Metaverso y tecnología: cómo está cambiando el mundo que conocíamos

Este 2022 será relevante para sentar las bases del nuevo ecosistema digital que recreará el mundo como si fuera idéntico al nuestro. Carlos Hinrichsen, decano de la Facultad de Diseño Digital e Industrias Creativas de la U. San Sebastián, comparte su análisis sobre el avance de las nuevas tecnologías y sus oportunidades.




Falta muy poco para que podamos comprar zapatillas usando realidad aumentada. Lo que hace unos años sonaba a una escena de una película de ciencia ficción, hoy se vuelve una realidad tangible. Nike, la conocida marca dedicada al diseño, desarrollo y fabricación de equipamiento deportivo, hizo oficial la compra de la empresa RTFKT, conocida por crear productos digitales para el denominado metaverso, que es el nuevo lugar de experiencias digitales conectadas con la física, para algunos la puerta de entrada a la realidad extendida.

La transformación digital -que se ha acelerado por la pandemia- ha desafiado a las comunidades de innovación a prepararse para una vida donde habrá que estar presente en lo virtual. Según la empresa Meta (ex Facebook) de Mark Zuckemberg todas las iniciativas tendrán cabida en este mundo con nuevas experiencias sociales significativas para los usuarios de Internet.

Un avance que Carlos Hinrichsen, decano de la Facultad de Diseño Digital e Industrias Creativas de la Universidad San Sebastián (USS), dice que escapa de todo límite, siendo la gigante Meta uno de los tantos mundos que estarán disponibles y cambiarán la vida que conocemos. De a poco hará que incluso las naciones deban regular el tema, como ocurrió en Barbados, un pequeño país caribeño que reconoció al Metaverso como territorio soberano, creando a la vez la primera embajada digital de la historia en el sitio web especializado Decentraland.org.

En este país se podrá comprar terrenos o diseñar instituciones virtuales en los metaversos. Además, ofrecerá servicios como las “e-visas” y crear un teletransportador para que los usuarios muevan sus avatares entre los distintos mundos digitales. El embajador de Barbados en los Emiratos Árabes Unidos, Gabriel Abed, comentó al sitio CoinDesk que el gobierno se expandirá en los metaversos, comprará y edificará estructuras digitales.

“Eso ya es evidencia súper potente de que se está creando un nuevo territorio”, asegura el decano Hinrichsen, quien agrega que las empresas son las principales interesadas al explorar posibilidades de desarrollo en esta realidad aumentada. Los analistas ya hablan del valor que va a generar esta nueva Internet en términos de las posibilidades de ampliar profesiones y oportunidades de desarrollo profesional.

“Se está abriendo un universo increíble, donde las experiencias de compra, de vida, de relaciones sociales, llegarán tarde o temprano al metaverso, que se convertirá en una red de muchos mundos virtuales conectados, en los que el trabajo interconectado va a ser muy potente”, dice el académico.

Carlos Hinrichsen, decano de la Facultad de Diseño Digital e Industrias Creativas de la Universidad San Sebastián (USS).

Vida real y vida virtual

Si en el universo Meta han mostrado videojuegos en primera persona, la inmersión a este mundo traerá opciones de teletrabajo, turismo, educación, salud, conciertos, además de otros rubros con un potencial gigante que -en vista de Hinrichsen- aún es difícil de dimensionar. Zuckerberg ha mencionado en varias entrevistas que necesitan cinco años para transitar de una red social a una empresa para metaverso. Un ejemplo: la compañía estadounidense Ray-Ban lanzó los Ray-Ban Stories, anteojos inteligentes desarrollados junto a Meta que permitirán capturar este mundo.

Algunos expertos dicen que la pandemia aceleró la transformación digital 15 veces, otros que superó con creces hasta 35 veces más rápido de lo que se esperaba. “Todos están trabajando para entender que definitivamente las reglas de juego cambiaron y que esto es un fenómeno que vino a modificar el entorno en el cual nosotros vivimos, trabajamos e interactuamos”, grafica, “aunque parezca que es un mundo o una realidad por venir, ya lentamente la estamos viviendo, y en el metaverso, podremos a futuro realizar actividades tan cotidianas como asistir a un concierto, viajar, probarnos ropa, ir a cine”, complementa Carlos Hinrichsen.

El metaverso se suma a otros fenómenos emergentes que tienen que ver con esta integración de lo digital a la vida real, por ejemplo, las criptomonedas. A mediados de 2021, en El Salvador se aprobó oficialmente el uso del Bitcoin como una moneda legal de pago, una revolución impensada dentro de la integración de tecnología.

