Juez Poblete declara ante fiscalía por presunto espionaje del Ejército: “Nadie me engañó para obtener una decisión de mi parte”

El 14 de mayo pasado entregó su testimonio ante la fiscalía el presidente de la Corte de Apelaciones de Copiapó Juan Antonio Poblete. En su declaración ante el fiscal Jaime Retamal, que a ratos fue tensa, se le interrogó respecto a si los antecedentes que recibió como ministro para autorizar las intercepciones del periodista Mauricio Weibel y a cuatro exfuncionarios de la institución, todos denunciantes del fraude en el Ejército, fueron o no verídicos. "Las resoluciones las he adoptado en conciencia y con el mérito de los antecedentes", precisó el exministro del tribunal de alzada de Santiago.


Un tenso interrogatorio protagonizó el 14 de mayo pasado el presidente de la Corte de Apelaciones de Copiapó, Juan Antonio Poblete. El juez fue interrogado en calidad de testigo por el fiscal de Alta Complejidad Centro Norte Jaime Retamal, por una denuncia presentada por el diputado PS Leonardo Soto en 2017. Este último acusó la realización de interceptaciones telefónicas que no se habría ajustado a la Ley de Inteligencia, avaladas por el entonces director de la Dirección de Inteligencia del Ejército (Dine), Schafik Nazal, en contra de personas que habrían denunciado el fraude en el Ejército, entre ellos, en periodista Mauricio Weibel y a cuatro exfuncionarios de la institución. Estas comunicaciones fueron autorizadas por Poblete en 2017 cuando era ministro de la Corte de Apelaciones de Santiago y en ese contexto Retamal intentó que respondiera una serie de preguntas. El proceso se hizo conocido como Operación Topógrafo y fue revelado por La Tercera en agosto de 2019.

El 29 de marzo de este año, Ciper publicó documentos en que se detallaba que el nombre de Weibel no venía en el documento -firmado por Nazal en 2017-, en que se solicitaba intervenir su teléfono. Solo estaba su número telefónico, pero no estaba identificado con nombre y apellido. En base a esta información, la Comisión de Control del Sistema de Inteligencia del Estado de la Cámara de Diputados citó al ministro Poblete en abril pasado. Al menos tres participantes de la instancia reconocieron a La Tercera que el juez Poblete sostuvo que “no fui engañado” y que “estaba en pleno conocimiento de la diligencia que se me solicitó”.

Sin embargo, cuando fue el turno de declarar ante el Ministerio Público -testimonio al que accedió La Tercera PM-, el magistrado se negó una y otra vez a responder las consultas, aludiendo a que estaba amparado por la Ley de Inteligencia: “Nada que diga relación con la ley estoy autorizado a decir, razón por la cual hay un secreto y me acojo a dicho secreto. Y ese secreto cubre hasta que se muera la persona”. De hecho, para la fiscalía fue engorroso concretar esta pesquisa pues en reiteradas ocasiones se solicitó su comparecencia y no respondió, teniendo incluso que intervenir la Corte Suprema.

En el audio de la declaración de Poblete, que se hizo por Zoom, incluso se le escucha decir “¿Ustedes me quieren convencer para obligarme a declarar? He sido bien enfático, entonces no me pida precisiones ni (me dé) una clase de derecho de por qué la interpretación que yo hago está bien o está mal o la interpretación de usted está bien o está mal”.

Consultado si los antecedentes que recibió como ministro para autorizar las intercepciones fueron o no verídicos, Poblete indicó que “todo lo que yo he hecho en mi vida lo he hecho verificando que sea lo más verídico posible, por lo tanto, a mí nadie me ha engañado en nada. Las decisiones de mi vida las he adoptado en virtud de la contundencia de los antecedentes y los fundamentos que ameritaban cualquier decisión que yo como juez he adoptado en mi vida”. En ese sentido, negó haber sido engañado para que diera la autorización de interceptar a esas personas.

En esa línea, insistió que “a mí nadie me ha engañado en el tiempo que he ejercido mi función jurisdiccional en el cargo que haya sido y que las resoluciones las he adoptado en conciencia y con el mérito de los antecedentes que en su oportunidad cuando se me ha hecho cualquier precisión me he formado al respecto. Por lo tanto, nadie me ha sorprendido ni engañado para obtener una decisión de mi parte”.

El abogado Mario Vargas, quien defiende a Nazal, explicó que esta declaración da cuenta de lo que ellos siempre han sostenido y es que todo se hizo con estricto apego a la ley. “Esta investigación se ha dilatado de manera innecesaria por más de dos años, el Ministerio Público tiene todos los antecedentes para terminar con esta denuncia infundada y que afecta gravemente la honra de mi representado y del Ejército”, indicó.

El profesional sostuvo que “todos y cada uno de los antecedentes y testimonios señalan de manera indubitada que el Ministro señor Poblete nunca fue engañado, muy por el contrario tenía conocimiento de todas las actividades de investigación, además destacar que todas las diligencias se hicieron con total apego a la Ley de Inteligencia. Así lo han señalado mi representado, el ministro Poblete, y una serie de testigos que en tres ocasiones declararon ante la Comisión de Control del Sistema de Inteligencia de la Cámara de Diputados, donde todos los diputados pudieron conocer los hechos investigados, quedando demostrando que acá jamas existió ningún tipo de engaño, y también los han hecho declarando en el Ministerio Público”.

Asimismo, Vargas lamentó que “las presuntas víctimas sigan insistiendo con una denuncia que no tiene ninguna validez: Cuando queda demostrado que no ha existido engaño se cambia el argumento, sosteniendo ahora que el ministro Poblete pudo haber cometido alguna irregularidad en los documentos utilizados para realizar la labor de Inteligencia”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

El modelo analiza los patrones de movimientos de humanos y de los animales, tecnología que ha sido aplicada a drones logrando vigilar de forma mucho más precisa.