Tercera PM
Presenta:

John Lasseter: la historia del primer gran “perdonazo” de la era MeToo

La película Coco.

El creativo, por más de dos décadas parte de Disney y Pixar, salió el año pasado de la compañía por denuncias de acoso sexual de parte de trabajadoras. Ayer otro estudio lo anunció como nuevo jefe, desatando críticas.


En una publicación actualizada por última vez en febrero de 2018, The New York Times proporcionaba una estadística impresionante: desde el surgimiento de las denuncias de abuso sexual y violación que apuntaban al productor Harvey Weinstein, dadas a conocer a comienzos un mes anterior, 71 hombres de la industria del entretenimiento y los medios, acusados de hechos similares, habían sido despedidos o habían abandonado sus puestos de trabajo, como Kevin Spacey, el comediante Louis C.K. o el mismo Weinstein.

La publicación también incluía a otros 28 que habían sido suspendidos o enfrentaban otras consecuencias luego de ser denunciados. Acompañado de la frase “se alejó por un periodo sabático de seis meses después que fue acusado de acoso sexual”, en ese grupo figuraba John Lasseter, director creativo de Pixar y Walt Disney Animation, sindicado como responsable de diversos actos impropios en contra de trabajadoras, entre ellos besos, agarrones y comentarios a atributos físicos.

John Lasseter. Foto: AFP / Robyn BECK.

A las denuncias hechas públicas en The Hollywood Reporter y The Washington Post –poco antes del estreno de Coco– el cofundador de Pixar respondió con un extenso comunicado enviado a los trabajadores de la empresa, informando de su año fuera de la compañía, junto con admitir que había cometido “errores” y pedir disculpas “a cualquier persona que haya recibido un abrazo no deseado o cualquier otro gesto que sintiera que haya cruzado la línea de alguna manera o forma”.

Disney respondió a esa acción afirmando que “estamos comprometidos a mantener un entorno en el que todos los empleados sean respetados y se les permita hacer su mejor trabajo”, junto con señalar: “Apreciamos la franca y sincera disculpa de John y apoyamos plenamente su sabático”.

Luego, en junio pasado, vino algo que estaba en los planes: la salida definitiva del director de Toy Story y Cars, anunciada en un comunicado firmado por el presidente y CEO de The Walt Disney Company, Bob Iger, en que se agradecía su trabajo e informaba que a fines de 2018 dejaría de estar ligado a la empresa. Los directores Pete Doctor (Intensamente, Up) y Jennifer Le (Frozen) tomarían su lugar.

El caso uno de los mayores arquitectos de la animación moderna acaba de tomar otro rumbo, luego de que ayer al estudio Skydance Animation, creado en 2017 al alero de la compañía que ha hecho películas como Misión Imposible y Terminator. El anuncio estuvo lejos de ser otro movimiento de la industria: sería el primer y más connotado hombre acusado en la era MeToo en tener una segunda oportunidad.

De inmediato, se instaló la polémica y se pronunció el movimiento Time´s Up, el grupo nacido en respuesta a la disparidad de género en el medio y el abuso expuesto por quienes acusaron a Harvey Weinstein. “Skydance Media proporciona otra posición de poder, prominencia y privilegio a un hombre que ha sido acusado repetidamente de acoso sexual en el lugar de trabajo”, argumentaron. También criticó la medida Women in Film, una agrupación más antigua de la industria.

Skydance, que recién planea su primera película animada para 2021 (Luck), se terminó transformando en el nuevo lugar de trabajo de Lasseter, quien según indica Variety llevaba meses reuniéndose con otros estudios.

El CEO de Skydance, David Ellison, explicó que “John se disculpó por sus acciones y el año pasado se dedicó a analizar y mejorar su comportamiento en el lugar de trabajo” y que habían contratado a un abogado para estudiar la decisión. “No hemos tomado esta decisión a la ligera”, recalcó. “Confiamos, después de muchas conversaciones con John, y como la investigación ha afirmado, en que sus errores han sido reconocidos”.

Seguir leyendo