Don Francisco y su mea culpa por Vamos Chilenos: “Fue un desacierto mío hablar de meta”

El animador evalúa la campaña solidaria realizada el 18 y 19 de septiembre, en ayuda a los adultos mayores más vulnerables del país, la que finalmente no consiguió la meta económica que se impusieron sus organizadores. “Yo creo que esta campaña todavía la tenemos que analizar, nos tiene que dar muchas enseñanzas, favorables y desfavorables”, advierte a La Tercera el comunicador y líder de la iniciativa.




A casi 48 horas del cierre de la campaña Vamos Chilenos, el animador Mario Kreutzberger, Don Francisco, hace su análisis de lo que fue el debut de esta cruzada benéfica, impulsada por la pandemia y que se impuso ir en ayuda de los adultos mayores más desfavorecidos del país, gracias a una alianza con la Universidad Católica y su fundación Conecta Mayor.

Y en la evaluación se cruzan dos aristas: la iniciativa solidaria en sí, cuya meta autoimpuesta por los organizadores no pudo concretarse -se llegó a $16 mil millones de los $30 mil millones de pesos que se esperaban en primera instancia-; y en directa relación con lo anterior, la recepción del público, que dejó al programa -emitido en cadena por la TV nacional- con un rating inferior al de la pasada Teletón, también desarrollada en pandemia.

De todo lo que rodeó la cruzada solidaria habla Don Francisco con La Tercera.

¿Cómo evalúa lo ocurrido con Vamos Chilenos?

Yo quedé muy contento y muy agradecido de la respuesta de la gente, de los chilenos. Hubo muchas donaciones simbólicas, de 500, de 1000 pesos, gente que hacía otros aportes antes y la situación de hoy día, hay tanto desempleo… Gente que quiso participar y homenajear a sus personas mayores. Y también tuvimos un gran respaldo de los empresarios, eso nos permitió finalmente cumplir con la meta, la más importante, que era en vez de atender 50 mil, hacerlo a 80 mil (personas mayores), porque en realidad el corte de las personas más vulnerables era 80 mil.

Siendo la primera vez de esta campaña, ¿qué autocrítica hace?

Bueno hay muchas autocríticas que hay que hacer. En primer lugar hicimos la campaña en 20, 25 días, porque era una campaña de emergencia, porque la gente había querido que hiciéramos algo de unidad nacional. Yo creo que esta campaña todavía la tenemos que analizar, nos tiene que dar muchas enseñanzas, favorables y desfavorables, con respecto a cómo hicimos la campaña, porque el programa mismo yo lo encontré bueno, muy bueno. Me pareció que tenía de todo, este homenaje que hicimos al doctor Sebastián Ugarte, a Cecilia, al maestro Valentín Trujillo, la abuelita Tik Tok, muchas cosa muy distintas, el minuto de silencio por las víctimas del Covid, muchas cosas y muy bonitas, y con bastante ritmo.

También se mezcló con las Fiestas Patrias...

Eso sí, eso quizás es algo que habría que estudiar, si fue la mejor opción haberlo hecho en estos días porque la idea era acompañar a la gente que iba a estar en sus casas, o si la gente independientemente de estar en sus casas querían celebrar. Quizás ahí no estoy tan seguro, pero con respecto al programa, a mi me pareció bien.

Hasta el día del programa no se habló de una meta, pero usted lo terminó mencionando en la transmisión, ¿cree que fue un error?

Yo creo que fue un desacierto mío por la emoción, porque además yo no tenía clara la cifra que se necesitaba tampoco en ese momento, pero en la emoción de la partida... Uno tiene que reconocer a veces que era un desacierto, porque no teníamos meta y no le habíamos dicho a nadie lo de meta. La meta era poder atender a las 80 mil personas y las atendimos.

Durante el programa se hicieron algunas menciones políticas, ¿qué le pareció eso?

No, a mi no me parece porque nosotros hemos sido siempre en todas las campañas muy transversales. El hecho por ejemplo que esto se está entregando a través de todos los alcaldes de Chile, por lo tanto ahí están todas las tendencias de Chile. Hemos invitado a todos los artistas, de un lado y de otro, entonces yo creo que cuando uno va a una parte tiene que saber lo que corresponde. Creo que este era un programa de unidad nacional y que creo que no debíamos tocar la política porque no la tocamos, nunca la tocamos. Muchas veces ha pasado que alguien utiliza, porque a mi me parece que utiliza algo, para decir algo que no tiene que ver con el caso. Ahora, nosotros no le ponemos limitación a nadie, pero me parece que la gente tiene que hacer lo que corresponde en ese momento, porque no tenía nada que ver con política. Es un programa en vivo, así que cada uno se hace responsable de lo que hace y lo que dice.

¿Cree que esta campaña estableció un precedente pensando en la próxima Teletón, quizás reformularla, sobre todo pensando en la transmisión?

Absolutamente. En cada programa que se hace, en cada evento que se hace, hay un aprendizaje. Creo que aquí hubo muchos aprendizajes, además este es un aprendizaje para todos nosotros porque es un mundo que no conocíamos, un mundo virtual. Yo considero que se hizo un trabajo extraordinario tomando en cuenta en las condiciones que hubo que trabajar, respetando todos los principios y todas las regulaciones sanitarias que existían en ese momento.

¿Cree que siguen funcionando estas campañas solidarias televisivas, que deben continuar?

Yo siempre he pensado, no sé si son campañas televisivas, he pensado que los medios de difusión y los que trabajamos en estos, aparte de hacer programas de deporte, de entretenimiento, de política, de información, nosotros tenemos un compromiso con la comunidad, y me parece que la instancia que tiene Chile de unirse todos los medios de difusión cuando hay un terremoto, cuando hay un aluvión, cuando hay una emergencia, creo que nos distingue de muchos países, a mi me parece una muy buena instancia.

Al final de la transmisión hizo un adiós, entregando de algún modo esta misión a los animadores que lo acompañaban...

Porque yo creo que así tiene que ser, y así espero que ya comience esta década, ahora con una nueva generación porque tu tienes que entender que soy una persona que llevo haciendo esto 42 años, y yo no me voy a retirar nunca de esto, yo voy a estar siempre participando pero seguramente no de la misma posición, no de la misma manera, porque si no esto no tendría la continuidad que debe tener.

¿Por eso no apareció al comienzo de la transmisión y el mensaje de inicio lo entregó el actor Francisco Reyes?

Yo debo explicar que de este programa no hice nada, esta producción la dirigió Patricio López, y lo hice a propósito porque pienso que tiene que venir una nueva generación y tomar las decisiones que esta generación le corresponde, y nosotros colaborar con nuestra experiencia.

"Me propusieron así y yo dije ‘me parece muy bien’, fue la proposición que ellos hicieron, pero ellos decidieron todo el programa , no solamente esa parte, toda. Cada vez que aparecí es porque decidieron que yo apareciera. Yo no dirigí el programa, no lo he dirigido nunca, pero tenía mucha más incidencia hace 10 años atrás. Esto no es la primera vez que pasa, ya lleva 3 o 4 años que yo cada vez he tenido menos participación en la construcción del programa.

¿Hay novedades acerca de la Teletón del próximo año, como fecha tentativa?

Estamos todo en conversaciones, porque ahora tenemos que analizar todo lo que ha pasado y que cosas podemos aprender de esto, eso es importante.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.