Tercera PM
Presenta:

Insultos y agresiones sexuales: los maltratos en el Ballet de la Ópera de Viena

Autor: Paula Valles

Ballet de la Ópera de Viena. Foto: AP.

Por primera vez alumnos y profesores revelaron las condiciones de enseñanza de la academia a la revista austriaca Falter. Una profesora es acusada por sus crueles métodos y otro maestro por abuso sexual. Ambos han sido suspendidos.


Una serie de abusos físicos y psicológicos dentro de la academia de ballet de la Ópera Estatal de Viena fueron denunciados a través de un reportaje de la revista austriaca Falter. De acuerdo a entrevistas con alumnos y profesores, la investigación reveló que los estudiantes de la academia han sufrido golpes, tirones de pelo, y arañazos. También recibieron comentarios humillantes y burlas por sus cuerpos, lo que llevó a que algunos desarrollaran trastornos alimenticios como anorexia o bulimia. A pesar de estas situaciones, nunca se ofreció apoyo nutricional ni psicológico.

Dominique Meyer, director de la Ópera, comentó que “han ocurrido cosas que son inaceptables”, por lo que la institución inició una investigación sobre el tema. De igual manera, la directora de la academia de ballet, Simona Noja, reconoció que “reaccionamos demasiado tarde”. Meyer indicó que la maestra de origen ruso, identificada como Bella R, a quien se atribuyen gran parte de los abusos, fue despedida en enero de este año.

Fundada en 1771, la academia de la Ópera Estatal de Viena es una de las más prestigiosas de Europa. Su academia cuenta con 110 estudiantes que van entre los 10 y los 18 años, y constantemente es un centro de atención para bailarines de todo el mundo.

Gabriele Haslinger, una ex bailarina austriaca describió las prácticas de la profesora desvinculada como “métodos de adiestramiento soviéticos y de pedagogía zarista”. Por ejemplo, los alumnos terminaban con sus pies ensangrentados, lesionados y con heridas. En los testimonios, algunos señalaron haber sido pellizcados o pateados en los tobillos.

La presión que existía con respecto al cuerpo de los bailarines también era un tema. “Una maestra nos recomendó que solo bebiéramos agua durante una semana y comiéramos kiwis para mantenernos bien y delgados, eso haría músculos largos. Nos reímos al respecto, nadie lo tomó en serio”, señaló una chica en el reportaje.

La maestra rusa, que por años trabajó en La Scala de Milán, ya había sido despedida de la academia por sus intolerantes métodos de enseñanza, cuando Jolantha Seyfried estaba a cargo de la dirección, entre 2004 y 2010. Sin embargo, la nueva dirección la contrató nuevamente como profesora de alumnas entre 17 y 18 años.

Otro de los profesores acusados es un maestro de más de 50 años, que habría abusado sexualmente de un chico de 16, hace seis años. Según las acusaciones, el hombre invitó al joven a su casa en reiteradas ocasiones, momento en que habría sido abusado. Si bien el profesor ha admitido haberse reunido en privado con el alumno, negó cualquier tipo de abuso. Actualmente el maestro se encuentra suspendido.

A raíz de las graves acusaciones que se relatan a lo largo del reportaje, la Ópera de Viena anunció una serie de medidas. Entre ellas, se encuentran la creación de un ombudsman (defensor) externo encargado de atender a alumnos, padres y profesores. También se realizarán seminarios obligatorios donde se tratarán temas de cultura alimentaria y aceptación del cuerpo. Y los docentes de la academia tendrán que hacer cursos de psicología, nutrición y educación deportiva.

Meyer ha pedido también que se evite una “sospecha general” hacia todos los profesores y el trabajo de la academia en general.

Seguir leyendo