El lobby del exministro de Peña Nieto a favor de Cruz Verde y contra la ley de Fármacos II

El exministro mexicano del Trabajo y Previsión Social, Roberto Campa Cifrián, se reunió en abril con el embajador chileno en ese país, Domingo Arteaga (UDI). NOTIMEX/FOTO/ISAIAS HERNANDEZ/IHH/POL/ (Photo by ISAIAS HERNANDEZ / NOTIMEX / Notimex via AFP)

Un alto ejecutivo de Femsa se reunió con el embajador de Chile en México, Domingo Arteaga, el pasado 22 de abril. En la cita, la gigante mexicana dueña de Cruz Verde y OXXO manifestó su “preocupación sobre el impacto de la regulación de medicamentos en el marco del proyecto Ley de Medicamentos II y el análisis sobre posibles violaciones a tratados internacionales y acuerdos de inversión bilateral entre México y Chile”




El pasado 22 de abril el Director de Asuntos Corporativos de Femsa, Roberto Campa Cifrián, acudió a la Embajada de Chile en México para sostener una reunión con el embajador Domingo Arteaga Echeverría por la tramitación en el Congreso de la denominada Ley de Fármacos II, que busca disminuir el precio de los medicamentos.

En la cita, el ejecutivo le detalló además al diplomático la consulta presentada en febrero de este año al Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC) por la Ley Cenabast, que permite al Estado comprar medicamentos directamente a los laboratorios para vender a las farmacias con precios más bajos. La normativa se establece que primero a las farmacias independientes se les venderá en 2021 y 2022, para luego poder vender a las cadenas a contar de 2023. En dicho contexto, Socofar consultó al TDLC si estimaba competitivo el cobro diferenciado de precios que los laboratorios hacen actualmente a los particulares frente a lo que cobran al Estado. Dicha consulta está pendiente de resolución ante la Corte Suprema respecto de su admisibilidad.

Tal es la preocupación de la mexicana, que incluso el ejecutivo solicitó ayuda para concretar una reunión presencial con el ministro de Relaciones Exteriores, Andrés Allamand. Sin embargo, la cita deberá seguir siendo postergada, ya que el gobierno ordenó mantener el cierre de las fronteras del país durante 30 días debido a la emergencia sanitaria. Es así como frente a la petición del diplomático se le sugirió que la audiencia la solicitara por la misma plataforma de Ley de Lobby.

La conversación con el embajador Arteaga quedó plasmada en el Registro Oficial de Ley de Lobby. En la cita la gigante mexicana -dueña de Cruz Verde y OXXO en Chile- expresó su “preocupación sobre el impacto de la regulación de medicamentos en el marco del proyecto Ley de Medicamentos II y el análisis sobre posibles violaciones a tratados internacionales y acuerdos de inversión bilateral entre México y Chile”. Campa Cifrián, el ejecutivo mexicano que visitó al embajador Arteaga, fue secretario del Trabajo y Previsión Social durante la parte final del sexenio de Enrique Peña Nieto que se extendió entre el 1 de diciembre de 2012 y el 30 de noviembre de 2018.

“Las causas del precio de los medicamentos en Chile es multifactorial y tiene que ver con distintos componentes. Creemos que la iniciativa que salió de la comisión mixta pone sólo la mirada en una parte y no es una solución de largo plazo. Para que existan precios competitivos a nivel regional, tenemos que aportar todos ,y por eso hemos buscado conversar con personas del Ejecutivo y Legislativo, poniendo en la mesa información objetiva y que sea producto del rigor y no solo de las creencias”, sostuvo el ejecutivo mexicano en conversación con La Tercera.

La mexicana Femsa es una gigante del comercio y la salud en América Latina. A modo de dimensionar su tamaño, actualmente tiene presencia en 13 países y es el embotellador independiente más grande de Coca-Cola en el mundo. A Chile ingresó el año 2015 y en enero de 2020 concretó la adquisición del 40% restante del Grupo Socofar -matriz de Farmacias Cruz Verde- al empresario viñamarino Guillermo Harding. Además, en Chile opera la cadena de tiendas de conveniencia OXXO y el 9 de octubre de 2020 anunció la compra de OK Market a SMU, en un proceso que está pendiente de autorizaciones por parte de autoridades regulatorias.

El holding mexicano cuenta con más de 320.000 colaboradores en las empresas que integran sus tres unidades de negocio y a la cabeza de una de ellas se encuentra Daniel Rodríguez, como director general de Femsa Comercio, segmento del holding dedicado exclusivamente al sector minorista. En noviembre de 2014, el chileno ingresó al grupo mexicano como director de finanzas, cargo que desempeñó hasta 2008, luego de la renuncia de Laurence Golborne y asumió como gerente general.

