Constanza Schönhaut: “Los 2/3 de la Constitución del 80 son un cerrojo de la dictadura; los 2/3 que proponemos no es un cierre al debate, es un incentivo a la legislación”

En medio de la deliberación de la primera votación en comisión de las Normas Transitorias, la convencional por el Frente Amplio defiende el quórum propuesto en la instancia para que el actual Congreso pueda reformar la Constitución. Además, afirma que el actual Parlamento tiene la posibilidad de ser protagonista del proceso constituyente, mientras se centre en la implementación de la nueva Carta Magna.




Esta tarde, la comisión de Normas Transitorias de la Convención Constitucional someterá a votación el informe de indicaciones ingresadas el pasado martes. Pese a que la izquierda mayoritariamente presentó las propuestas en conjunto, desde ya algunos colectivos firmantes cuestionan temas como el quórum de dos tercios para las reformas constitucionales por parte del actual Congreso.

Frente a estas críticas, la convencional Constanza Schönhaut (Frente Amplio), manifiesta un sentido de urgencia de aplicar la nueva Constitución. “No podemos seguir en un proceso constituyente permanente, porque la ciudadanía necesita soluciones ahora”, señala. No obstante, reconoce que no es una “fiel defensora de un quórum en específico”, sino de los acuerdos que permitan avanzar.

¿Qué tan conforme está con el acuerdo de indicaciones de normas transitorias?

Creo que lo más valioso es que fue un debate de carácter bien transversal. Hubo disposición a ir dejando las posiciones originales para llegar a puntos en consenso. En términos de contenido, yo creo que en el grueso de las propuestas transitorias a las que llegamos van en la dirección correcta de aquello que hablamos desde el principio: mantener un equilibrio entre la gradualidad, pero también el sentido de urgencia de algunas materias.

El martes usted señaló que era partidaria de incluir los Decretos con Fuerza de Ley Adecuatorios (DFLA). ¿Por qué no se pudo?

Lo que nosotros buscamos eran mecanismos que favorezcan la implementación correcta de la nueva Constitución en el menor tiempo posible y el tiempo de tener incentivos para que el legislador también tome medidas en el menor tiempo posible. Los DFLA contribuyen a lo primero. Si bien se consideró en algunas normas, creo que algo de esas características debía tener una regulación de carácter general, con una regulación específica respecto de su aplicación. A eso no terminamos de llegar a un acuerdo. Por tanto, es una conversación que sigue abierta.

¿Cómo ve que la Convención marque los tiempos del actual Congreso? Por ejemplo, se establece que, si no se despacha el proyecto del Consejo de Justicia en dos años, se da por aprobado el presentado por el Presidente.

Esa es una regla que aplica para la Ley de Presupuestos, precisamente por el carácter fundamental que tiene esa ley. En este caso, se propuso como medida excepcional para un caso concreto, que es la creación del Consejo de Justicia, que es el puntapié para la implementación de los cambios en materia de sistema de justicia. En la medida en que tenemos mecanismos acotados, uno no puede hablar de que nos estamos saltando el Legislativo.

Pese a que firmaron el acuerdo, desde el Colectivo Socialista y Colectivo del Apruebo han criticado esta norma en específico. Si cae, ¿qué otras normas existen para incentivar al Congreso a que implemente la nueva Constitución?

Esa es de las grandes preguntas. Yo creo que este es uno de esos mecanismos y que contribuye a llegar a acuerdos, sobre todo en un Congreso que es diverso. Esto lo que hace es poner este sentido de urgencia pero que respeta, por cierto, el Congreso, donde dos años de tramitación es un plazo razonable para ello.

¿Es partidaria de que se aplique en otra materia, además del Consejo de Justicia?

Yo creo que todos aquellos incentivos a la legislación tienen que ser excepcionalísimos, ese es el criterio central.

“No podemos seguir en un proceso constituyente permanente”

En relación con el quórum de 2/3 para las reformas constitucionales por parte del actual Congreso, ¿por qué cree necesario establecerlo en esa proporción?