La educación en el metaverso

La educación tampoco quedará fuera, luego que por la pandemia más de 2 mil millones de estudiantes de todo el mundo, pertenecientes a instituciones de colegios y educación superior, tuvieron que adaptarse de las clases presenciales a digitales con diversos grados de éxito, presentando una serie de plataformas que estaban disponibles, y que para la comunidad escolar eran invisibles, generando otras capas de conocimiento y participación.

Hinrichsen cree que la tecnología es fundamental en este proceso de transición que se vivirá cuando la gente pueda elegir su metaverso, siendo la educación el actor importante para aprender a utilizar las plataformas virtuales enfocadas a realidad virtual y metaverso, siendo la esencia para la enseñanza moderna. “Cualquier persona con acceso a internet puede hacer uso de estas plataformas y así adquirir conocimientos”, grafica.

La llegada del 5G a Chile

El arribo de la tecnología de telecomunicaciones móviles de quinta generación a nuestro país este 2022 colinda con la posibilidad de innovar en la realidad virtual gracias a la baja latencia; es decir, permitir tomar acciones sin retraso que se manifiesten al mismo tiempo al otro lado de la pantalla.

No sería extraño escuchar en el mediano plazo cirugías hechas por profesionales en Nueva York a través del Metaverso, con una parte del pabellón de cirugía en lugares extremos con acceso a internet. Donde el equipo médico podrá guiar sus decisiones de la cirugía en curso usando realidad mixta o extendida. Así, la cobertura del 5G beneficia a la realidad virtual, más allá de la velocidad, con la presencia de micro antenas, que permiten pensar en una cobertura amplia que apoya al proceso de digitalización, generando procesos de innovación para enfrentar la falta de acceso a internet en diversos sectores rurales.

El decano Hinrichsen toma como ejemplo a Corea del Sur, en 2019 fue el primer país del mundo en contar con una red 5G a gran escala con cobertura en todo el país. Expertos y analistas estiman que con esta implementación se crearán 600.000 nuevos empleos de calidad para 2026 gracias a las tecnologías móviles de quinta generación, y que Corea lograrán importantes ventajas competitivas para su desarrollo productivo e impacto social. Lo anterior permitirán conectar a personas con distintos tipos de dispositivos, aparatos y vehículos. La implementación de la tecnología 5G será un facilitador para Internet de las Cosas Iot, clave para la implementación de ciudades inteligentes, para hospitales que necesitan conexiones en tiempo real para sus procedimientos. Chile, al ser un referente en la región, podríamos seguir un camino equivalente. “Nuestro país tiene esa particularidad de ser referente regional, al ser considerado una nación laboratorio, por lo que podríamos innovar en dicho ámbito”, afirma el académico.

Ventas online

El decano Hinrichsen considera que las ventas online también serán relevantes en el metaverso. El sitio Bloomberg Intelligence prevé que la oportunidad de mercado que originará el Metaverso alcanzará los 800 mil millones de dólares para 2024. En el caso del mercado de la venta digital, el académico ve avances como el de NDE LLC, una de las principales empresas de realidad aumentada del mundo, que desarrolló un espejo inteligente que ofrece pruebas digitales instantáneas de ropa, aplicación que ya ha sido emulada por grandes como Google o Amazon, siendo esta última la creadora de Stylenap, el equivalente al Shazam de ropa, que permite al sacarle foto a una prenda saber exactamente en qué tienda está y cuánto vale.

Con la presencia de los refrigeradores inteligentes, los electrodomésticos también tendrán cabida, al recomendar comer lo que necesita un usuario, haciendo seguimientos del patrón de comportamiento de las familias, hasta sugerir cuáles son las recetas para que la familia tenga una vida más saludable. La vida cotidiana estará mediada aún más por la tecnología, y la innovación hecha en Chile podría aportar para este camino.

Hinrichsen toma los casos emblemáticos de los startups unicornios como Cornershop o NotCo, las que trabajan con inteligencia artificial, big data y algoritmos, siendo ejemplos de la toma de oportunidades para este nuevo período en la historia. “Si bien la realidad virtual será un negocio, también hay que pensar que puede ser útil para los diferentes desafíos globales que estamos enfrentando. El más importante negocio debe tener una base social con impulso tecnológico, con innovaciones que tienen ese propósito, siendo esa la manera para contribuir al desarrollo del país”, concluye.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.