Tercera PM

Presenta:

Glovo, Rappi y Pedidos Ya: las otras Cornershop que crecen a pasos agigantados

Foto: Andrés Pérez

Aunque apuntan a segmentos distintos, principalmente a comida -versus Cornershop, que permite realizar incluso la compra del mes-, su demanda y cobertura también está creciendo explosivamente.


La venta de Cornershop a Walmart por US$225 millones transformó en millonarios a tres jóvenes que no pasan de los 40 años. Daniel Undurraga, Juan Pablo Cuevas y a Oskar Hjertonsson, fundaron en 2015 la empresa de delivery, siguiendo una tendencia que venía desde antes en países desarrollados, por lo que su despliegue en Latinoamérica y principalmente en Chile –que lleva la delantera en términos de conectividad en la región- era algo inevitable.

Los tres socios fueron pioneros, pero no los únicos. Otras compañías también se vienen abriendo paso en este negocio, atendiendo a una necesidad poco o deficientemente cubierta por el retail tradicional: entregas rápidas y a la puerta de la casa.

Esto, considerando que los clientes están dispuestos a pagar por este servicio, lo que abrió un nicho de negocios que se ha enfocado principalmente en dos segmentos: supermercados y comida. En el segundo la competencia es fiera. Además de la propia Cornershop que también está presente en este segmento, a través de tiendas de especialidad (como pastelería, chocolatería y vinos)  hay otras empresas como Pedidos Ya, Rappi, Glovo y Uber Eats, que pertenece a Uber; y Menú Express, que recientemente fue adquirida por Groupon.

Pedidos Ya también decidió asociarse con cadenas de supermercados, pensando en satisfacer una demanda que sus propios usuarios estaban manifestando. “Hace ya varios meses tomamos la decisión de incursionar en otras verticales del negocio que no sean restaurantes, justificado y más que nada porque el usuario estaba demandando que el buen servicio que estamos brindado a nivel de restaurantes, lo repliquemos en otras oportunidades de consumos. Fue más que nada escuchar a los usuarios y salir a hacer alianzas comerciales con estos interlocutores de otros rubros”, señala el Managing Director de Pedidos Ya, Juan Martín López.

El ejecutivo cuenta que un socio estratégico es SMU, por lo que comenzaron con Ok Market que incluso reestructuró sus locales para incorporar espacio para las motos de sus repartidores.

“Nos acomodaba el modelo de tiendas de conveniencia, la compra chica y rápida, pero también hemos incursionado en hipermercados y tenemos una alianza con Unimarc de SMU. También trabajamos un piloto con Santa Isabel, con Jumbo y Tottus. Entonces, en definitiva, nos hemos abierto al mercado, hemos tenido muy buen recibimiento y tenemos alianzas muy sólidas con todos estos partners, que nos permiten dar este servicio”, complementa López.

La colombiana Rappi es otra que ha hecho noticia en las últimas semanas. La empresa, que también está establecida en Chile desde hace algún tiempo, levantó la semana pasada US$220 millones en una ronda de inversionistas, lo que valorizó la compañía en unos US$1.000 millones. Rappi fue fundada por Simón Borrero, emprendedor colombiano de 35 años que se ha convertido en toda una celebridad en su país.

Startup española

A fines de 2017 arribó al país Glovo, aplicación de multidelivery nacida en 2015 en España y que partió con una inversión de solo 300 mil euros, pero que recientemente levantó 115 millones de la moneda común europea en una ronda con inversionistas.

Chile fue el primer país de la región en que se instalaron. Desde su arribo, suman más de 1.000 conductores o “glovers” y alrededor de 150 mil usuarios activos.

Según dijo a PULSO Domingo Geovani Cázares, gerente general para Chile, en el país solo han necesitado de 17 personas para sacar adelante la empresa, cifra que podría aumentar dependiendo de cómo sea el crecimiento de la compañía.

Para el reparto fichan a “glovers” que promedian los 28 años, la mayoría estudiantes, profesionales, jefes y jefas de hogar, gente mayor, etc. El tipo de trabajo puede ser part o full time. Algunos logran sumar $300 mil a la semana, incluso superar los $ 800 mil en algunos casos. Los horarios los definen los mismos repartidores, por lo que tienen libertad para complementar con otra actividad.

Otra gigante que decidió incursionar en este negocio es Groupon, pionera en la entrega de descuentos y que decidió adquirir el 51% de la propiedad de la firma de reparto de comida Menú Express, quedando el 49% restante los antiguos dueños, liderados por sus gestores, Marcos Silva y José Manuel Villalobos.

Seguir leyendo