Mujeres influyentes en televisión: Diana Bolocco

Autor: Luis Cerda

"El mayor prejuicio que he enfrentado ha sido el hecho de ser hermana de la Cecilia y de si estaba ahí por mis propios méritos".


A las mujeres, en general, se nos exige mucho más. En distintos ámbitos, y uno de esos ámbitos es el tema físico. Vernos bien, vernos jóvenes y, a veces, lamentablemente, las críticas más descarnadas vienen de nuestro propio género. Pero, a propósito de eso, muchas mujeres alzan la voz y piden más respeto cuando es una congénere. Yo creo que estamos en un proceso de cambios, en que hay ciertas cosas que tienen que empezar a importar menos. Históricamente, en la televisión y en varios otros ámbitos, a las mujeres se nos exige vernos mejor y eso tiene que cambiar.

El mayor prejuicio que he enfrentado ha sido el hecho de ser hermana de la Cecilia y de si estaba ahí por mis propios méritos. Fue al comienzo de mi carrera, y hace rato que no siento ese prejuicio, y siento que la gente me ha conocido y me he ganado mi puesto con trabajo y esfuerzo, y demostrando que tengo capacidades para lo que hago. Pero es una cosa de tiempo, y entiendo q ue el prejuicio haya sido más fuerte al comienzo. Ahora ya no es un tema. Sabía que era un proceso lógico y que el tiempo iba a cambiar esa visión.

Al principio de mi carrera se me sugirió que ciertos chistes no eran propios de mujeres. Que uno debe comportarse de una manera determinada. Me lo cuestioné mucho, pero me rebelé, porque sabía que no podría hacer un personaje. En algunos programas de los que me hice cargo recibí algunos consejos de ese tipo. La verdad es que no les hice mucho caso, porque tiene que ver con mi esencia, con mi personalidad. Yo sentía que, tal vez, podía hacer un camino más largo, pero que, a la larga, se valora la transparencia y la honestidad. Y yo te diría que esos son algunos de los aspectos que la gente valora mucho en mí. La gente me conoce, y me dice ‘oye, tú eres igual que como en la tele’.

No siento la presión de no envejecer, sé que es un proceso natural. Y creo que en la televisión, cada vez se valora más la experiencia y hay muchas mujeres que están ahí independiente de su edad, y que han sido relevantes, y son superqueridas y seguidas. Estamos en un proceso de cambio. Además, mi carrera nunca ha sido proyectada solo desde lo estético y de la belleza. Yo diría que la gente destaca de mí otros aspectos, que no tienen relación con cómo me veo, sino con mi personalidad o lo que proyecto desde lo interior. Obviamente me preocupo, sé que la televisión tiene que ver con imagen, pero envejecer es un proceso natural, y no soy la misma de los 20 años ni pretendo serlo.

Seguir leyendo