La crisis rebaraja el naipe presidencial: Sánchez y Kast serían los beneficiados en un escenario polarizado

kast sanchez

Los analistas sugieren que en un escenario como el de hoy ganan los candidatos que están en los extremos de la tabla que hoy evidencian con mayor claridad si están con el movimiento social o con el orden público.




Nunca se vio tanta figura política en los matinales y en los programas de TV como en estos seis días de estado de emergencia.

No hay precandidato presidencial que en estos días no haya dado su análisis y sus recetas en pantalla. El senador RN Manuel José Ossandón ha dicho a quien lo quiera escuchar que advirtió lo que se venía y que el gobierno no lo escuchó cuando dijo que atacarían el Metro; el alcalde Joaquín Lavín transgredió su voto personal de no hablar de política y ha dicho que hay que hacerse cargo de la agenda social. También transgrediendo su voto de silencio, Beatriz Sánchez se volvió una activa denunciante de los excesos de las FF.AA y José Antonio Kast avanzó un par de pasos más a la derecha al llamar a que se decrete estado de sitio.

Con un país movilizado en las calles y en estado de emergencia se rebaraja el naipe presidencial. En el Partido Socialista son varios los que aseguran que no hay posibilidad de que el senador José Miguel Insulza pueda ser el candidato del partido después de que sugirió en la prensa reprimir a los estudiantes que evadían el pasaje de Metro.

Los analistas sugieren que en un escenario como el de hoy ganan los candidatos que están en los extremos de la tabla que hoy evidencian con mayor claridad si están con el movimiento social o con el orden público. En este caso serían Beatriz Sánchez y José Antonio Kast.

"No está claro si hay alguien que capitalice la crisis. Pero queda claro que la próxima será la elección más competitiva desde 1999. Será una elección polarizada. Hay que ver qué harán los candidatos que aparecen en la mención espontánea como Joaquín Lavín, José Antonio Kast y Beatriz Sánchez", dice el presidente de Cadem, Roberto Izikson.

El analista estima que en estos días, sin embargo, "el senador Ossandón logró capitalizar, mostrándose al lado de las demandas sociales".

Desde la UDP, Claudio Fuentes, dice que "la protesta social polariza más a la sociedad y el discurso político. Como la protesta social es antipolítica y antipartidos tradicionales, también hay un efecto que tiene que ver con el distanciamiento respecto de la máquina partidista y mucho más enfocada en líderes que traten de salvar la crisis".

"En un contexto más polarizado, las posturas intermedias, moderadas, tienden a diluirse y ese es el fenómeno de Pacheco y de Insulza. Desaparecen del mapa político en un contexto como el que estamos viviendo", dice el analista.

Cristóbal Bellolio, académico de la UAI, sostiene que una vez que se aplaque la crisis habrá que ver si predominan los candidatos de los polos políticos. "La segunda opción es que después se valoren más las posturas moderadas como la de Oscar Landerretche", señala el analista que apoya al ex director de Codelco en su aventura presidencial.

Mauricio Morales, de la Universidad de Talca, añade que "en la centroizquierda el panorama es desolador. Si previo a la crisis no había ninguna figura de peso, luego de la crisis el panorama es el mismo. No me extrañaría que los electores de centro izquierda vuelvan a pensar seriamente en el retorno de Bachelet".

Revisa aquí el despliegue de cada pre candidato en estos días de emergencia...

Comenta