La primera pregunta es qué esperamos de este Congreso. Ahí hubo distintas posiciones. Hubo la posición de que esta legislatura no tuviera la posibilidad de reformar para efectos de que solo se dedicara a su implementación. Había otras posturas que estaban por una reforma, quizás en los mismos términos que existen hasta ahora en la Constitución, con mayoría simple. Nosotros éramos de la idea de mantener los criterios de reforma de la Constitución actual, que es bajo la que fueron electos los diputados, diputadas y senadores, ¿no? En la conversación finalmente se llegó a esta propuesta de los 2/3. Lo fundamental es que entendamos que no podemos seguir en un proceso constituyente permanente, porque la ciudadanía necesita soluciones ahora. Y, por tanto, también tenemos que considerar incentivos a que esta legislatura pueda cumplir con su mandato, teniendo por cierto, abierta la puerta a las reformas necesarias en miras a una mejor implementación de esta.

¿Qué rol debe tener el actual Congreso en la implementación de la nueva Constitución?

Yo creo que el actual Congreso tiene la posibilidad de ser protagonista del proceso constituyente, en tanto se centre en la implementación de la nueva Constitución. Ese es el mandato no solo del Legislativo, también del Ejecutivo. Para mí, el rol que le corresponde al legislador es implementar con responsabilidad fiscal y gradualidad, pero en el menor tiempo posible, la nueva Constitución, sobre todo en aquello relativo a la nueva institucionalidad y a los derechos fundamentales.

¿Lo ve como un escenario posible? En consideración de lo heterogéneo que es el Congreso.

Es un Congreso que tiene sus propias dificultades, pero yo creo que el llamado tiene que ser estar a la altura del momento histórico que significa el proceso en el que estamos.

¿No representa un riesgo, quizás, que el Senado sí tenga los dos tercios necesarios para hacer modificaciones importantes?

Uno tiene que pensar en criterios generales y coherentes para tomar decisiones. Nosotros lo hacemos, por ejemplo, en el marco de los estándares de la Constitución vigente. Pero no podemos estar haciendo los cálculos uno a uno y tratar de hacer un traje a la medida. Por tanto, si hay dos tercios para una reforma, bueno, es parte del proceso democrático.

Una crítica que se ha levantado es la contradicción de su sector, que antes cuestionó el quórum de 2/3 y argumentó que la Constitución del 80 tenía muchas restricciones para cambiarla. Pero ahora se busca instalar ese mismo quórum, que complejiza hacer reformas importantes hasta 2026.

Son dos situaciones muy distintas. Los 2/3 de la Constitución de los 80 es un cerrojo a un proyecto político marcado en dictadura. Los 2/3 que proponemos, o el quórum que sea, es una solución que viene de un proceso democrático. No es un cierre al debate, es un incentivo a la legislación. Otra diferencia es que el quórum de 2/3 en la Constitución del 80 era permanente. Duró 40 años. Este quórum es excepcional, simplemente para este período específico.

¿Cree que esto perjudica la opción del Apruebo, como señaló el senador PS Álvaro Elizalde?

Durante todo este periodo, cada decisión que ha tomado la Convención ha sido utilizada para decir que va a favorecer el Apruebo o el Rechazo. Yo creo que la nueva Constitución se va a evaluar en su conjunto, no en atención a una medida específica.

Desde No Neutrales y el Colectivo Socialista advierten desde ya que este quórum va a caer. ¿Considera que eso es romper el acuerdo?

A esta altura del proceso, sabemos que las discusiones y las decisiones van madurando en el tiempo. Si efectivamente en el pleno no están los 2/3 para aprobarlo, bueno, habrá que volver a conversar el quórum. Yo no soy una fiel defensora de un quórum en específico, sino más bien fiel defensora de acuerdos que permitan avanzar en la dirección correcta.

¿En el Frente Amplio sí van a respetar el acuerdo de indicaciones al que llegaron con las demás izquierdas?

Es parte de lo que tenemos que conversar estos días. Todavía no hemos tenido la instancia de conversar como bancada.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.