Tercera PM
Presenta:

Caso Quintero: Gasmar acusa “injustos ataques” y presenta descargos a autoridad ambiental

gasmar
Foto: SMA

Gasmar sostuvo que la acusación en su contra se produjo en un “contexto de desconfianza generalizada”, advirtiendo que ha sufrido “injustos ataques” a partir de la formulación de cargos que realizara la Superintendencia de Medio Ambiente, los que han implicado un "grave impacto para la imagen de la compañía".


Llegó el turno de Gasmar. La compañía cuya propiedad la reparten Abastible y Gasco, presidida por Ricardo Cruzat, presentó formalmente su respuesta a la formulación de cargos que presentara en su contra la Superintendencia de Medio Ambiente (SMA) tras los episodios de contaminación en la bahía de Quintero, registrados a fines del pasado mes de agosto.

A igual que Enap, la primera en ser sindicada como la presunta responsable por autoridades de gobierno, Gasmar también optó por efectuar descargos, desestimando cualquier tipo de participación en los hechos denunciados y que significaron cientos de personas intoxicadas.

Gasmar sostuvo que la acusación en su contra se produjo en un “contexto de desconfianza generalizada”, advirtiendo que ha sufrido “injustos ataques” a partir de la formulación de cargos que realizara la Superintendencia de Medio Ambiente, los que han implicado un “grave impacto para la imagen de la compañía”.

“Los efectos negativos seguramente excederán cualquier sanción que pueda llegar a imponerse en el presente procedimiento, constituyendo un gravamen oneroso para la compañía”, sostuvo en su presentación que cuenta con 70 páginas.

Según consta en la resolución, Gasmar es acusada de incurrir en cuatro infracciones ambientales. Dos de ellas graves e igual número de leves. En suma la compañía arriesga hasta la revocación de la Resolución de Calificación Ambiental con que opera y el pago de una multa total de hasta 12.000 UTA.

En su acusación la SMA detectó deficiencias en el funcionamiento de antorcha en relación a un flujo de gas barrido y de gas piloto, inferiores a los comprometidos en el permiso ambiental que regula su actividad en la bahía de Quintero.

“Desde su construcción y puesta en funcionamiento hace más de 20 años atrás, la compañía no ha sido objeto jamás de ningún tipo de cuestionamiento a la forma en que ha ejecutado su proyecto evaluado ambientalmente”, concluyó Gasmar.

Por otro lado, aseguró desestimó que las infracciones que imputa la SMA pudieran haber afectado la salud de las personas. “Este riesgo no concurre, ya que la información relativa a los consumos horarios de gas del sistema antorcha, fueron debidamente acompañados en su oportunidad, descartándose con ello cualquier posibilidad de riesgo para la salud de las personas”, recalcó.

Seguir leyendo