Política de puertas abiertas: Canadá busca 1 millón de migrantes para los próximos tres años

FOTO: AFP

El país busca admitir la entrada de 1.080.000 de inmigrantes en los próximos tres años. El proyecto fue dado a conocer en el Informe Anual sobre Inmigración 2018. Desde 1990, Canadá ha recibido a más de 6 millones de inmigrantes.


El gobierno de Canadá dio a conocer su plan de recibir a un millón de inmigrantes durante los próximos tres años, en una línea opuesta a la de EE.UU. y varios países de Europa. Este proyecto busca contrarrestar el envejecimiento y el descenso de la tasa de natalidad de los canadienses, a la vez que ayudaría a aumentar la fuerza laboral del país. Esta iniciativa ampliamente respaldada por el ministro de Inmigración, Refugiados y Ciudadanía, Ahmed Hussen, busca incrementar exponencialmente el ingreso de inmigrantes. Así, para este año se espera recibir a 350.000, en 2020 360.000 y en 2021 se concederá la residencia a 370.000.

“Gracias en gran parte a los recién llegados que hemos acogido a lo largo de nuestra historia, Canadá se ha convertido en el país fuerte y vibrante que todos disfrutamos”, comentó el ministro Hussen, quien a su vez es un inmigrante somalí que lleva años en Canadá. Este proyecto vendría a acrecentar a los 286.000 migrantes que durante el 2018 se convirtieron en residentes permanentes del país gobernado por el joven primer ministro Justin Trudeau.

El Ministerio de Inmigración ha mostrado públicamente su compromiso con la inmigración, en un país en que una de cada cinco personas no nació en Canadá, a la vez que prometió la suma de 5,6 millones de euros para apoyar y reforzar iniciativas de reasentamientos a nivel global. Esta política migratoria se enmarca en un contexto mundial más restrictivo. Muchas naciones occidentales han endurecido las políticas hacia los inmigrantes, como Estados Unidos, inserto en el debate sobre la creación de un muro fronterizo para impedir la llegada de más refugiados.

Esta iniciativa del gobierno canadiense, según los expertos, viene a contribuir a los altos niveles de refugiados que se producen cada año. La Agencia para los Refugiados de Naciones Unidas reportó que sólo durante el año 2017 hubo 68.5 millones de personas desplazadas de manera forzosa.

Seguir leyendo