Tercera PM
Presenta:

Corte rechaza sobreseer a Ricardo Ezzati y da luz verde para que Fiscalía siga adelante con la arista de encubrimiento de abusos

Ezzati

La decisión de la Octava Sala fue por la unanimidad de sus miembros.


La Octava Sala de la Corte de Apelaciones de Santiago, en decisión unánime, rechazó la petición de sobreseimiento definitivo realizada por la defensa del cardenal y arzobispo de Santiago Ricardo Ezzati.

Con esto, el tribunal de alzada capitalino dio luz verde al Ministerio Público para que siga adelante la investigación por los presuntos encubrimientos de abusos sexuales que habrían realizado, durante años, altos jerarcas de la Iglesia Católica chilena.

Los ministros Juan Cristóbal Mera, Mireya López y Tomás Grey confirmaron la decisión que había adoptado el 30 de enero el juez de garantía Eduardo Gallardo. Este rechazó sobreseer a Ezzati y sostuvo que no podía en este estadio procesal “matar el caso” e impedirle al Ministerio Público seguir adelante con el caso asegurando que él creía que había “algo susceptible de ser investigado”.

La indagatoria por eventual encubrimiento de abusos sexuales cometidos por prelados es liderada por el fiscal regional de O’Higgins Emiliano Arias quien el año pasado protagonizó varios allanamientos a sedes de la Iglesia católica chilena, entre ellas, el propio Arzobispado de Santiago. En ese lugar el Ministerio Público encontró una serie de documentos que dan cuenta de denuncias de víctimas de abusos que sólo fueron canalizadas -en algunos casos- en el ámbito canónico y no se dio cuenta de estos delitos a la justicia ordinaria.

Ezzati ya fue citado una vez como imputado para declarar en esta indagatoria. Esa vez el religioso -acompañado de su abogado Hugo Rivera- decidió acogerse en su derecho a guardar silencio, principalmente porque estaba pendiente esta revisión de su petición de sobreseimiento.

Ahora que la Corte santiaguina desestimó su solicitud, la Fiscalía reactivará la arista en que se indaga la responsabilidad como encubridor de quienes ostentaron altos cargos en la Iglesia y ocultaron diversas denuncias de actos de connotación sexual en contra de religiosos de diversas congregaciones.

La decisión del tribunal de alzada capitalino es inapelable, aunque la defensa podría aún recurrir de queja ante la Corte Suprema si es que en el fallo vislumbrara vicios sólo salvables por ese extraordinario recurso.

Seguir leyendo