.

¿Todo Puede ser Arte?, de Ángeles Quinteros y Ángeles Vargas (Escrito con Tiza)

Los impresionistas revolucionaron el arte de su tiempo con su deseo de captar la luz con colores brillantes y pinceladas cortas y gruesas; a los surrealistas les interesaba el mundo de los sueños y los cubistas utilizaban figuras geométricas para crear formas fragmentadas. En arte hay tantos estilos como artistas, y esta es una de las ideas que destaca ¿Todo puede ser arte? Un alfabeto visual. Escrito en un lenguaje claro por Ángeles Quinteros, ilustrado coloridamente y diseñado por Ángeles Vargas, el libro ofrece un recorrido alfabético por conceptos, artistas, técnicas y preguntas vinculadas al mundo del arte.

Desde el arte rupestre a la Fuente de Marcel Duchamp, de Leonardo Da Vinci a las cerámicas de Quinchamalí o el arte pop de Andy Warhol, el recorrido ofrece un viaje entretenido donde se combinan la información, datos curiosos, preguntas y citas, con un diseño dinámico e imágenes que ilustran creativamente el contenido.

¿Sabías que entre los museos más raros del mundo están el de las papas fritas de Bruselas, el del calcetín en Tokio o el de la salchicha en Berlín? ¿Te parece que un mueble puede ser una obra de arte? ¿Crees que todos podemos ser artistas?, son algunas de las preguntas que plantea este libro cuidadosamente editado, que incorpora en sus páginas finales una línea de tiempo, glosario y referencias de artistas que abrieron nuevos caminos en el arte.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.


Los “desaparecidos no localizados” se dispararon de 265 a 10.366en 2021, acumulando un total de 108 mil casos desde 1964.