Elon Musk da su brazo a torcer y fabricará ventiladores para los hospitales de EE.UU.

Después de varios dimes y diretes a través de Twitter, el dueño de Tesla aceptó cerrar algunas de sus fábricas y reconvertirlas para fabricar ventiladores para ayudar a afrontar la pandemia del Covid-19 en el país norteamericano que ya cuenta con más de 10 mil contagiados.


Después de que la OMS decretara que al Covid-19 como una pandemia, muchas han sido las declaraciones desafortunadas de líderes de países y conocidos rostros de la industria.

Así, mientras firmas como Ford y General Motors reconvierten sus fábricas en Estados Unidos para fabricar respiradores artificiales, el multimillonario fundador de Tesla y Space-X, Elon Musk, eligió Twitter para declarar que “El pánico por el coronavirus es tonto”, desatando una ola de críticas tanto de la industria automotriz como de los fabricantes en general.

Días antes, Musk también había señalado en su cuenta de Twitter que “El pánico es más peligroso y causará más daño que el propio virus”.

Ante las críticas, pero sin retractarse de sus dichos, el magnate finalmente accedió a la petición de su gobierno de comenzar la fabricación de respiradores para completar un total de 30.000, ya que a la fecha solo se cuenta con seis mil unidades, en un país donde los contagiados ya superan los 10 mil.

Así, en su última comunicación por la red del pajarito, el dueño de Tesla, respondió a la usuaria @justpaulinelol con noticias acerca de los ventiladores, señalando que “esperamos tener más de 1.200 para distribuir esta semana. Hacer que se entreguen, instalen y empiecen a funcionar es la parte más difícil”, aseguró.

Durante la crisis que ha generado el Covid-19 a nivel estadounidense, Tesla fue una de las últimas firmas en bajar temporalmente sus cortinas, ya que recién el jueves pasado señalaron que cerrarían sus plantas en California y Nueva York, mientras que las otras seguirán abiertas para asegurar la entrega de sus Tesla a quienes hayan adquirido un vehículo recientemente.

Además, el magnate de los autos eléctricos ya ha comenzado con donaciones directas de mascarillas N95 y cascos PAPR a distintas entidades que se lo han solicitado a través de las redes sociales.

Al parecer, en este caso, la mala prensa no le ha gustado mucho a Elon Musk.

Comenta