Hoy en Chile, Femsa manifiesta su “preocupación” por ciertos aspectos de la Ley de Fármacos II como el cuestionamiento que se hace a la integración vertical, pues en Chile la mexicana es dueña no sólo de Cruz Verde, sino que también de Socofar y el laboratorio denominado MintLab. Además de las tiendas Maicao, vinculadas a cosméticos y productos de belleza.

La reunión con el ejecutivo de Femsa sirvió para el estreno del diplomático chileno, ya que desde su nombramiento como embajador, el 25 de mayo de 2018, Domingo Arteaga Echeverría no registraba reuniones a través de la plataforma de Ley de Lobby. La audiencia de carácter presencial se extendió por una hora en dependencias de la propia embajada en Ciudad de México.

La ley de fármacos II es impulsada por el senador Guido Girardi (PPD) y se encuentra en su etapa final de tramitación. Diversos laboratorios han expresado su malestar frente a la iniciativa por una serie de condiciones que impondrá una vez que comience a entrar en vigor. Uno de los mayores cuestionamientos apunta a la prohibición que tendrán los laboratorios de realizar publicidad a los medicamentos de venta directa denominados OTC (Over The Counter, según la sigla en inglés), como paracetamol e ibuprofeno, entre otros. A modo de ejemplo, recientemente la presidenta de la Cámara de Medicamentos de Venta Directa (CAMAVED), Gloria Gárate, lanzó una serie de críticas al proyecto y advirtió que a raíz de esta iniciativa, no descartaban “recurrir a una instancia internacional, ya que consideramos que las condiciones económicas bajo las cuales los inversores extranjeros de productos OTC han invertido en Chile serían modificadas sustancialmente”.

El gremio reúne a grandes laboratorios como Bayer (Alemania), P&G (Estados Unidos), Sanofi (Francia) y GSK (Reino Unido).

En Chile, Femsa a través de Socofar ha manifestado públicamente sus reparos a la proyecto. Sin embargo, nunca antes había señalado abiertamente los riesgos que significaba para Chile la puesta en marcha de la normativa que busca bajar los precios de los medicamentos.

En medio de la discusión en la Cámara de Diputados por la iniciativa de Ley de Fármacos II, el 6 de agosto de 2018, Cruz Verde propuso eximir el pago de IVA a los medicamentos para reducir el precio a los consumidores. En efecto, la compañía sostuvo que Chile es el único país de Latinoamérica que no tiene un taza diferenciada de IVA para los medicamentos. De igual manera sostuvo que resulta clave avanzar en la bioequivalencia y facilitar el intercambio del medicamento prescrito con el nombre de fantasía

El estudio de precios

A comienzos de 2021, Socofar encargó un estudio de mercado a los economistas Joaquín Poblete y Mauricio Sauma, el cual posteriormente presentó a parlamentarios en medio de la tramitación del proyecto de Ley de Fármacos II. El 9 de marzo en dependencias del Congreso Nacional, el CEO de Empresas Socofar, Daniel Belaúnde, acompañado del gerente de Asuntos Corporativos del grupo, Sergio Rojas, se reunieron con los senadores UDI, Luz Ebensperger y Juan Antonio Coloma.

“Presentación de la división de salud de FEMSA en Chile, entrega de informe de estructura de los precios en la industria farmacéutica, cómo afectaría la regulación de precios de los medicamentos y su posición en la materia”, consignó el grupo a la hora de solicitar la audiencia.

En el estudio concluye que “en gran medida las diferencias de precios entre medicamentos con marca en Chile y el precio de medicamentos en otros países de la región se puede explicar por diferencias en los precios a nivel de laboratorios”. Existe una diferencia de precio importante en Chile entre productos genéricos similares y de marca: mientras el genérico promedio tiene un precio de $1.800 el producto de marca promedio tiene un precio de $10.600, sostuvo el informe que cuenta con 35 páginas.

Por otro lado, “los datos de la ley Cenabast confirman la información aportada por la Fiscalía Nacional de Económica (FNE), los laboratorios cobran precios en promedio significativamente más altos a las farmacias que a clientes institucionales. Esta diferencia se observa especialmente fuerte para productos de marca, y no para genéricos. Esta observación empírica es compatible con la existencia de poder de mercado de los laboratorios por la baja tasa de sustitución del cliente final a productos de marca”, añadió.

Por otro lado, los investigadores sostuvieron en su presentación que “lamentablemente no pudimos encontrar un registro oficial de medicamentos protegidos por patentes en el ISP, sin embargo podemos aproximarnos a su impacto relativo”, complementó.

“Una revisión llevada a cabo por Socofar hace algunos meses muestra que, de más de 9.000 medicamentos inscritos en el ISP, solo 368 corresponderían a registros únicos y por lo tanto potencialmente protegidos por patentes. Estos medicamentos representan menos del 1% de las unidades vendidas en la muestra que utilizamos en este trabajo. Estos números sugieren que el problema de los precios no radica en la protección por patentes de los medicamentos sino que por un problema de falta de competencia entre laboratorios en el sector farmacias”, concluyó el estudio.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.