Las lecciones (en cifras) del teletrabajo

Uno de cada dos trabajadores siente que trabaja más desde la casa, según un estudio hecho por la Mutual de Seguridad y Cadem. Pero al mismo tiempo, la mitad de los trabajadores encuestados percibe el trabajo desde casa como algo positivo, a pesar de las dificultades enfrentadas. Aquí, varias conclusiones de este estudio sobre trabajar en tiempos de pandemia.




Previo a la pandemia pensar en trabajar desde la casa era sinónimo de manejar los tiempos de forma más autónoma, estar más presentes en el hogar, compartir más tiempo con los hijos, evitar tiempo en traslados. Pero en la práctica y en la improvisada respuesta a la crisis sanitaria en la que estamos sumergidos, para muchos la prueba no ha resultado tan emocionante, de hecho, la frase “el teletrabajo no es lo que yo me esperaba”, se escucha cada vez con más frecuencia.

Lo cierto es que no todo ha sido negativo. Este ensayo que estamos haciendo, que se siente a veces introducido a nuestras vidas con fórceps, tiene sus frutos aunque nos cueste verlos. Además, este tiempo ha sido capaz de revelarnos qué es lo que necesitamos mejorar urgentemente para poner en marcha una fórmula más sana de teletrabajo.

Con el fin de conocer la experiencia de lo que ha significado para la sociedad chilena este cambio abrupto de trabajo presencial a remoto producto del covid-19, la Mutual de Seguridad junto a Cadem realizaron tres estudios que entregan algunas luces sobre los que ha significado trabajar en tiempos de pandemia, lo que hemos aprendido y las correcciones que debiesen realizarse si en un futuro queremos que el teletrabajo sea una posibilidad real, factible y mentalmente sana.

En términos generales, a un 37% de los encuestados le ha resultado difícil realizar teletrabajo. Este porcentaje aumenta entre las mujeres, específicamente un 42% de ellas declara tener dificultades para lograrlo en comparación a un 32% de los hombres, según el Estudio sobre los efectos del Teletrabajo.

¿Cuáles fueron las mayores dificultades que los trabajadores detectaron para teletrabajar?

1. Compatibilizar el tiempo con las tareas del hogar: en este punto las mujeres son las que se han visto más perjudicadas, 9 de cada 10 de ellas se hacen cargo de las tareas domésticas, mientras que 7 de cada 10 hombres declara realizarlas.

2. Calidad de internet de la casa: esto es mucho más relevante para los hombres que para las mujeres. De hecho, para ellos es la dificultad número uno a la que se enfrentan al analizar los desafíos de teletrabajar.

3. No tener un lugar cómodo donde poder trabajar: Si bien el trabajo remoto era una modalidad que ya se venía usando, según cifras del Ministerio del Trabajo, sólo un 2% de la población laboral la utilizaba, por lo tanto, a la mayoría nos pilló desprevenidos. De un día para otro tuvimos que confinarnos en nuestras casas, y si alguna vez pensamos que para teletrabajar bastaba con tener un computador, nos fuimos dando cuenta que se necesita mucho más, partiendo por un lugar físico tranquilo en el que pudiéramos estar sentados correctamente y un sinnúmero de otros detalles que jamás imaginamos. Si al principio fue atractivo contestar un par de mails acostados en la cama, con el paso de los días, la necesidad de trabajar cómodamente se fue haciendo imperante.

4. Apoyar a los hijos en las labores escolares al mismo tiempo: acá, un 67% de las mujeres dice tener que compatibilizar ambas acciones, mientras que un 47% de los hombres apoya en la labor escolar.

5. No tener rutinas claras que permitan tomar descansos

Hay conclusiones que se pueden desprender de este informe y de las cuales podemos sacar importantes lecciones a futuro. Éstas son:

- 1 de cada dos entrevistados declara que siente que trabaja más desde la casa que desde su lugar de trabajo presencial.

- A pesar de las complejidades del momento, aún así, impera una sensación de que el teletrabajo ha sido una buena experiencia. Según el Estudio sobre los efectos de Teletrabajo, la mitad de los encuestados se siente identificado con esta sensación de satisfacción, a pesar de las dificultades a las que se han enfrentado.

- Y por último, la mayoría de los encuestados proyecta que esta realidad durará más allá de la pandemia de coronavirus.

Sí, para muchas empresas y trabajadores la fórmula del trabajo a distancia funcionó, sin embargo, necesita mejoras sobre todo si creemos que se proyectará más allá de la crisis sanitaria. Lo primero que hay que tener en cuenta, dice la psicóloga Ximena Adonis y relatora de la OTEC Impulsa, es que todo lo que se ha hecho hasta ahora ha sido en base a prueba y error. Cuando la gente dice que tiene la sensación de que trabaja todo el día, no es producto de su imaginación, es una percepción cierta, explica Adonis, y se debe a que las empresas tampoco estaban preparadas para el teletrabajo y han tenido que resolver la metodología de un trabajo remoto sobre la marcha, lo que ha implicado muchas veces más trabajo para sus colaboradores.

Los jefes en esta nueva realidad a distancia tienen una gran responsabilidad, indica la psicóloga, que va más allá de procurar la simple capacitación en el ámbito técnico para adaptarse al cambio. Un buen líder de un equipo que funcione vía teletrabajo, debe saber entregar apoyo en el ámbito personal, psicológico, más aún en tiempos de pandemia. De hecho, uno de los puntos más relevantes que se destacan en el estudio de Mutual de Seguridad y Cadem, sobre el “Rol del nuevo líder en tiempos de pandemia” que buscaba conocer tanto la experiencia de ser jefe en esta nueva realidad como la de ser empleado-, establece que si bien el 40% de los trabajadores declara sentir una relación más cercana con su jefe en tiempos de teletrabajo, el aspecto más débil de las jefaturas, tanto antes como ahora, es la capacidad de dar apoyo emocional en tiempos de estrés.

Por otra parte, uno de los aspectos más positivos de esta experiencia, es que, en términos generales, quienes están realizando trabajo remoto sienten una mayor autonomía para realizar sus labores.

Ximena Adonis entrega un pequeño consejo para los que teletrabajan ahora y quienes lo sigan haciendo a futuro: “el teletrabajo requiere autodisciplina y algunos no la tienen y eso es difícil. Yo les recomiendo tener rutinas estructuradas pero flexibles, es decir, tener claro qué tengo que hacer en el día, hacer mi check list de labores, puedo pensar más o menos cómo sería un posible horario, no obstante, si no logro el orden deseado hay que ser flexibles y adaptarse a los cambios”.

Además, dice que no hay que olvidar que cuando uno trabaja presencialmente hace pausas y con el trabajo desde la casa la gente debe hacer lo mismo. Su recomendación es trabajar una o dos horas y parar a tomar un café o ir a meter la ropa a la lavadora, por ejemplo, para luego volver a trabajar.

Comenta