Abogada Marisa Navarrete, pareja de Arias, se defiende: "Fui siempre tratada igual que todos"

Marisa Navarrete

La abogada Marisa Navarrete. Foto: Aton

En el consejo de fiscales de ayer se expuso una nueva acusación del persecutor Sergio Moya contra de su superior, Emiliano Arias. Moya señaló que existieron "presiones indebidas", en que Arias habría pedido un trato preferente para su pareja, la abogada Marisa Navarrete. La profesional descartó esta situación: "Es bajo y de mala fe".




Además de denunciar eventuales prácticas con algún tipo de ribete penal, el fiscal Sergio Moya lanzó otro dardo contra su superior y jefe regional de O'Higgins, Emiliano Arias: una supuesta instrucción para tener un trato preferente con la pareja de este último, la abogada Marisa Navarrete.

El antecedente fue revelado ayer en el tenso consejo de fiscales, donde la jefa de la Unidad Anticorrupción, Marta Herrera, expuso parte de la denuncia de Moya contra Arias. En ese compilado, la abogada señaló que el fiscal de Alta Complejidad de Rancagua acusó que Arias dio una instrucción a los fiscales jefes para que fueran ellos los que tramitaran las causas en que Navarrete fuera defensora o querellante. Esto valía tanto si ella era defensora o querellante, según la denuncia de Moya.

Según distintas fuentes del caso, la denuncia fue respaldada con antecedentes y versiones que Moya recogió en la propia fiscalía y que él habría presenciado, en su cargo de fiscal jefe de Alta Complejidad. De acuerdo a esta denuncia, fue en 2016, una vez que Arias ya se instaló como fiscal regional, que pidió que fueran los fiscales jefes de cada unidad los que tramitaran estas causas. Para Moya, esta práctica estaría calificada como un tipo de "presión indebida".

La razón, de acuerdo a lo expuesto en la reunión, es que los fiscales jefes son de exclusiva confianza del persecutor regional, y según han señalado distintos fiscales de la zona, estos han cambiado de manera reiterada durante el último tiempo. Es más, añadieron que hay abogados que con dos años de egreso ya son fiscales jefes, nombrados por Arias.

La mencionada Marisa Navarrete, quien fue abogada de los carabineros imputados en la Operación Huracán y ha enfocado su carrera en delitos tributarios y económicos, rechazó las acusaciones y descartó haber recibido algún trato preferente en la Fiscalía de O'Higgins.

"Es absolutamente falso lo que menciona el señor Sergio Moya. Las causas que yo tengo en la región de O'Higgins son dos: una en la Rengo y otra en Rancagua, ambas causas están ahí desde antes que asumiera Emiliano la fiscalía regional. Por lo tanto, yo no puedo dejar botada a mi gente, no puedo poner fin al patrocinio con mis representado", explicó a La Tercera PM.

Además, la abogada explicó que incluso esas causas "aún están vigentes, y se han demorado una eternidad en la tramitación. No quiero entrometerme en el trabajo responsable de los fiscales, pero con esto quiero dejar claro que no ha habido ningún favorecimiento en la tramitación de mis causas, se ha dado el mismo trato que a todos los querellantes de este país".

Navarrete calificó la acusación como un acto "bajo y de mala fe. No hay ninguna causal de inhabilidad, además. Fui siempre tratada igual que todos". La abogada, sin embargo, no quiso referirse al tema que involucra a Arias con Moya: "No voy hablar del tema en general, no me parece contribuir a echarle más suciedad al tema, el que ya es bastante sucio. No tengo nada que decir".

Comenta