Una relación próspera: Chile y el Día Nacional de China

“El diálogo entre ambos países ha permitido el apoyo mutuo para enfrentar problemas globales, tales como la provisión de vacunas contra el Covid-19, la recuperación pos pandemia y la lucha contra el cambio climático” expresa Antonia Urrejola, ministra de Relaciones Exteriores de Chile, en esta columna por la celebración de los 73 años desde la proclamación de la República Popular China.



Chile se suma, con mucho agrado, a la celebración de los 73 años desde la proclamación de la República Popular China. Ambos países tenemos una relación estrecha y con raíces históricas que se manifiestan en los ya conocidos “cuatro primeros lugares”: Fuimos el primer país latinoamericano en establecer relaciones diplomáticas con China en 1970; en apoyar el ingreso de China a la OMC en 1999; en reconocer a China como economía de mercado en 2004, y en suscribir un Tratado de Libre Comercio con China en 2006. Dos países que estamos frente a frente en las riberas del Pacífico no podíamos menos que forjar una relación rica en experiencias, contactos entre autoridades, intercambios y conocimiento mutuo, que culmina con la decisión, en 2016, de elevar la relación bilateral a una Asociación Estratégica Integral.

El diálogo entre ambos países ha permitido el apoyo mutuo para enfrentar problemas globales, tales como la provisión de vacunas contra el Covid-19, la recuperación pos pandemia y la lucha contra el cambio climático. La posición de China en temas actuales, como el libre comercio y la cooperación sur-sur, ha abierto la puerta para el fortalecimiento del diálogo bilateral y ha acercado nuestras posiciones en foros de distinta índole, tanto globales como regionales. En este sentido, Chile considera el Foro CELAC-China como una instancia de diálogo constructivo para una mejor cooperación entre la región y China, por lo que seguiremos apoyando su desarrollo.

Chile y el Día Nacional de China Por: Antonia Urrejola Noguera, ministra de Relaciones Exteriores de Chile. Una relación próspera China tiene una gran relevancia para Chile como su primer socio comercial. Durante 2021, nuestro comercio alcanzó un valor total de 64.208 millones de dólares, estableciendo una nueva marca que deja un balance favorable para Chile de 9.236 millones de dólares. Buses eléctricos y teléfonos celulares chinos, cobre y vinos chilenos, entre muchos otros productos, surcan el Pacífico en busca de usos finales que abren la puerta para agregar valor al nutrido intercambio comercial.

“El diálogo entre ambos países ha permitido el apoyo mutuo para enfrentar problemas globales, tales como la provisión de vacunas contra el Covid-19, la recuperación pos pandemia y la lucha contra el cambio climático”.

La inversión china en Chile durante el 2021 se estimó en 7.733 millones de dólares, principalmente en las áreas de energía e industria alimentaria. También hay inversiones chilenas en China, aunque menores en volumen; lo que hay que destacar es el interés mutuo y la apertura de espacios gracias a la iniciativa y creatividad de empresarios de ambos países.

Nuestra amistad se apreció con enorme claridad durante el peor momento de la pandemia de Covid-19, cuando China procuró millones de dosis de vacunas a Chile, a través de un suministro estable y confiable. Por su parte, Sinovac anunció la decisión de invertir en Chile para establecer una planta de producción de vacunas y un centro de investigación.

En el ámbito bilateral, hay mucho espacio para una mayor cooperación en cultura y educación. Mayores intercambios académicos y una mayor difusión del patrimonio histórico cultural de nuestros países facilitarán una mejor comprensión entre ambos. El mutuo conocimiento es crucial para que la relación estratégica se proyecte sobre bases más firmes, arraigadas en nuestras tradiciones culturales y nuestras maneras de mirar el mundo.

Antonia Urrejola Noguera, ministra de Relaciones Exteriores de Chile.

Con la mirada hacia el futuro, Chile y China tienen desafíos comunes que deben enfrentar para lograr sociedades más justas y sustentables. El cambio climático, la contaminación y la pérdida de biodiversidad tienen consecuencias graves presentes y futuras, desde la disminución del crecimiento económico a la generación de daños irreversibles en los ecosistemas del mundo. La protección del medio ambiente es una tarea en la que debemos profundizar la cooperación, con un foco en las estrategias de desarrollo sustentable y en la implementación de nuevas tecnologías que permitan la disminución de la huella de carbono. Especialmente importante es el trabajo conjunto en torno a energías renovables, en donde destaca el liderazgo de China en energía solar y eólica, fundamentales también para Chile y nuestras metas de reducción de emisiones de carbono.

Finalmente, quiero resaltar a una mujer china que vivió solo 29 años entre 1768 y 1797, pero dejó una huella permanente. Wang Zhenyi fue científica y astrónoma, además de poeta. En una época tan temprana, estaba profundamente convencida de la igualdad entre hombres y mujeres. Sus palabras resuenan hasta el día de hoy: “Las mujeres son iguales a los hombres. ¿No estás convencido de que las hijas también pueden ser heroicas?” No solo heroicas, diríamos hoy, sino protagonistas indiscutidas de los grandes cambios que están ocurriendo en el mundo, un mundo que China y Chile queremos más próspero y justo, más integrado y sustentable, más respetuoso y solidario.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Quay Quarter Tower, un edificio de 59 pisos, fue construido sobre otro edificio de la década de los 70, manteniendo el 90% del núcleo y un 65% de la estructura.