Definitivamente estos lanzamientos no son como los que te contamos habitualmente...

Se trata de una tradición del 4 de julio en Alaska, donde la diversión es lanzar autos por un acantilado. Advertencia: esta nota no es recomendable para los amantes de los clásicos.




El sábado pasado Estados Unidos celebró un nuevo Día de la Independencia, y aquí en MT Motores hicimos un repaso de algunos de los modelos más emblemáticos de ese mercado (ver nota), que, por uno u otro motivo se convirtieron en íconos de la industria. Pero en Alaska tienen una manera mucho más singular de festejar: lo hacen lanzando autos viejos por un barranco.

Podrás estar de acuerdo o no, pero esta ‘celebración’ ya es una tradición en ese estado limítrofe con Canadá. Desde un acantilado en Glacier View que tiene 90 metros de caída, simplemente se dejan caer viejas glorias ante el conteo de la gente que se reúne tal y como si se tratara del conteo de Año Nuevo.

Alaska ya había hecho noticia en junio cuando se retiró el autobús mágico llevado al cine en la película Into the Wild, ahora lo hace por destruir autos antiguos...

Comenta