“No alcanza a ser completamente satisfactorio”: el final de The Walking Dead y las nuevas series que vienen

Luego de 177 capítulos y 12 años al aire, la ficción que revitalizó a los zombies en TV concluyó con un episodio que desató reacciones mixtas. Algunos valoraron que terminara con una nota luminosa, mientras que otros cuestionaron la manera en que conectó con las futuras producciones ambientadas en el mismo universo.



Y 12 años después The walking dead llegó a su fin. Estrenada en octubre de 2010 con una primera temporada de solo seis capítulos, la serie de la cadena AMC concluyó su camino este domingo (ya disponible en la plataforma Star+). Lejos de sus años de mayor consistencia y popularidad, la ficción se despidió con un capítulo que desató reacciones mixtas en espectadores y la crítica (spoilers a continuación).

Titulado Rest in peace (descansa en paz), la entrega final tuvo entre sus principales hitos un desenlace de los hechos alrededor de Commonwealth, la comunidad liderada por la déspota Pamela (Laila Robins). Tras un dramático enfrentamiento a las puertas del lugar –y un convincente discurso de Daryl (Norman Reedus) –, los habitantes se rebelan y se provoca su derrocamiento.

Un grupo integrado por Rosita (Christian Serratos), Gabriel (Seth Gilliam) y Eugene (Josh McDermitt) logra recuperar a Coco, pero a un gran costo: la primera es mordida por un zombie en la huida y, tras una larga agonía, es protagonista de una de las muertes más trágicas de todas las temporadas de la historia. También, a la larga, es la gran pérdida de un cierre que apostó por la luminosidad más que por el pesimismo.

Negan (Jeffrey Dean Morgan) se disculpa con Maggie (Lauren Cohan) por haber matado brutalmente a su pareja, Glenn (Steven Yeun), en el séptimo ciclo. “Ya no quiero odiarte más”, le replica ella en un encuentro largamente esperado teñido por una nota agridulce.

Luego de un salto temporal de un año, Commonwealth funciona bajo nuevos y más sanos liderazgos y se levanta un monumento a los caídos, mientras algunos personajes apuestan por un giro en sus vidas. Daryl se despide de Carol (Melissa McBride) y toma su motocicleta con destino desconocido. En sus últimos segundos juntos ella lo llama su mejor amigo y él le devuelve un “te amo” que se vuelve mutuo pero no deriva en que tomen el mismo rumbo.

Si no es el lugar más original para dejar la historia, al menos es uno feliz y merecido”, consignó la crítica de Variety, añadiendo que “el final hizo un poco más de justicia al elenco principal de sobrevivientes. Varios momentos individuales de personajes, de hecho, profundizaron en la tradición de la serie y rimaron maravillosamente con escenas de temporadas anteriores”.

En una sorpresa de último momento (también para parte de los involucrados, porque se grabó cuatro meses después del rodaje del último capítulo), The walking dead se inclinó por traer de vuelta a dos personajes que ya no eran parte de la trama: Rick Grimes (Andrew Lincoln) y Michonne (Danai Gurira). No están en el mismo lugar ni en el mismo espacio temporal, pero la ficción se las ingenia para acomodar a ambos en una secuencia que sirve como anticipo de la miniserie que se estrenará en 2023 y que gira en torno a ambas figuras.

No es el único derivado que viene en camino. Negan y Maggie lideran un spin-off de seis episodios llamado Dead city que transcurrirá en Nueva York, y Deryl encabeza una serie que presuntamente se ambientaría en Europa. Sin embargo, los guiños a todas esas producciones –y la sola existencia de ellas– han generado reacciones opuestas.

“Es difícil entusiasmarse con un ‘final’ con tan poco cierre. La televisión siempre está hambrienta de otro éxito, y en su apogeo, The walking dead fue el equivalente televisivo de una supernova. Pero AMC convirtió la franquicia en un tipo diferente de zombi, avanzando incluso cuando la vida en gran medida se había agotado”, reseñó CNN. “Al ver el último capítulo, pareció muy obvio que ‘El final’ de la serie principal no pretende ser el final de nada”, agregó.

Foto: Jace Downs/AMC

Al tratar de complacer a todos (…) el final no alcanzó a ser completamente satisfactorio. The walking dead ha terminado, pero los que viven no van a desaparecer pronto”, indicó Vulture, junto con apuntar que “en lugar de ser un final audaz y audaz, es seguro”.

“Si bien The walking dead en sí misma puede haber terminado, la franquicia sigue viva. Queda por ver si prospera o si simplemente se descascara como un caparazón de lo que fue”, concluyó Variety.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.


Revisa en nuestro video de la semana, cuál es su origen, cuáles son sus características y cuál es el posible futuro de la pandemia debido a su masificación.