Jefa jurídica de Interior: “Si cada vez que el señor Llaitul da una declaración hubiese que presentar una querella, esto se volvería un sinfín”

Luppy Aguirre. Foto: Andres Perez

La abogada Luppy Aguirre explica que con la ampliación original de la querella contra el líder de la CAM, la Fiscalía queda facultada para indagar todo lo relacionado a Héctor Llaitul y los atentados en la Macrozona Sur. Junto con esto advierte que el ex FPMR "está dando declaraciones en las cuales insta a cometer delitos, y en las cuales, además, confiesa cometer ilícitos".


En un gran problema para el gobierno se han transformado las apariciones públicas del líder de la Coordinadora Arauco Malleco (CAM), Héctor Llaitul. Su primera advertencia la hizo el 11 de mayo, ante la decisión del Ejecutivo de decretar estado de excepción en la Macrozona Sur: “A preparar las fuerzas, a organizar la resistencia armada, por la autonomía, por el territorio”, dijo. Pasaron dos meses y vino la segunda arremetida, el 25 de julio: “La prioridad nuestra es canalizar la violencia hacia el sabotaje, hacia un sabotaje muy bien dirigido”. No paró ahí. Vendría una tercera.

En un inicio La Moneda descartó querellarse contra Llaitul, decisión que fue defendida desde el Presidente Gabriel Boric hacia abajo. El Mandatario señaló que “nuestro gobierno no persigue ideas, ni declaraciones”, y lo mismo hicieron los ministros Giorgio Jackson (Segpres), Izkia Siches (Interior) y Camila Vallejo (Segegob). Pero esta postura no resistió mucho más y ante las presiones políticas, tanto de la oposición como oficialistas, el Ejecutivo decidió activar una ofensiva judicial contra el exintegrante del Frente Patriótico Manuel Rodríguez (FPMR).

De esta manera, a pocos días de asumir su cargo como jefa de la División Jurídica de Interior, la abogada Luppy Aguirre -en medio de una restructuración de esa repartición a causa de errores- una de las primeras misiones de la ex litigante estrella del CDE fue redactar la ampliación de querella en contra de Llaitul, invocando la Ley de Seguridad del Estado, tanto por su dichos, como por sus presuntos vínculos con una serie de atentados ocurridos en La Araucanía.

Sin embargo, el de 10 de junio, Llaitul participó del lanzamiento del libro “Chem ka Rakiduam (Acción y Pensamiento)”, en la comuna de Peñalolén. Dicha instancia fue reservada, pero esta semana se liberó el video de la actividad, donde el líder de la CAM indicó que “la madera que nosotros recuperamos es para tener recursos para generar los insumos para reconstruir el mundo Mapuche. Y para tener los fierros, y para tener los tiros”. Esta fue la tercera arremetida.

A partir de estas declaraciones, se reactivaron las críticas al gobierno por no querellarse, ahora, por esta intervención de Llaitul. La ministra Siches, en tanto, sostuvo que en la ampliación de querella original sí estaban contemplado estos dichos, algo en lo que coincide Luppy Aguirre, aunque hace una precisión. “Lo que busca nuestra ampliación de querella, y así lo entendió también la Fiscalía, es investigar todos aquellos hechos que digan relación con Héctor Llaitul. La querella en varios pasajes da cuenta de que, sin perjuicio de que se está ampliando la querella por Ley de Seguridad del Estado por los dichos del señor Llalitul, lo cierto es que insta al Ministerio Público a que se investiguen todos los hechos asociados a este tipo de declaraciones”, señaló a La Tercera PM.

¿Qué es lo concreto a lo que se refieren ustedes en esa acción judicial?

En el segundo párrafo de nuestra querella se refiere que el señor Llaitul ha realizado, al menos, tres declaraciones públicas respecto a temas que van siendo ampliados y que estas declaraciones podrían contemplar la Ley de Seguridad del Estado, en la cual el Ministerio Público para investigar, necesita que nosotros nos querellemos. Pero ahí mismo, también decimos que se investigue su participación en diversos delitos comunes a modo de autoría.

¿Y qué quiere decir eso?

Lo que nosotros queremos decirle al Ministerio Público es que el señor Llaitul está dando declaraciones en las cuales insta a cometer delitos, y en las cuales, además, confiesa cometer ilícitos. Pero, también, eso está asociado a acciones concretas en las cuales él podría tener participación como autor directo o incitador, aunque debe ser la investigación la que determine cuáles son esos delitos comunes en los que participa o incita. Ahora, si cada vez que el señor Llaitul da una declaración hubiese que presentar una querella esto se volvería en un sinfín, lo que no tiene mucho sentido. Lo que sí tiene sentido es generar querellas que abarquen la mayor cantidad de hechos que puedan habilitar al Ministerio Público para investigar.

¿El Ministerio Público está llevando a cabo esas investigaciones de manera correcta, cree usted?

El Ministerio Público entiende lo mismo que nosotros. Nosotros no tenemos un conflicto con ellos. Es más, hace una semana, antes que se dieran a conocer estas nuevas declaraciones del señor Llaitul, el 11 de agosto, tuve una reunión telemática con el fiscal regional, Roberto Garrido, donde quedamos en reunirnos presencialmente para trabajar en esta causa en que están trabajando. Esa reunión se concretará el 26 de agosto en Temuco.

“La Fiscalía queda habilitada para investigar todo aquello que sea necesario”

¿Qué le comunicaron ustedes al fiscal: algún grado de preocupación, se le solicitaron diligencias, de qué se trató?

Al fiscal nosotros lo llamamos en calidad de intervinientes, porque somos querellantes, para saber cuál era el estado de las diligencias que habíamos solicitado y se nos comunicó que todas habían sido cursadas. Además, le manifestamos el interés de investigar hechos concretos respecto de los cuales poder encuadrar los dichos del señor Llaitul y así lo entendieron correctamente; de hecho, les pareció buena esta conexión que nosotros hacíamos de los hechos y los dichos concretos que hay que investigar.

¿Y respecto del robo de madera y el vínculo con Llaitul, también lo están investigando?

Ellos lo están investigando, no es que no lo hacen ¿Cómo, de qué forma? Es una cuestión que no corresponde publicitar, porque sino frustra las investigaciones, por lo tanto, sí es algo que se está investigando por el Ministerio Público en las causas en las cuales pueden iniciar de oficio, y no se necesita una querella del Ministerio del Interior. Pero aún así en la ampliación de nuestra querella, le hacemos presente que la Fiscalía queda habilitada para investigar todo aquello que sea necesario en torno a lo que diga el señor Llaitul.

¿Por qué cree que Llaitul aún no puede ser detenido?

Estas investigaciones no son fácil y yo no voy adelantar ninguna opinión respecto al trabajo que está realizando el Ministerio Público. Quisiera trabajar de manera conjunta con la Fiscalía, ver lo que podemos hacer, ver hacia donde avanzar y en qué, como intervinientes, le podemos colaborar. Yo no puedo dar un panorama de por qué Llaitul no ha podido ser aprehendido por los hechos que “está confesando”. Lo digo entrecomillas, porque la mera confesión del imputado no es un antecedente válido en nuestro nuevo sistema. Por ejemplo, que el señor Llaitul diga “yo maté a alguien”, eso no es suficiente para ir a juicio. La Fiscalía tiene que reunir los antecedentes para saber quién es ese alguien, dónde está el cuerpo, cómo lo mató, con qué arma, en fin. Los dichos de una persona no son suficientes para efectos de que sea imputado, formalizado, acusado y finalmente condenado. Sí habilita para investigar, y eso es lo que se está haciendo.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.