Crisis venezolana expone el mercado ilegal de remedios

Un hombre vende remedios en la ciudad colombiana de Cúcuta, cerca del paso fronterizo con Venezuela.

Miles de personas cruzan a diario la frontera hacia Colombia en busca de fármacos a bajos precios.


De los 35.000 cruces diarios desde Venezuela a la ciudad colombiana de Cúcuta, emplazada en la frontera, 1.700 viajes se realizan con el único fin de comprar medicamentos, según cifras del Instituto Departamental de Salud de Norte de Santander, en Colombia.

La escasez de medicamentos y alimentos es el principal objetivo de la ayuda humanitaria que Estados Unidos envió la semana pasada a Cúcuta, y que está a la espera de poder ser ingresada a Venezuela, tras la negativa del régimen de Nicolás Maduro de permitir su ingreso. De todos modos, el Presidente encargado Juan Guaidó anunció ayer la entrega del primer cargamento de insumos de la ayuda humanitaria a la Asociación de Centros de Salud.

Según cifras oficiales de la Federación Farmacéutica Venezolana, la escasez de medicamentos ronda el 85%, lo que complica principalmente a quienes sufren de enfermedades crónicas.

Ante esta situación han surgido vendedores informales de medicamentos que se instalan en el puente internacional Simón Bolívar, que conecta Venezuela y Colombia. Los remedios que más se pueden encontrar son acetaminofén, loratadina, omeprazol, ibuprofeno, pastillas anticonceptivas y viagra, a precios considerablemente menores a los de las farmacias. Según France Presse, unas 30 pastillas de acetaminofén (analgésicos) se pueden comprar por 60 centavos de dólar, mientras que 20 tabletas del mismo remedio, cuestan US$ 3,8 en las farmacias colombianas. Sin embargo, aquello expone un mercado sin control que puede generar fatales consecuencias en quienes compran. Un medicamento falso o adulterado puede causar ataques al corazón, lesiones hepáticas, fallas renales, embolismos pulmonares e incluso la muerte, según advirtió el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos de Colombia. El exministro colombiano de Salud, Alejandro Gaviria, dijo a AFP que hay mafias que se dedican a falsificar remedios.

La escasez de medicamentos en Venezuela se hace evidente ante las propias cifras de producción, que cayeron en un 70%, según la Cámara de la Industria Farmacéutica (Cifar). La entidad informó que en 2014 los laboratorios producían cerca de 714 millones de unidades de fármacos, y tres años después solo 200 millones de unidades.

Así, el presidente de la Cifar, Tito López, explicó a El Universal que la merma en la producción se debe a la falta de divisas para la compra de materia prima, y también por la pérdida de profesionales que han salido del país. El diputado opositor venezolano, José Manuel Olivares, encargado de gestionar y coordinar la ayuda humanitaria para Venezuela, clarifica la situación de los medicamentos en su país. Olivares señala a La Tercera que existe un 98% de escasez en medicamentos neurológicos para Parkinson, Alzheimer y convulsiones; un 72% en antibióticos, y 48% en analgésicos. Además, asegura que a nivel nacional el 68% de los quirófanos no funciona para procedimientos.

Seguir leyendo