Fernando Barros, abogado del fundador de Agrosuper, responde al Santander: “Se ha pretendido generar una intimidación”

Seminario Circulo Directores, Fernando Barros. Foto Reinaldo Ubilla

Fernando Barros, director de Agrosuper y asesor de Gonzalo Vial Vial, acusa a la institución de intentar intimidar al empresario con imputaciones que rayan en la injuria. El banco pretende que Agrosuper reparta dividendos a sus socios, entre ellos, Gonzalo Vial Concha, quien le debe US$ 60 millones. Barros dice que Santander quiere forzar a un grupo empresarial familiar a destinar sus dineros al pago de deudas que no son suyas.




Fernando Barros lo resume así: el banco Santander está tratando de forzar a un grupo empresarial a destinar sus flujos económicos a pagar deudas que no son suyas. Barros asume como vocero de una molestia. Director de Agrosuper, vicepresidente de la compañía durante más de una década, Barros es también asesor y consejero legal de Gonzalo Vial Vial (85 años), creador y controlador del gigante agroalimentario.

Gonzalo Vial Vial tiene cuatro hijos, pero uno de ellos, Gonzalo Vial Concha (58 años), es el origen de la controversia con el Santander. Fundador de empresas de trading de granos, Vial Concha acumuló deudas voluminosas que reprogramó a fines de 2017 con una serie de bancos: eran US$ 290 millones, pero las fechas de pago han sido modificadas en seis ocasiones. La última fue en septiembre y se aplazó para el 16 de marzo próximo. Ante la inminencia de la fecha, el Santander activó una ofensiva judicial que involucró, por primera vez, al padre de Vial Concha y las sociedades que están aguas arriba de Agrosuper.

Acreedor de US$ 60 millones, el Santander interpuso dos medidas prejudiciales para la exhibición de documentos en la que involucró a Promotora Doñihue, dueña del 98,48% de Agrosuper, e Inversiones Vial Concha, dueña de Doñihue y cuyos accionistas son, en partes iguales, Gonzalo hijo y sus tres hermanas. Santander asegura que Agrosuper ha tenido utilidades por $ 500 mil millones en los últimos años y que la estructura corporativa de las sociedades controladoras -cuyo administrador es Gonzalo Vial Vial- “tiene un objeto defraudatorio”, cuyo objetivo ha sido evitar el reparto de dividendos a sus accionistas. Esa estructura y las decisiones del patriarca del grupo, dice Santander, “han impedido -sin duda, intencionalmente-, que don Gonzalo Vial Concha reciba esas utilidades con el objeto de servir y cumplir sus compromisos”.

Las acusaciones de Santander desconcertaron al directorio de Agrosuper, que preside Gonzalo Vial Vial e integran dos de sus hijas, un yerno y profesionales externos, como Juan Claro, Canio Corbo y Antonio Tuset. Y en el que no está Gonzalo Vial hijo. Fernando Barros introduce así el conflicto: “Estamos muy sorprendidos por lo que ha pasado. Aquí se está pretendiendo forzar a un grupo empresarial familiar a destinar los recursos de que dispone ya no al crecimiento de sus negocios y nuevas inversiones, incluso a cumplir las obligaciones que ha asumido con sus acreedores, para generar un flujo en favor de los beneficiarios aguas arriba de la sociedad. Aclaremos una cosa: Agrosuper, Promotora Doñihue y las sociedades Vial Concha no tienen ninguna relación con el banco Santander y con los créditos que dieron a sociedades vinculadas a uno de los socios finales, aguas arriba, que es don Gonzalo Vial Concha”.

Barros acusa que algunas expresiones del Santander, que actuó a través de abogados de Carey y Cía., rayan en la injuria. “No tenemos operaciones, no tenemos deudas con el banco Santander y nunca ha habido un acto implícito o explícito que dé pie para pensar siquiera que Agrosuper va a pagar o generar los recursos para que se paguen deudas de los beneficiarios y dueños finales de las compañías, aguas arriba”, agrega Barros. “Por lo tanto, la expectativa, y lo que se dice de una suerte de defraudación, no tiene fundamentos ni jurídicos, ni morales ni económicos que justifiquen amenaza de acciones judiciales”.

¿A qué atribuye la ofensiva del Santander?

Quiero creer que lo que está pasando es que aquí hay un reemplazante de verano que se ha excedido en sus expectativas y atribuciones. Venir a decir respecto del socio fundador de una de las principales empresas a nivel mundial, que se ha creado sobre la base del esfuerzo de un trabajo de 65 años, que toda la estructura de una empresa familiar y el no repartir utilidades, reinvertirlas y hacer crecer el negocio constituye un acto arbitrario, es una falta de respeto. Eso, viniendo de la institución financiera de que se trata, no me cabe duda, porque conozco a su gente, que no es compartido por las jefaturas del banco. Es demasiado irracional lo que se pretende.

El banco Santander habla de un “ánimo defraudatorio en contra de los acreedores de los socios” de Agrosuper y que hay un cortafuegos para no distribuir dividendos.

Es una falta de respeto utilizar esas expresiones. Con la información que yo manejo, no existen reservas ni disponibilidad de recursos líquidos, hay inversiones, hay propiedades agrícolas, hay campos, pero el principal activo que tienen tanto Inversiones Vial Concha como Promotora Doñihue es la inversión en Agrosuper. Agrosuper ha tenido una política de solo repartir dividendos en dos oportunidades en 65 años, porque ha invertido y reinvertido y hecho crecer su negocio. Lo que ha comprometido el señor Vial Concha es pagar a los bancos a los que les debe como avalista, no como deudor, cualquier utilidad que le sea repartida, pero no ha existido un compromiso, ni de las sociedades Vial Concha ni de los socios, que son sus tres hermanas, ni del administrador, que es don Gonzalo Vial Vial, de cambiar la política de reinversión de utilidades que ha tenido por 65 años. Mucho menos corresponde que venga un banco exigir ese cambio argumentando que se trataría de una cosa fraudulenta o arbitraria.

