El nuevo BMW M2 le bajará el telón a los M sin electrificación

Será el último M con combustión interna pura, así lo confirmó el CEO de la división deportiva.




Los 50 años de BMW Motorsport, la mítica y deportiva letra M, se ha traducido en varias novedades, entre ellas, el M4 CSL, el M3 Touring y el polémico XM. Y aun hay más, pues Frank van Meel, máximo responsable de la división deportiva de BMW, confirmó que el nuevo M2 será el último M puro y duro.

“El BMW M2 con su motor de seis cilindros en línea e impulsión trasera definitivamente será una máquina de conducción pura. Veremos una creciente electrificación en otros vehículos, por supuesto de diferentes formas, comenzando con el sistema eléctrico de 48 voltios e híbridos enchufables hasta totalmente eléctricos. Visto de esta forma, el M2 será el último M con motor puramente de combustión y también sin electrificación”, afirmó el alto ejecutivo en una entrevista para Bimmer Today.

Esta declaración es radical, pues significa que todos los BMW M serán electrificados desde ahora en adelante, siendo este M2 el último en tener un motor a combustión. Se tratará de un motor de 6 cilindros en línea, con tres litros de cubicaje y sobrealimentado gracias al turbocompresor. Su potencia se estima que alcance los 410 Hp, incluso se rumorea que podría llegar a ser más con una versión más potente.

En temas estéticos podemos apreciar similitudes de los modelos más recientes como el BMW M3 y M4, gracias a la forma de los ópticos y los tubos de escape cuádruples. En tanto el interior, se espera que adopte rasgos de diseño del último Serie 2 Coupé como su grupo de instrumentos y la pantalla de sistema de información y entretenimiento.

¿Contará con caja mecánica? Esa es la gran duda que la marca aún no ha resuelto, puesto que el último M2 disponía de ambas y era a criterio del cliente cuál elegía.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Recientemente, un conjunto de normas abrió la puerta a las mujeres que deseen dedicarse al boxeo, ya que desde la revolución de Fidel Castro, estaba prohibido que participaran en torneos.