Presidente busca, por segunda vez, firmar un armisticio: Urge a Chile Vamos consensuar postura para proceso constituyente

Jacqueline van Rysselberghe y Gonzalo Blumel

Mandatario encabezó anoche una reunión con timoneles y senadores de Chile Vamos, cita en la que no sólo se plantearon diferencias sobre paridad de género, sino que también sobre pueblos originarios. Jefe de Estado instó a que haya un planteamiento común sobre esos dos temas y sobre la participación de independientes. Dirigentes volverán a reunirse con Piñera antes del 6 de enero.




"No nos pongamos a hablar de lo que ya pasó, porque nos vamos a poner a pelear". Esta fue una de las frases que lanzó ayer en la noche, según uno de los presentes, el Mandatario Sebastián Piñera, al inicio de la reunión que sostuvo en su casa con los presidentes de los partidos de Chile Vamos y con un grupo de senadores de la coalición.

El Jefe de Estado aludía, de esa manera, al conflicto desatado al interior del bloque tras la votación favorable de RN y Evópoli a la paridad de género para el órgano constituyente, lo que provocó que la UDI decididera congelar su participación en el bloque oficialista, acusando que no se habría cumplido un acuerdo.

Desde eso ya van siete días, y el gremialismo aún no cambia de parecer. De hecho, según asistentes al encuentro, la presidenta del partido, Jacqueline van Rysselberghe, lo hizo saber anoche en la casa de Piñera, hasta donde también asistieron los ministros del Interior, Gonzalo Blumel, de la Segpres, Felipe Ward, y de la Mujer, Isabel Plá.

La cita -que partió pasadas las 20.00 y que se extendió por dos horas- es la segunda que lidera Piñera durante esta semana para intentar aplacar el conflicto oficialista. El lunes pasado ya se había reunido en su casa con un grupo de senadores de la centroderecha. Y, en este sentido, anoche el Mandatario planteó a los líderes del bloque la necesidad de llegar a una propuesta común sobre este tema, para que puedan impulsar en conjunto durante la tramitación en el Senado.

Así, de acuerdo a los presentes, estuvieron todos disponibles en seguir trabajando en alternativas bajo el compromiso de mantener la paridad. Para eso, son varias las opciones que manejan, entre ellas, la doble papeleta (que se pueda votar por un hombre y una mujer) o lista cerrada a nivel nacional. Esta última opción, en todo caso, es la que más convence a la UDI y a Evópoli, mientras que desde RN señalan que no les desagrada, pese a que habían planteado la idea de la doble papeleta. En el oficialismo, en todo caso, advierten que, de optarse por esa fórmula, cada partido debiera competir por separado, y no como coalición.

Sin embargo, si bien el conflicto se originó por la paridad de género, aún persisten dudas respecto a la fórmula de independientes y pueblos originarios, materias en las que Piñera también instó durante la reunión a llegar a un acuerdo. En la cita, de hecho, la UDI señaló -según los asistentes- su disconformidad con ese segundo tema, mientras que RN y Evópoli insistieron en que debe existir un padrón especial para los pueblos originarios. Esto, considerando que el proyecto se aprobó en la Cámara sin un mecanismo específico.

En este contexto, y considerando la petición que les hizo Piñera para lograr un planteamiento común en los tres temas, en el bloque afirman que quedaron de reunirse nuevamente con el Mandatario antes del 6 de enero, fecha en la que se comenzarán a discutir las materias en el Congreso. Esto, para intentar zanjar una propuesta consensuada.

La inquietud de la UDI

Pero más allá de esas fórmulas, en la UDI insisten en que existe un problema más de fondo: no confían en que sus aliados puedan respetar los acuerdos futuros y, por ende, defender "las banderas de la centroderecha" en la discusión sobre una nueva Constitución. "Este es un tema puntual, pero no resuelve el tema de fondo, que es que tengamos una coalición que tenga ciertas normas de convivencia. Si vamos actuar como coalición, tenemos que actuar bajo confianza", dijo Van Rysselberghe a La Tercera PM.

En ese sentido, la senadora sostuvo que, más allá de los acuerdos que se puedan alcanzar respecto a las reformas complementarias del proceso constituyente, "lo que nos preocupa es que haya cierta disciplina, para que cuando haya que defender la propiedad privada, el derecho a la vida, temas que probablemente van a ser difíciles, tengamos una garantía de que los acuerdos a los que se lleguen, se van a respetar".

En este contexto, en la UDI todavía resienten el rol político que está jugando el ministro del Interior. Esto, porque sostienen que Blumel no fue capaz de que su partido (Evópoli) mantuviera el compromiso de votar en contra de la paridad de género en la Cámara, lo que en la UDI aseguran era parte del acuerdo en que él estuvo presente durante una reunión en La Moneda. En esa línea, transmiten que será difícil enfrentarse a un debate "tan ideológico" como el proceso constituyente si es que el propio ministro del Interior no hace respetar los pactos al interior de la coalición.

Por esta misma razón, la directiva colectividad sigue afinando una propuesta que contenga un mecanismo para que Chile Vamos respete los acuerdos, iniciativa que esperan tener lista la próxima semana y que podría incluir algún tipo de sanción para quien no adhiera a los compromisos alcanzados.

En el gobierno, en tanto, pese a la postura gremialista, son más optimistas y destacan que el encuentro de ayer se suma al del lunes pasado, que también se realizó en la casa de Piñera. "Hay un ánimo de trabajar en una propuesta en el tema de género y de pueblos originarios", recalcan en Palacio.

En La Moneda advierten, además, que tienen que solucionar ahora las diferencias y tensiones al interior de la coalición. Y advierten que, de lo contrario, no tendrán posibilidad de "maniobra" en el proceso constituyente. En esa línea, el Ejecutivo apuesta a que Chile Vamos pueda recuperar sus reuniones de coordinación que llevan semanas suspendidas y recuperar la "capacidad" de actuar en unidad.

Comenta