¿Gonzalo Vial Concha ha pedido a su padre y a sus hermanas que cambie esa política y se distribuyan dividendos?

No tengo esa información al respecto. Aquí la administración le corresponde a don Gonzalo Vial y él es el que define la política. Que yo conozca, nunca ha habido un planteamiento de esa naturaleza. Lo que está estructurado es que, mientras viva don Gonzalo, se respete la filosofía que tiene de hacer crecer el negocio. No he sabido de nadie que le haya pedido cambiar ese criterio.

Según la estructura societaria, los dueños de Agrosuper son los hijos, pero las decisiones las toma su padre. ¿Por qué los dueños del capital no pueden tomar las decisiones sobre su capital?

Porque eso fue lo que adquirieron. Es como cuando uno compra la nuda propiedad: en unos casos el usufructo lo tiene el padre y en otros casos, la administración. Es muy habitual que el fundador vaya incorporando a la siguiente generación, reservándose el poder político, lo que aquí ha ocurrido. Nadie discute que él es el fundador, la máquina, el motor de este gran conglomerado, y es el que toma las decisiones. Mientras él viva, él toma las decisiones. Y después, para lo cual ya se está preparando la compañía durante varios años, viene otra etapa de gobierno corporativo. Ya están dadas las bases del gobierno corporativo para el día en que el fundador, y el que hizo las lucas, deje la administración, se la entregue -no a uno, a dos, al que le cae bien- a sus cuatros hijos por igual, sin discriminación alguna. Y en ese momento podrán acordar, si lo estiman, invertir menos y repartir más dividendos. Ahí le podrá llegar la parte que le corresponde a Gonzalo Vial hijo, les podrá llegar a los bancos.

¿Han tenido algún contacto con el Santander?

Ni don Gonzalo ni Promotora Doñihue ni ninguna de las compañías tenemos información de que hayan sido notificadas. No hay más que algunas expresiones muy poco afortunadas de imputaciones impropias. Se habla de una medida probatoria, es una medida de exhibición de documentos que no necesariamente va a dar lugar, estamos ciertos que no debiera darlo, a una acción judicial.

¿Pero lo interpretan como una amenaza? En sus presentaciones Santander habla de Doñihue como la futura demandada…

Las acciones prejudiciales probatorias son porque uno está pensando en presentar una acción y les falta información. Y claramente lo que aquí ocurre es eso: les falta información y alguien ha hecho un escrito en que, como decimos en la profesión, se le arrancó el lápiz. Una medida probatoria no requiere fundamentarse mayormente. Estas imputaciones están absolutamente de más y pareciera ser que aquí se ha pretendido generar un efecto mediático o una intimidación, afectando a una persona que tiene una larga trayectoria de empresario destacado en el cumplimiento de sus compromisos. Si hay una acción judicial, la compañía y las personas demandadas se van a defender en su momento.

¿No es legítimo que un banco intente recuperar sus dineros apuntando donde está el patrimonio de su deudor? En este caso, en las sociedades que aguas arriba de Agrosuper.

El banco, cuando dio los créditos, no contaba con el patrimonio personal de Gonzalo Vial hijo. Dos, cuando aceptó el aval, en 2017, sabía qué estaba recibiendo y cuáles eran sus legítimas expectativas. Por lo tanto, sabía que había una estructura jurídica, propia de una empresa familiar, muy habitual, que no tiene nada de arbitraria, nada de irregular, nada de sorprendente, en que hay varias sociedades operativas que cuelgan de una sociedad holding, que es Promotora Doñihue, que a su vez tienen varias sociedades aguas arriba. Aquí nunca ha tenido derecho alguno sobre los activos o sobre los pesos de Agrosuper. Gonzalo Vial lo único que tiene como derecho es a disponer de lo que tiene. Y lo que tiene son participaciones en sociedades de responsabilidad limitada. Lo que se quiere es transformar un activo, que se sabía ilíquido, que se sabía que no daba derecho a echar un manotazo, en el fondo, en acciones de Agrosuper, para poder venderlas y pagarse de sus créditos. Si esa es la intención, es absolutamente reñido con la ley en Chile.

¿En los últimos años los bancos han pedido a Gonzalo Vial padre que asuma o solvente las deudas de su hijo?

No tengo conocimiento, salvo el caso del banco Santander, de ningún banco acreedor de Gonzalo Vial Concha que haya pretendido que el padre termine pagando las deudas de las empresas de su hijo. Incluso más, tengo información de que hay bancos acreedores de Gonzalo Vial Concha que han hecho ver que ellos no son seguidores de esta acción. Ellos tienen claro que le prestaron a Gonzalo Vial Concha, en las condiciones y con el patrimonio que él tenía, y él nunca ha tenido derecho, porque no es titular de acciones de Agrosuper ni administrador de Promotora Doñihue, a exigir el pago de dividendos. Aquí la definición de la política de inversiones la hace la administración. Y esa administración, y el banco Santander lo sabe, no la ha tenido nunca, Gonzalo Vial Concha. Mientras viva su padre, no la va a tener ni él ni ningún otro que no sea el administrador estatutario si no se reforman los estatutos.

¿Cómo es la relación de Gonzalo Vial padre con su hijo?

Yo estoy interviniendo como director de Agrosuper y asesor legal de don Gonzalo y eso ya entra en el ámbito personal y familiar que no me corresponde a mí contestar.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.