Militares lustran sus botas: Ejército alista Parada en Parque O’Higgins, aunque la última palabra la tiene el Presidente

El Ministerio de Defensa trabaja en un protocolo para que el tradicional acto, que el año pasado debió ser suspendido y reemplazado por una pequeña ceremonia en la Escuela Militar, pueda llevarse a cabo este año en su tradicional escenario. El número de invitados y efectivos militares que podrían estar presentes dependerá de las fases del plan Paso a Paso. De hecho, si los contagios suben, el desfile podría volver a realizarse en el recinto castrense de Las Condes.




“Tengo la esperanza de que el próximo año volveremos a celebrar nuestras Fiestas Patrias de acuerdo a nuestras tradiciones. Así, nuestras Fuerzas Armadas y de Orden podrán volver a desfilar en la Elipse del Parque O’Higgins y podrán volver a recibir la gratitud y el cariño de la gente en la Gran Parada Militar, la que, esperamos, pronto sea declarada Patrimonio Cultural Inmaterial”.

Estas fueron parte de las palabras que el Presidente Sebastián Piñera entregó el 19 de septiembre de 2020 en la Escuela Militar. El patio Alpatacal del edificio castrense fue testigo de un inédito acto en honor a las Glorias del Ejército, luego de que semanas antes las autoridades de gobierno confirmarán la suspensión de la tradicional Parada Militar en la elipse del Parque O’Higgins, producto de la pandemia del coronavirus.

En ese periodo el país venía saliendo de la primera ola de Covid-19, pero aún tenía un gran número de contagios. De hecho, ese día el Minsal reportó 1.848 PCR positivos y 55 fallecidos, además de tener más de 14 mil contagiantes. De vacunas, ni hablar, aún era una situación que se veía muy lejana en ese entonces.

Todo esto llevó al gobierno a modificar el tradicional desfile por este pequeño acto de no más de 45 minutos, que contó con un número muy reducido de efectivos militares y que fue sin gente. De hecho, ese era el modelo que se daba por descontado que se repetiría este año, y que incluso todos daban como un hecho en las conversaciones hasta fines de julio.

Pero a casi un año de dicha jornada, la situación sanitaria del país es distinta. Actualmente los casos diarios informados rodean entre los 900 y 400; de hecho, hace 12 días que el Minsal no reporta más de mil PCR positivos. El mundo desarrolló una vacuna, la cual ha sido aplicada masivamente en Chile y que al 22 de agosto reportaba a 12.768.457 personas con su esquema completo.

Un escenario sanitario seguido muy atentamente por el Ejército, desde donde se comenzó a trabajar en diversas propuestas que fueron enviadas al Ministerio de Defensa, para que la Parada Militar retornara al Parque O’Higgins.

En concreto, según fuentes castrenses, son dos los espacios que se manejan para realizar el tradicional desfile: al igual que el 2020, en la Escuela Militar o -el escenario ideal y que quieren al interior de la institución- regresar a la tradicional Elipse del Parque O’Higgins. Ambas propuestas se presentaron al Ejecutivo.

Con la presentación del Ejército a Defensa, el titular de la cartera, Baldo Prokurica, inició un trabajo, en conjunto con las autoridades sanitarias, para buscar la forma de concretar el anhelo castrense. Por lo mismo, ya se prepara un protocolo especial para que el desfile se pueda llevar a cabo en septiembre.

La esperanza verde

Desde el Ministerio de Defensa detallaron a La Tercera que “dado el mejor escenario sanitario actual respecto del año pasado, con una tasa de positividad del 1,11%, con alrededor de 500 contagios al día y casi el 90% de la población objetivo vacunada con dos dosis, se evalúan diferentes escenarios para realizar la Parada Militar -dependiendo cada uno de ellos de la fase en que se encuentre Santiago-, que incluye realizarla en la Escuela Militar o en el Parque O’Higgins”.

Y que frente a lo cual “se está trabajando en un protocolo sanitario para la actividad, que debe ser autorizado por el Ministerio de Salud, de manera de establecer los aforos seguros, tanto en los militares que desfilarán como en los invitados que asistirán de manera presencial”.

Desde la cartera liderada por Prokurica cerraron con que “es importante recalcar que la Parada Militar se realizará respetando a cabalidad las normas sanitarias, resguardando la salud de todos quienes participen”. De todas formas, advierte, la última palabra la tendrá el Presidente Piñera.

En ese sentido, desde el gobierno detallan que son cuatro los escenarios que se trabajan respecto del tradicional acto. Y que todos dependen y varían respecto de la fase del plan Paso a Paso en que esté Santiago, comuna donde se emplaza el Parque O’Higgins, para esa fecha.

De esta forma, si se está en Fase 3 o 4, las autoridades sanitarias darían luz verde a Defensa para que se realice el tradicional desfile en su lugar tradicional. El número de invitados y el personal militar que desfilaría por la elipse son materias que aún se están definiendo, pero, según fuentes de gobierno y del Ejército, todo dependerá de lo que digan los expertos en materia de salud y se regirá a lo que establece el Paso a Paso.

A favor del regreso al parque se sumó un factor adicional: el anuncio de la alcaldesa de Santiago, Irací Hassler (PC), de que este año no habrá fondas masivas en el tradicional recinto.

La presencia de locales y personas habría sido un elemento extra a considerar. Eso sí, entre los organizadores precisan que, de optarse por el evento en el Parque O’Higgins, naturalmente habrá coordinación con el municipio por todos los temas que se derivan de un acto de esta índole, pero que no requieren de una autorización formal de la máxima autoridad comunal para realizar la actividad.

Asimismo, las fuentes antes citadas recalcan que en caso de que el acto se lleve a cabo, el contingente que participaría de la Gran Parada será reducido, alejado de las cifras de palpitación que se tuvo en 2019, el último año en que se pudo hacer de forma normal el evento.

Sin embargo, si existiese un alza de casos de coronavirus en la Región Metropolitana que hiciera retroceder a la comuna a fases más restrictivas del plan Paso a Paso (1 y 2), donde hay cuarentena (ya sea todos los días o los fines de semana), se optaría nuevamente por hacer la actividad en la Escuela Militar, en Las Condes.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.