Exsocios extranjeros demandan a Gonzalo Vial Concha: acusan creación de sociedad “fantasma” en Uruguay para contraer millonarias deudas

Imagen Gonzalo-Vial-Concha

Gonzalo Vial Concha, hijo del fundador de Agrosuper.

A través de una sociedad constituida en Suiza, dos brasileños exigen ante tribunales que el hijo del fundador de Agrosuper pague un préstamo de U$ 1,8 millones (más de $ 1.300 millones) al que accedió en 2018 y que a la fecha está impago. El negocio que mantenían con Vial Concha consistía en la importación de granos y cereales. Según conocedores del conflicto, la idea de las partes era generar una contribución común para fortalecer la posición de Graneles Switzerland y del empresario chileno el mercado latinoamericano.




Es una disputa de pesos pesados y está recién comenzando. Banco Santander lanzó una arremetida en tribunales contra la familia Vial, dueña de Agrosuper, por un lío de deudas que mantiene Gonzalo Vial Concha, hijo de Gonzalo Vial Vial, el creador y controlador del gigante agroalimentario.

La noticia generó expectación entre abogados vinculados a quiebras y procesos de reorganización de empresas, que miran con atención el litigio que por ahora se inició en una etapa prejudicial, pues exige conocer el detalle de la participación accionaria de Vial Concha en el holding.

Ayer, Fernando Barros, abogado de Gonzalo Vial Vial, cuestionó la estrategia del banco Santander, tildándola de “intimidación”. Pero el dilema con la banca no es el único problema que su hijo y controlador de Graneles Chile enfrenta por estos días.

El 30 de julio de 2018, Graneles Switzerland S.A. -sociedad constituida en Suiza por los brasileños Gabriel de Freitas y Juares Maciel- accedió a la entrega de un préstamo por la suma de US$ 1,8 millones a Golure International, propiedad de Vial Concha y constituida en Uruguay. El compromiso fue pagar un mes después la totalidad del monto adeudado en una única cuota, el viernes 31 de agosto de 2018.

El negocio que mantenían los socios extranjeros con Vial Concha consistía en la importación de granos y cereales. Según conocedores del conflicto, la idea de las partes era generar una contribución común para fortalecer la posición de Graneles Switzerland y de Gonzalo Vial en el mercado latinoamericano.

Sin embargo, Golure International no pagó a Graneles Switzerland la deuda. Ahora esta última exige que le pague el crédito más intereses y reajustes, lo que daría como resultado un monto de $1.300.151.600. Según consigna la demanda que la empresa suiza presentó el 24 de julio de 2019 ante el 15° Juzgado Civil de Santiago. “Se trata de una obligación líquida, lo que significa que es una suma de dinero claramente determinada”. Además, “es totalmente exigible, porque existe un pagaré suscrito y no se encuentra prescrita”.

A casi dos años de tramitación, el caso sigue ventilándose en tribunales. El caso no ha sido fácil y no han faltado problemas. De hecho, entre las complicaciones que ha enfrentado está el proceso de notificación, que requirió un exhorto al 2º Juzgado Civil de Rancagua. Según el registro público del proceso, solo casi nueve meses después de la presentación de la demanda pudo ser notificado Vial Concha.

Además, si bien el 6 de agosto de 2019 el tribunal de Santiago decretó el embargo de la sociedad deudora, a la fecha los abogados que representan a Graneles Switzerland -Félix Antolin y Ariela Agosin, socios de Albagli & Zaliasnik- no han logrado la incautación de los bienes.

El 24 de diciembre de 2020, el 15º Juzgado Civil de Santiago rechazó la última arremetida de Graneles contra Golure, a fin de conocer las empresas vinculadas al empresario, y el pasado 31 de diciembre de 2020 volvieron a insistir. Esta vez, por medio de un nuevo escrito, los socios brasileños solicitaron el “levantamiento del velo corporativo” de Golure International. ¿El objetivo? Lograr embargar los bienes personales “presentes y futuros, de propiedad de su accionista mayoritario, controlador y presidente del directorio de la sociedad, Gonzalo del Rosario Vial Concha”.

En el documento al que tuvo acceso La Tercera PM, la defensa de Graneles Switzerland admitió que el embargo a Golure no ha podido ni podrá llevarse a cabo, pues dicha sociedad “no existe en Chile, no mantiene filial alguna ni posee bienes en nuestro país”. Y se añade que “en sencillas palabras, Golure no es más que una figura societaria simulada para que su accionista mayoritario, controlador, presidente de su directorio y representante legal, Gonzalo Vial Concha, evada el cumplimiento de una obligación que, en realidad, contrajo personalmente para la realización de negocios propios en Chile”, explicó.

En ese sentido, añadió que “Golure es sólo un armazón que ha dispuesto Gonzalo Vial para evitar cumplir con sus obligaciones de pago e impedir que se persiga directamente su patrimonio producto de sus onerosos incumplimientos”. “La sociedad no existe en Chile, no mantiene filial alguna ni posee bienes en nuestro país”, concluyó.

Más directo aún, la sociedad de propiedad de los brasileños recordó la carta que firmó Gonzalo Vial -que en Derecho Comercial es conocido como comfort letter- que daría cuenta de su disposición y “buenas intenciones” para cumplir con los compromisos de pago de Golure.

Me comprometo a realizar mis mejores esfuerzos para obtener que la sociedad dé fiel cumplimiento a la totalidad de las obligaciones asumidas y en caso de que dicho cumplimiento no sea posible, yo, Gonzalo del Rosario Vial Concha, me obligo en este acto a proveer personalmente los recursos que sean necesarios para que la sociedad Golure International S.A. dé cumplimiento a sus obligaciones”, consignó la carta que firmó Gonzalo Vial Concha el 30 de julio de 2018.

Sociedad “instrumental” y “fantasma”

En su última arremetida por conseguir la devolución del millonario préstamo, Graneles Switzerland presentó un informe del estudio “Ferrere Abogados” de Uruguay. Este consta en el mismo expediente y se presentó al tribunal el 31 de diciembre de 2020. Ahí se explica que la sociedad Golure es “absolutamente instrumental para los efectos de contraer deudas y liberar a su accionista mayoritario Gonzalo Vial de todo tipo de responsabilidad”. En este sentido, añaden que Golure es una sociedad “fantasma””.

En efecto, según el mismo análisis, “la sociedad no ha presentado ni registrado balances ni estados financieros ante la autoridad central del país de Uruguay, es decir, no los tiene, o derechamente omite esta obligación”. Además, “no presenta ningún registro por parte de entidades participantes del sistema financiero, ya sean bancos, empresas administradoras de créditos o servicios financieros. Asimismo, no posee calificación crediticia”.

Tampoco cuenta con certificados de cumplimiento de la normativa societaria uruguaya vigente. “Así, Golure es una empresa que falta a sus obligaciones tributarias, omitiendo su declaración y liquidación anual de impuestos correspondiente”.

El informe firmado por los abogados Manuel Lecuona y Santiago Rodríguez consignó que “esta empresa como el Sr. Vial Concha figuran en un gran número de fuentes periodísticas con relación al “caso Caval” en el marco de las investigaciones por estafa y tráfico de influencias de la empresa chilena Sociedad Exportadora de Gestión Limitada”.

La Tercera PM intentó conocer la respuesta de Gonzalo Vial Concha a la demanda de Graneles Switzerland S.A., pero al cierre de este artículo no hubo respuesta.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.